Crisis Corner

¿Te has encontrado en una crisis repentina?

¿O simplemente te encuentras desanimada, llorando mucho y simplemente deprimida? Esperamos que esta sección le enseñe cómo ser guiada por las "aguas tranquilas" donde el Señor puede "restaurar su alma".

 

Tómese un minuto para ESCUCHAR ☊ Sus promesas para ayudarla a calmarse si está en una crisis.

Promesas en una crisis

Lea lo siguiente:

"...Pero una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante..." Filipenses 3:13

"Cuando te acuestes no tendrás temor, Sí, te acostarás y será dulce tu sueño". Proverbios 3:24.

" En lugares de verdes pastos me hace descansar; Junto a aguas de reposo me conduce. Él restaura mi alma". Salmo 23:2-3

Aunque intentaron el mal contra Ti, y fraguaron una conspiración, no prevalecerán, pues Tú los pondrás en fuga. ¡para siempre borraste su memoria! Y hasta su recuerdo se ha desvanecido. Un poco más y no existirá el impío; buscarás con cuidado su lugar, pero él no estará allí. Pero los humildes poseerán la tierra y se deleitarán en abundante prosperidad. Del Salmos 21:11-12; 9:5-6 y 37:10-11

Alégrense siempre en el Señor. Insisto: ¡Alégrense! Que su amabilidad sea evidente a todos. El Señor está cerca. No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús. Filipenses 4:4-7

"Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio. Pongan en práctica lo que de mí han aprendido, recibido y oído, y lo que han visto en mí, y el Dios de paz estará con ustedes". Filipenses 4:8-9

"El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia". Juan 10:10

"Así será Mi palabra que sale de Mi boca, no volverá a Mí vacía sin haber realizado lo que deseo, y logrado el propósito para el cual la envié". Isaías 55:11.

"Ustedes no han pasado por ninguna prueba que no sea humanamente soportable. Y pueden ustedes confiar en Dios, que no los dejará sufrir pruebas más duras de lo que pueden soportar. Por el contrario, cuando llegue la prueba, Dios les dará también la manera de salir de ella, para que puedan soportarla". 1 Corintios 10:13.

“I am the resurrection and the life. He who believes in Me will live..." John 11:25

"Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá ... "Juan 11:25

Entren por sus puertas con acción de gracias; vengan a sus atrios con himnos de alabanza; denle gracias, alaben su nombre". Salmo 100:4

"Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado... " Dispones ante mí un banquete en presencia de mis enemigos. Has ungido con perfume mi cabeza; has llenado mi copa a rebosar. La bondad y el amor me seguirán todos los días de mi vida; y en la casa del Señor habitaré para siempre". Salmo 23:3-6

 

La primera pregunta es:

¿Usualmente a quién suele correr cuando llega una crisis? ¿El teléfono, internet, para obtener ayuda o ánimo de un amigo o familiar?

Si NO ha ido primero al SEÑOR, ENTONCES DETENGASE AHORA MISMO y quédese a solas con Él. Clame a Él y arrepiéntase de que Él NO sea el primero en su vida. Comprométase con Él a NO hablar con nadie ANTES de hablar con Él PRIMERO. Recuerde, Éxodo 20:3 dice: "No tendrás dioses ajenos delante de mí".

Una "crisis repentina" es del enemigo

Después de que te arrepientas y te comprometas a ir PRIMERO al Señor, a continuación, debes entender DE DÓNDE viene una crisis repentina.

Cuando, una crisis golpea de repente es algo que el diablo ha provocado para ROBAR su PAZ. “Sean de espíritu sobrio, estén alerta. Su adversario, el diablo, anda al acecho como león rugiente, buscando a quién devorar. Pero RESÍSTANLO firmes en la fe, sabiendo que las mismas experiencias de sufrimiento se van cumpliendo en sus hermanos[b] en todo el mundo. Y después de que hayan sufrido un poco de tiempo, el Dios de toda gracia, que los llamó a Su gloria eterna en Cristo, Él mismo los perfeccionará, afirmará, fortalecerá, y establecerá. "—1 Pedro 5:8-10

Puede ver que si RESISTE al enemigo porque estás firme en tu fe, porque corres al SEÑOR PRIMERO, entonces el enemigo no puede echarla por un precipicio, de nuevo. ¡¿¡¿Cuántas veces ha tenido éxito en destruirla una y otra vez, todo porque fue capaz de crear una crisis que la hizo correr hacia alguien que no era el Señor, y todo salió horrible?!?! 

