Sharing is caring!

La semana pasada te dejé para preguntarle sobre lo que Él quería que yo te hablara, diciendo que yo haría lo mismo. Confío en que Él tenía, de hecho, tiene algo especial para ti porque lo hizo conmigo. Me llevó a pasar por el primer capítulo de Moviendo Montañas.

Leerlo no solo me hizo reír, sino que, de hecho, me dejó tan sorprendida que compartí esto con varias mujeres en mi vida porque ese capítulo trataba de hacer lo "imposible".

La razón por la que esto es tan sorprendente para mí es que mi hija, Tara y yo, nos enfrentamos a la imposibilidad de que obtener su visa para ingresar a Brasil a pesar de que habíamos comprado su boleto, saliendo de Japón en octubre. (Ojala, todas ustedes son Socias, así que han estado viendo à su Prometido, llevándola por todo el mundo y preparándola para el marido en que ella se a guardado; si no, hable con su EC sobre cómo convertirse en un Socia).

Ahora para el mensaje de esta semana. Cuando leyó el título, ¿reconoció esas tres palabras "Los ojos fueron abiertos" al darse cuenta de que se tomó de Génesis 3:7? Es el título de esta semana porque es lo que usó mi EC para explicar el repentino y terriblemente cambio desgarrador que presencié en muchos de nuestras preciosas ex ministras.

Después de compartir cómo "Eva fue engañada", lo que sucedió a unos pocos fue que "Los ojos fueron abiertos": no se abrió a la verdad, sino a la fealdad del "mundo" del que nuestro EC quiere salvarnos como Su novia.

Sabemos que antes de esto, mientras vivíamos en el jardín, tanto Adán como Eva disfrutaron de la felicidad continua debido a la Presencia de Él mientras se reunían en perfecta armonía. Lamentablemente, en el momento en que eligieron creer la mentira, ambos de sus "ojos se abrieron" e inmediatamente los vemos a ambos sintiendo vergüenza. Repentinamente corrieron, escondiéndose de Aquel, que momentos antes, caminaba libremente disfrutando de cada creación perfecta, incluso viviendo juntos en completa armonía.

Sin embargo, debido a su inocencia perdida, que ya no miraban a Él de la misma manera, fueron expulsados de vivir en la dicha y comenzaron a vivir en la dureza del mundo.

Al ver los resultados de las "Pequeñas Mentiras" que muchas antiguas miembras decidieron creer, robaron mucho del brillo inocente, despreocupado y enamorado de lo que fui testigo, se le fue. Puedes escucharlo en el tono de sus correos electrónicos, la falta de alabanzas, y sentirlo en las luchas, las luchas de esta vida, que como Su novia, no debemos sentir, que honestamente yo no siento.

Sin embargo, nadie es inmune. En varias ocasiones, tanto Tara como yo hemos hablado de lo cerca que estábamos del precipicio y si hubiésemos echado un vistazo al abismo, no podemos engañarnos a nosotras mismas pensando que fuimos inmunes de caer en esta trampa. Tomó un gran esfuerzo para dar la vuelta y luego hacer que nuestras mentes volvieran a concentrarse en Él, añorarle y rogarle que nos ayudara a enamorarnos más profunda y apasionadamente de Él, y pedirle tener un mayor grado de amor y admiración por Él como habíamos imaginado que era posible. Lo cual, por supuesto, Él hizo.

Poco después de preguntar, Él nos ayudó a cada una de nosotras a superar la conmoción, luego de pedirle más de Él, Él me dio una nueva canción de amor para cantarle. Comencé a cantar nuestras muchas canciones de amor en voz alta mientras conducía errante por la ciudad, y eso me llevó a despertarme cantándolos en mi cabeza y en mi corazón. Muy pronto sentí esa misma alegría desenfrenada como una novia enamorada nuevamente. "Mi amado es mío, y yo soy suya", "Porque estoy enferma de amor". Cantares de Salomon 5:8, 2:16

Querida novia, podría ser cualquier cosa la que le tiente a ser engañada, especialmente porque las mujeres somos propensas a ello, por lo que siempre debemos permanecer bajo la protección de nuestro Esposo. Una amenaza aún mayor, cuando te engañan, es llegar al lugar donde se abren tus ojos, no ver cosas más grandes como la serpiente y el mentiroso es infame por decir que sucedería, pero cuando abres los ojos y otros ven que has Perdído la alegría que todos pudieron ver en ti. Una alegría que alguna vez conociste y amabas. Estar enamorado es donde quiero permanecer, ya que lo contrario me dejará con un rostro caído, que es lo que compartiré en el mensaje de la próxima semana.

Mi Diario