Es su fe en Dios, no la fe en usted misma, ni la fe en su amiga, ni la fe en su pastor, ni la fe en su esposo o novio, ni la fe en sus circunstancias, sino FE EN DIOS, lo que le impedirá hacer algo que lamentará. Recuerde este versículo la próxima vez que corra para hacer algo para remediar la crisis que levanta el enemigo, "y el que se apresura con los pies, peca” (Proverbios 19:2).

Cuando una crisis golpea, ahora que sabe DE DÓNDE viene la crisis: NO SE MUEVA,

NO LLAME o HABLE CON NADIE y NUNCA TOME NINGUNA DECISIÓN hasta que esté tranquila y NO haya EMOCIONES unidas al evento.

¿Cómo?

¿Cómo puede no haber emociones unidas a éste?

Vaya a su armario de oración (cualquier lugar que esté tranquilo, donde pueda estar sola: un baño o retrete, su automóvil, un armario, su habitación u oficina). Establezca un "armario de oración" en el hogar y en el trabajo, luego vaya y ore hasta que la sensación de ansiedad que está experimentando haya desaparecido, y en cambio, usted esté desbordando de SU paz.

Y cuando digo orar, me refiero simplemente a hablar con Dios tal como hablaría conmigo o con su amiga y le contaría todo. Luego siéntese en silencio y trate de ESCUCHAR lo que dice. Puede comenzar a hacerle una pregunta, luego ESPERE ESCUCHARLO.

"Mis ovejas oyen mi voz; yo las conozco y ellas me siguen" —Juan 10:27

"Tus oídos lo escucharán. Detrás de ti, una voz dirá: «Este es el camino por el que debes ir», ya sea a la derecha o a la izquierda." —Isaías 30:21

"Reconócelo en todos tus caminos, Y Él enderezará tus sendas" —Proverbios 3:6

"Reconocer al Señor" significa darse cuenta de que Él está allí contigo para ayudarte, brindarte paz y guiarte para saber qué hacer. ¡Lo principal es no hacer NADA si NO estás absolutamente segura de que es lo correcto! Actuar demasiado rápido seguramente causará MÁS daño y MÁS daño que la crisis o ataque inicial. ¡Y muy a menudo descubrirás que cuando esperas, la situación se resuelve sola!

Permítanme compartir un ejemplo de moverse demasiado rápido durante una crisis:

Cuando mis hijos eran muy pequeños, mi madre y yo descubrimos MARCAS GRANDES, GRUESAS, NEGRAS  garabateadas en todo el frente de una cómoda antigua muy costosa y de profundo valor sentimental (mis padres la compraron en su luna de miel mientras conducían de Nueva York a Hollywood en la década de 1930).

Cuando lo vi, instantáneamente bajé corriendo las escaleras, orando por el camino para que el Señor me ayudara a saber qué hacer. Cuando llegué a mi gabinete de limpieza, sentí que el Señor me decía que trajera limpiacristales; sin embargo, cuando llegué a mi habitación con el limpiador de ventanas, ¡mi madre ya había eliminado uno de los círculos con QUITAESMALTE! Sí, funcionó para quitar el marcador, pero también dejó un ENORME círculo blanco en la madera (una marca que está allí hasta la fecha, más de 25 años después). Rocié el limpiacristales sobre el garabato de la marca restante y lo limpié, ¡todo sin dejar rastro del incidente! Aunque es triste que esta pieza esté dañada para siempre, la uso como un recordatorio de este principio. ¡Cada vez que veo esta cómoda, el Señor continúa recordándome las consecuencias de reaccionar a toda prisa!

Su enfoque en su Viaje de Restauración tiene que ser sobre aprender a SOPORTAR las tormentas de su vida como una verdadera y madura creyente. Proverbios 3:25-26 nos dice: “No temerás ningún desastre repentino, ni la desgracia que sobreviene a los impíos. Porque el Señor estará siempre a tu lado y te librará de caer en la trampa”. Dios nos dice en el Salmo 55:22 que: “Echa sobre el Señor tu carga, y Él te sustentará; Él nunca permitirá que el justo sea sacudido". 

Yendo delante de ti

Descubrí que cuando era fiel estando cerca del Señor, Él siempre me PREPARABA para lo que SABÍA que estaba por suceder. Ocurre incluso ahora más de dos décadas después. Nunca me sorprende nada de lo que pasa. Estoy sorprendida, sí, pero de inmediato Él me recordará lo que me dijo o me mostró con ANTELACIÓN. No dice exactamente qué, pero sé que algo viene. A menudo es cómo entender que el viento precede a una tormenta eléctrica, por lo que cuando la lluvia cae REPENTINAMENTE, estoy lista con mi paraguas espiritual abierto.

Aquí hay un testimonio cuando comencé a darme cuenta de que el Señor me prepararía para lo que estaba por venir.

Esto fue muy cerca del final de la prueba con mi matrimonio, una tarde me encontré sentada en el piso de un vestidor en una tienda por departamentos, muy cerca de tener lágrimas. ¡No fue nada importante lo que sucedió, fue que durante todo el día tuve una "mini" prueba tras otra! Cosas que simplemente eran desconcertantes: ¡todo iba mal! Entonces supe que necesitaba encontrar un "armario de oración" y cuando le pregunté al Señor, dirigió mi mirada a un vestidor en la tienda. Fue allí donde encontré mi PAZ nuevamente y mientras oraba, el Señor "dirigió mis caminos" de una manera milagrosa, lejos de una CRISIS que estaba a punto de golpear de repente.

Cuando me sentí abrumada, envié a la mayoría de mis hijos por una puerta en particular con mi madre (diciendo que tenía algo que probar), así que solo tenía a mi hijo mayor a mi lado. Casi audiblemente, escuché al Señor decir "¡gira a la derecha!" Instintivamente agarré el hombro de mi hijo y lo gire a la derecha, por un pasillo. ¡Lo que estaba justo delante era mi esposo y la OM, de quien había protegido a los niños durante meses (no sabían nada de ella)! Si no hubiera tenido esta serie de pruebas, que instintivamente me llevaron a mi armario de oración para poder "estar quieta" ante el Señor, no habría sido capaz de discernir la "voz" quieta y muy pequeña del Señor. ¡El Señor había sido fiel, una vez más, para proteger a mis hijos de cualquier conocimiento o exposición a esta persona en compañía de mi esposo (su padre)! Y en el momento exacto en que me di vuelta, ¡Pude indicarle a mi esposo que mi hijo estaba allí y él rápidamente se alejó por una salida opuesta! Esto también fue milagroso y enfureció a la OM que había estado rogando por conocer a sus hijos.

Recuerda, "Tus oídos lo escucharán. Detrás de ti, una voz dirá: «Este es el camino por el que debes ir», ya sea a la derecha o a la izquierda." —Isaías 30:21 cuando encuentre su PAZ y vaya a ÉL primero.

Aquí hay otro ejemplo de cómo el Señor usará "mini" pruebas para prepararnos para una crisis mayor que el enemigo quiere provocar REPENTINAMENTE con el objetivo de que se lance por un acantilado.

Una tarde, mis hijos y yo regresábamos de una zona rural a las afueras de nuestra ciudad. El auto comenzó a despedir chispas y disminuir la velocidad. Inmediatamente, les dije a los niños que oraran y todos oramos en voz alta. Esto mantuvo el auto en marcha, pero a la velocidad de lo que podíamos  caminar. Entonces comenzamos a cantar "canciones de alabanza". El automóvil se aceleró al instante, pero si dejábamos de cantar, también lo hacía el automóvil. Durante casi una HORA cantamos alabanzas al Señor sin parar, las que finalmente nos trajeron a casa. Los niños estaban agotados (porque los hice cantar en voz alta, jajaja) y se dirigieron directamente hacia las escaleras para prepararse e ir a la cama, cuando de repente llamaron a la puerta.

Cuando abrí, estaba el sheriff quien me preguntó si era Erin Thiele. Cuando respondí "sí", extendió la mano con papeles y dijo: "Usted está siendo demandada por divorcio... Por favor firme aquí". Mis rodillas se sentían débiles, pero mi espíritu estaba lleno de fuerza y ​​paz al cantar música de alabanza para guiarnos a casa. Y aún más importante, mis hijos NO estaban allí para presenciar esta experiencia aterradora. ¡Los niños siempre abrían nuestra puerta! Si Él no hubiera estado allí para guiarnos con esta prueba previa, ¡habrían quedado atrapados en el fuego cruzado!

Si me hubiera detenido para pedir ayuda por nuestro automóvil, Dios no habría completado Su plan perfecto para lo que SABÍA que estaba por venir. Este es el punto principal: ¿QUIÉN sino es el SEÑOR sabe lo que está por venir? ¡Es por eso que es TONTO hablar con alguien más o escuchar a alguien más cuando el SEÑOR sabe lo que está por suceder! Él sabe lo que está sucediendo (así que no escuche los rumores que generalmente son, si no siempre, del enemigo para aterrorizarla, para que haga algo estúpido).

El Señor también ha usado la enfermedad más de una vez, especialmente la enfermedad de mis hijos, para hacerme "estar quieta" o "reposar en las aguas tranquilas" después de un ataque mayor, para CURAR. Esto significa, no frustrar (evitar cumplir un propósito) los tiempos de crisis, sino alabar al Señor. Si permaneces fiel a Él, como Su novia, Él te será fiel y una forma será enseñarte "Sus caminos". Isaías 55:8 dice: «Porque Mis pensamientos no son los pensamientos de ustedes, Ni sus caminos son Mis caminos”, declara el Señor». ¡APRENDA Sus caminos y caminará ilesa a través de las situaciones!

"He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará" —Lucas 10:19

 

MANANTIALES EN EL DESIERTO

366 LECTURAS
DEVOCIONALES DIARIAS

Por L.  B. COWMAN

Febrero 1

Esta cosa procede de mí. (1 Reyes 12:24)

Los contratiempos de la vida son los mandatos ocultos del amor." CA Fox
Hijo mío, hoy tengo un mensaje para ti, permíteme que lo susurre a tu oído para que pueda adornar con gloria las nubes de cualquier tormenta que pueda levantarse y suavizar los lugares abruptos que tengas que pisar. Es muy corto, consiste solamente en cinco palabras, pero deja que se introduzcan en el fondo de tu alma; úsalas como almohada para que descanse tu cabeza fatigada. "Esta cosa procede de mí." 

¿Has pensado alguna vez que todo lo que a tí te afecta me afecta a Mi también? Porque "el que os toca, toca la niña de mi ojo" (Zaca. 2:8). Tú eres de gran estima a Mis ojos. (Isaías 43:4.) Por tanto, Mi gozo especial es el educarte. 

Quiero que aprenda que cuando las tentaciones la asaltan y el "enemigo aparece como una inundación," (Isaías  59:19) que "esta cosa procede de Mí", que tu debilidad necesita Mi poder, y tu salvación está en dejarme que luche en tu lugar. 

¿Te encuentras en circunstancias difíciles, rodeada de personas que no la comprenden, que nunca le piden su parecer, que la colocan en el último lugar? Esta cosa procede de Mí. Yo soy el Dios de las circunstancias. Tú no estás en ese lugar por casualidad, es el lugar que Dios quiso para tí. 

¿No ha me ha pedido ser humilde? Entonces vea que yo la he colocado precisamente en la escuela donde se enseña esa lección.  Las circunstancias y las personas a su alrededor solamente están siendo utilizados para cumplir Mi voluntad. 

¿Se encuentra con dificultades de dinero? Esto proviene, de Mi, porque Yo soy el portador de tu bolsa y tú dependes de Mi. Mis provisiones no tienen límites (Filip. 4:19). Quiero probarte mis promesas. No permitas que se diga acerca de tí "En esta cosa no creíste en el Señor tu Dios" (Deut. 1:32). 

¿Estás atravesando una noche de tribulación? Esta cosa procede de Mi. Yo soy el Varón de Dolores y estoy familiarizado con la aflicción. He permitido que fracasen los consuelos terrenales para que volviéndote a Mí puedas obtener un consuelo eterno (2 Tesalonicenses 2:16,17). ¿Has anhelado hacer algún gran trabajo para Mi, y en vez de esto se ha visto obligada a guardar cama y sufrir grandemente? Esta cosa procede de Mi. No pude llamar tu atención cuando estabas tan ocupada con tus quehaceres, y yo deseo enseñarte mis lecciones más profundas. "También sirven aquellos que solamente permanecen de pie y esperan." Algunos de mis mejores trabajadores son los que se encuentran parados en el servicio activo, para que puedan aprender a empuñar el arma de toda oración.

Hoy coloco en tu mano esta vasija de aceite bendito. Utilízala libremente, hijo mío. Unge con este aceite todas las circunstancias que se te presenten. cualquier palabra que te hiera, cualquier interrupción que te impaciente, cualquier revelación de tus debilidades. El aguijón desaparecerá a medida que aprendas a verme en todas las cosas.-

Laura A. Barter Snow

“Esto es de Mí parte”, dijo el Salvador,
mientras se inclinaba Él besó mi frente,
“Aquel que te ama así lo ha mandado.
Solo descansa en Mí, sé paciente ahora.
Tu Padre sabe que necesitas esto.
Sin embargo, ¿por qué tal vez no puedes ver?
No te aflijas por las cosas que pareces haber perdido.
Lo que envío es lo mejor para ti ".

Luego, mirando a través de mis lágrimas, suplico:
"Querido Señor, perdona, no lo sabía,
no será difícil ya que Tu caminas por,
Cada camino delante de mí aquí abajo".
Y esto deber ser para mi bien,
Tu gracia es suficiente para cada prueba.
Así que todavía cantaré, "Cualquiera que sea
el camino de Dios para mí, siempre es lo mejor".

 

No crea lo que PIENSA que vió
o lo que escuchó

¡Por lo general, lo que le han dicho o lo que cree que ha "visto" es en parte O completamente una mentira! Juan 8:32 dice  "... y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres".

Déjeme darle una ilustración increíble: una noche durante mi Viaje de Restauración, conducía a casa con mi madre y mis cuatro hijos pequeños en el asiento trasero. De repente vi saliendo de nuestra calle (que era un callejón sin salida) el auto de la OM  con mi esposo conduciendo y la mujer adúltera sentada junto a él. ¡Mi madre me miró horrorizada!

¡Mis palmas comenzaron a sudar y mi corazón latía fuera de mi pecho! Doblé la calle solo para ver el auto de mi esposo estacionado frente a la casa y cuando entramos allí estaba mi esposo, sentado dentro de nuestra casa, esperando pacientemente a que llegáramos a casa.

¿Qué había visto entonces? No lo sé. Nunca lo sabré. ¡Pero mi madre y yo AMBAS lo vimos, no solo yo! Creo que el Señor me estaba enseñando a nunca creer todo lo que "pienso" que veo. ¡Y sobre todo nunca creer algo que alguien más dice que vió!

Cambiada en un INSTANTE!

E incluso cuando realmente VES algo: ¡Dios puede cambiar TODO en un INSTANTE! Simplemente clame a Aquel que puede calmar los mares y evitar que se ahogue: 

"Y Él les contestó*: «¿Por qué tienen miedo, hombres de poca fe?». Entonces Jesús se levantó, reprendió a los vientos y al mar, y sobrevino una gran calma. 

"Al instante Jesús, extendiendo la mano, lo sostuvo y le dijo*: «Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?»." Mateo 8:2614:31

Cuando las cosas comenzaron a ponerse "difíciles" a lo largo de mi viaje de restauración de dos años, el Señor me exhortó a "agarrar el borde de Mi manto". La forma en que traté de "agarrar el borde" fue acercándome mucho a Él, permaneciendo en la Palabra, pasando mucho más tiempo tranquila con Él y tratando de escucharlo más. También me retiré de mi iglesia y de cualquier compromiso que pudiera. Sabía que para terminar mi Viaje de Restauración necesitaba mantenerme en silencio, para que no me sorprendiera el "miedo repentino". “No temerás el pavor repentino, ni el ataque de los impíos cuando venga, porque el Señor será tu confianza, y guardará tu pie de ser apresado” Proverbios 3:25-26.

Lo que descubrí fue que había aguas turbulentas por delante y eso significaba que mi vida tenía que estar TRANQUILA por un tiempo para poder terminar el rumbo que Él me estableció para viajar. Me advirtió dándome este versículo:  “Cuando pases por aguas profundas, yo estaré contigo. Cuando pases por ríos de dificultad, no te ahogarás. Cuando pases por el fuego de la opresión, no te quemarás; las llamas no te consumirán” (Isaías 43:2). ¡Confía en mí, había MUCHAS aguas turbulentas y aterradoras, pero logré atravesarlas todas al permanecer cerca del Señor y tú también!

“Y le rogaban que les dejara tocar siquiera el borde de Su manto; y todos los que lo tocaban quedaban curados.” Mateo 14:36

No confíe en NADIE con respecto a su futuro. No corra hacia alguien, a nadie, que NO pueda calmar la tormenta que se está desatando. ¡Ir a alguien que no tiene idea de lo que está por delante, es algo con lo que el enemigo espera destruirla!

Espero y oro para que tome lo que ha aprendido y busque encontrar la "paz que sobrepasa todo entendimiento" en "medio de su tormenta". Esta es la mentalidad, el corazón y el espíritu que usted debe ser capaz de encontrar automáticamente durante todas y cada una de las pruebas a las que se enfrenta. Solo así podrá salir del desierto y moverse a través del río hacia su Tierra Prometida.

Una razón por la que NO damos consejos o tratamos de aconsejarla es porque sabemos que NO somos Dios y NO somos suficientes. Tampoco sabemos el futuro, no sabemos lo que realmente está sucediendo, y por lo tanto, no sabemos lo que el SEÑOR sabe, quién está tratando de decirle ANTES de que se encuentre REPENTINAMENTE en una crisis.

Encuentre su Rincón de Crisis, establezca un armario de oración, comparta su crisis con su Esposo: el Señor y NADIE MÁS. Permanezca allí hasta que esté en paz y pueda escuchar fácilmente Su voz suave y apacible. NO tome decisiones si no está totalmente segura de saber lo que Él le está diciendo que haga. No le pregunte a nadie tampoco, o terminará confundida.

Nuestro deseo es continuar animándola a que vaya al Señor Jesucristo para TODAS sus necesidades, no para confiar en el brazo de la carne, el nuestro o el de cualquier otra persona.

“Así dice el Señor: «Maldito el hombre que en el hombre confía, y hace de la carne su fortaleza, y del Señor se aparta su corazón. Será como arbusto en lugar desolado y no verá cuando venga el bien; habitará en pedregales en el desierto, una tierra salada y sin habitantes.

“'Bendito es el hombre que confía en el Señor, cuya confianza es el Señor. Será como árbol plantado junto al agua, que extiende sus raíces junto a la corriente; no temerá cuando venga el calor, y sus hojas estarán verdes; en año de sequía no se angustiará ni cesará de dar fruto”—Jeremías 17:5–8

La animamos a que ponga TODA su CONFIANZA en el Señor, clame SOLO a ÉL, pero lo más importante, no espere una crisis. Pase tiempo con el Señor regularmente. Crea un "armario de oración" en casa y en su lugar de trabajo a donde pueda ir y hablar con el Señor todos los días. Entonces, cada vez que golpee una crisis, vaya allí y escuche al Señor calmando las tormentas en su corazón.

No escuche el mal

Una forma en que el enemigo puede hacer MUCHO daño (que espero que cada una esté aprendiendo a hacer por ustedes mismas) está en el área de lo que usted dice. Antes de que leamos todas las razones por las que no debemos decir las cosas, sino guardar silencio, hicimos mucho daño, ¿verdad?

Sin embargo, incluso si está aprendiendo y conteniendo la lengua, es posible que le estén diciendo todo tipo de cosas sobre usted, aún en la cara con alguien que le grita cosas vulgares.

Es posible que su esposo se siente para decirle todo tipo de cosas que tienen el potencial de causar daños irreversibles, que por supuesto desea evitar, a toda costa si es posible. Es por eso que si no dice cosas para provocar este estallido, lo comenzará a ver mucho menos, garantizado.

Ahora, si NO va a permanecer callada y va a seguir arrojando cosas de su boca, entonces realmente no tiene sentido que le explique este principio. Sin embargo, si está protegiendo su lengua y eres discreta con respecto a lo que dice, entonces se beneficiaría enormemente con el siguiente principio que quiero enseñarle. Se basa en este versículo:

"No temerá recibir malas noticias; su corazón está firme, confiado en el SEÑOR." —Salmo 112:7.

La versión que memoricé era de la RVR que lo dice de esta manera,

"No tendrá miedo de las malas noticias: su corazón está firme, confiando en el Señor".

El Señor me dio este versículo después de que me hubieran dicho una y otra vez cosas que me dolían y / o me aterrorizaban. Mi esposo llamaba o venía solo para pedirme hablar, e inevitablemente sería algo que estaría destinado a destruirme.

No, no era mi esposo (o cuando era mi ex) quien quería destruirme. Espero que ahora comprendan "quién" está detrás de todo esto, y cómo su esposo es solo un esclavo del a quien él obedece.

"¿No saben ustedes que cuando se presentan como esclavos a alguien para obedecerle, son esclavos de aquel a quien obedecen, ya sea del pecado para muerte, o de la obediencia para justicia?" - Romanos 6:16

Esto significa que no solo es tonto, sino que también significa pelear con alguien que solo está haciendo el trabajo sucio de alguien por quien está cautivo. Es cierto que se vio atrapado en su pecado  "De sus propias iniquidades será presa el impío, y en los lazos de su pecado quedará atrapado." —Proverbios 5:22¿Pero quién de nosotras está "sin pecado para que lancemos la primera piedra"? (Recuerde, Jesús dijo eso sobre la mujer atrapada en el adulterio).

Permítanme decirlo de otra manera: si supieran de alguien que fue encadenado por alguien desagradable y malo, a quien solo se le permitió irse para que pudiera ir y entregarle algo cruel o perverso, ¿realmente pelearía con el mensajero? Espero que no. Es la persona que envió el mensaje quién debe ser golpeado con fuerza, y es esa persona quien es el verdadero enemigo... El mismo diablo. * Al final de esta lección, te mostraré cómo darle a ese malvado un ojo negro.

Ahora que esperamos haberlo aclarado, permítanme comenzar a explicar CÓMO y CUÁNDO usé este versículo.

Primero, no puede sacar su montón de tarjetas de índice de 3x5 y leerlas cuando necesite este versículo, ¡o buscarlo en la Biblia que tiene en su teléfono! Lo necesita escondido en su corazón. E incluso si "piensa" que no es buena memorizando, al leer este versículo (y otros que necesita) todos los días, y especialmente si lo lee varias veces al día, pronto se sorprenderá de cómo se ocultará en lo profundo de su corazón, ¡para siempre!

Al buscar la sabiduría de Dios, me mostró que mi esposo tenía la costumbre de "pedirme hablar", lo que el Señor dijo que pensara que era una bandera roja que comenzaba a ondear en mi corazón. ¡Y ENTONCES el Señor dijo que comenzara a repetir el versículo que me dió una y otra vez en mi cabeza y corazón!

“No tendré miedo de las malas noticias… mi corazón está firme… confiando en el SEÑOR”.

“No tendré miedo de las malas noticias… mi corazón está firme… confiando en el SEÑOR”.

“No tendré miedo de las malas noticias… mi corazón está firme… confiando en el SEÑOR”.

“No tendré miedo de las malas noticias… mi corazón está firme… confiando en el SEÑOR”.

¿Qué sucede si una persona la distrae cuando otra persona intenta hablar contigo? Así es, ¡no puedes escuchar a la otra persona! Entonces, mientras le hablaba esto al Señor, ¡sinceramente, NO podía escuchar lo que realmente decía mi esposo! Escuché lo suficiente como para saber cuándo sacudir la cabeza para hacerle saber que escuché lo que estaba diciendo y que estaba de acuerdo (así que no siguió repitiéndolo como solía hacerlo cuando no respondía nada). Y podía escuchar lo suficiente como para responder si él me hacía una pregunta. ¡Pero no TODAS las palabras pudieron penetrar mi corazón!

¿Por qué estaba hablando la Palabra y no solo diciéndome algo como "No escuches, él no lo dice en serio"? Porque en Isaías 55:11 Dios dice:

"Así será Mi palabra que sale de Mi boca, no volverá a Mí vacía sin haber realizado lo que deseo, y logrado el propósito para el cual la envié".

¿Y POR QUÉ Él envió Su Palabra?

"Él envió Su palabra y los sanó y los libró de la muerte." —Salmo 107:20.

¿Siempre funcionó? Bueno, fue una mejora tan grande que realmente pensé que funcionaba perfectamente. Sin embargo, pronto me di cuenta de que a veces lo que dijo se abrió paso a través de ese escudo de fe que estaba sosteniendo. Sin embargo, esto también resultó ser muy productivo porque, como todo lo demás, llevé este problema al Señor para preguntarle qué debía hacer. Lo que dijo en respuesta es tan simple, pero como todo lo que es simple, la simplicidad se nos escapa.

El Señor dijo: "Pregúntame". Lo que quiso decir, y lo que comencé a hacer, fue cuando mi esposo fue incitado a decirme cosas crueles y malas, las que escuché (a pesar de que estaba citando Salmo 112:7 una y otra vez), más tarde, yo llevaría esas cosas al Señor. Por ejemplo, si él fue cruel y dijo "¡Nunca volveré!" Le preguntaría al Señor al respecto, y Él hablaría Su Palabra que yo también había escondido en mi corazón.

"La mente del hombre planea su camino, pero el SEÑOR dirige sus pasos." —Proverbios 16:9.

Cuando él decía "Ya no tengo sentimientos por ti", le preguntaba al Señor: "Señor, él dijo que ya no tiene sentimientos por mí, ¿qué dices al respecto?" A lo cual le hablaría a mi corazón,

Como dice Proverbios 21:1, si  "En las manos del Señor el corazón del rey es como un río: sigue el curso que el Señor le ha trazado", ¿no puedo Yo también volver el corazón de tu esposo?

Él continuaba diciendo:

¿Quién ha "eliminado al amante y amigo lejos de" ti Erin? (de esconder el Salmo 88:18 en mi corazón). ¿Quién ha "alejado a mis conocidos lejos de" ti? ¿Quién te ha "convertido en un objeto de odio hacia ellos" (refiriéndose al Salmo 88:8 que también escondí en mi corazón). Y respondía "¡TU SEÑOR!"

Y luego (esta es la MEJOR parte) Él me llevaría más alto, muy por encima de los asuntos terrenales del corazón. Él decía: "Pero recuerda 'Con amor eterno te he amado, por eso te he atraído con misericordia' (Jeremías 31:3) y eso se debe a que "soy tu Esposo" Erin. 

“Porque yo, el SEÑOR, te he llamado, porque eras una 'esposa abandonada; como a mujer angustiada de espíritu, como a esposa que se casó joven tan solo para ser rechazada' dice tu Dios" —Isaías 54:6.
Y fue entonces cuando mi corazón solía "verse y ser radiante, y mi corazón se estremecía y regocijaba" (Isaías 60:5) - mucho más allá de la PAZ que buscaba. Es cuando pude decir: "Estoy enferma de amor" (Cantar de los Cantares 5:8).
¡Lo que el enemigo había hecho a propósito para hacerme daño (no a mi esposo sino a quién estaba detrás de él), se dió vuelta una vez más para siempre! "Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con Su propósito." —Romanos 8:28.

Y como prometí, ¡esta es la manera de darle al enemigo un ojo morado! Compartir la verdad con una sola mujer hará mucho daño a quien realmente dice estas cosas, ¡y pronto hará que el enemigo deje de jugar contigo! Eso es lo que me pasó. Mientras más cosas me decían, más creía en la VERDAD de lo que Dios me dijo cuando le pregunté. ¡Y cuanto más creía, más compartiría la verdad con otras! Y finalmente dándose cuenta de esto, el enemigo finalmente dejó de usar a mi esposo para lanzar su suciedad. Inténtelo.

Pruebe esto usted misma y luego compártalo con nosotras cuando nos cuente lo que ha aprendido. ¡Entonces no solo le ayudará a sí misma, sino que ayudará a otras con la palabra de su testimonio! ¡Esa es la única forma en que podemos ayudar a las mujeres a vencer al malvado, "por la sangre del Cordero y por la palabra de SU testimonio"!. Apocalipsis 12:11.