“Mi Jefe y Su Esposa”

Todas las previas Historias de Salvación que he disfrutado muchisimo pensando y compartiendo con todos ustedes han sido sobre salvaciones de familiares. Esta semana me muevo a otro grupo de almas perdidas donde Dios TE va a usar para ayudar a sembrar, agua o hasta recolectar en la cosecha.  

Esta semana, como dice el título, esta Historia de Salvación es acerca de mi jefe. Todo el extravagante maravilloso incidente está tan fresco en mi mente porque acababa de disfrutar recordarlo con mi hijo Easton. Estábamos en asombro por lo increíble que fue y vino a mi mente justamente después de que Easton compartió cómo había sido usado por Dios para traer a un hombre de vuelta al Señor, o tal vez a ÉL por primera vez.  Sin embargo, la historia resalto lo honrados que nos sentimos ambos por ser usados por Dios para cosechar un alma, y en la historia de hoy—dos almas que obviamente estaban listas para ser cosechadas. 

Eclesiastés 3:2 NBV--

“Tiempo de nacer; Tiempo de morir; Tiempo de plantar; Tiempo de cosechar;”

Ojala esta historia te animará a realizar que el Señor nos usará no importa que tan tontos, siempre y cuando nuestras vidas son una epístola.

2 Corintios 3:2

“Nuestras letras sois vosotros, escritas en nuestros corazones, sabidas y leídas de todos los hombres.”

2 Corintios 3:2

“Ustedes son nuestra carta, escrita en nuestro corazón, conocida y leída por todos los hombres.”

Recuerda, el término testigo ha llegado a ser algo completamente diferente a lo que se pretendía. No es una licencia para confrontar y condenar a otros, en lugar, como dice el verso, ÉL espera escribir Su carta de amor en tu corazón, así ¡Él es visto escrito en toda tu vida!

Cuando era tiempo para que se cosechara la salvación de esta pareja, Dios me tenía trabajando medio-tiempo para un ortodontista en Florida. Mi hija mayor era tan solo una bebe, todavía en lactancia, así que su papa me la traía a medio día los días que yo trabajaba. A este tiempo en nuestras vidas, atendíamos a la iglesia Bautista, donde nuestro hijo mayor estaba inscrito en primer grado (antes de que comenzara a educarlo en casa). Entonces, como era esperado como miembros, nos animaban invitar a personas que conocíamos o que nos encontráramos como vecinos y/o compañeros de trabajo, también familia (aunque no teníamos a ningún familiar viviendo cerca) a visitar a nuestra iglesia con nosotros.

Por varias semanas había estado invitando a algunos de los asistentes del ortodoncista a atender, incluyendo un par del personal de recepción, cuando un día el doctor se me acercó, casi enfadado, y dijo, “¡¿Es que nunca vas a preguntar a Gina y a mí?!” 

My jaw dropped. I was stunned because, for one, I never dreamed either of them would be interested; to me they clearly didn’t even believe in God. Secondly, it never occurred to me to invite my boss, when each Sunday they would list “coworker” not your boss! So this is proof that this verse, which I believe sums up why He’s chosen me so often, is proven to be true once again:

Me quedé boquiabierto. Estaba aturdida porque, primeramente, nunca soñé que alguno de ellos estarían interesados; para mí ellos claramente ni siquiera creían en Dios. En segunda, nunca se me ocurrió invitar a mi jefe, cuando cada domingo ellos ponían en la lista ¡“compañeros de trabajo” no jefe! Por tanto, esto es prueba de que este versículo, la cual creo suma al porque Él me ha elegido tantas veces, es evidente que es verdadero una vez más.

1 Corintios 1:27 La Biblia de las Américas (LBLA)

sino que Dios ha escogido lo necio del mundo, para avergonzar a los sabios;”

Así que no importa cómo puedes sentir carencia, hasta el punto de ser necio, la Buena Noticia es que no tienes que saber lo que Él está haciendo o ser elocuente o sabio o cualquier otra cosa. ¡Todo lo que necesitas es ser puro en corazón, amando al Señor con tu ser entero y experimentando Su amor a diario, para hacer cosas asombrosas!

Cuando mi jefe me cuestionó, hice lo que cualquier otro ungido creyente haría, tartamudeé sin saber que decir.;) Entonces lo más elocuente que pude ser, le dije  “uh, pues, si, seguro, me parece… Okey, ¿le gustaría a usted y a Gina visitar a nuestra iglesia este Domingo? A la cual el respondió “ ¡Sí! Pensé que nunca me lo pedirías; nos encantaría.”

Esa mañana nos sentamos nerviosamente durante el sermón que claramente no era nada en lo que alguno de los dos estaría interesados. Aun así cuando nuestro pastor pidió a personas que pasaran adelante, mi jefe y su esposa se pusieron de pie, se tomaron de las manos, y caminaron hacia el frente de la iglesia. Más tarde, cuando se encontraron con nosotros después del servicio, ambos no pudieron agradecérmelo suficiente. ¡JA, tonto no, porque yo realmente no hice nada más que olvidarme de pedirles que vinieran!

Mi jefe dijo que tenían planes para el almuerzo, entonces pensé que no lo volvería a ver hasta que volviera a trabajar, pero me esperaba otra sorpresa—no, esta vez estaba en shock. Estábamos tarde por alguna razón, así que cuando nos escabullimos en el servicio ese domingo para el servicio de la tarde, las luces estaban bajas y mientras caminábamos rápidamente en el pasillo mire arriba para ver a mi jefe y su esposa siendo ¡¡bautizados!! Hablar de—¡¡ni en mis sueños más salvajes!! Firmes juntos, oyéndoles hablar sobre haber sido invitados y que tan limpios se sintieron, y que tan alegres estuvieron por la primera vez en sus vidas, hizo que mis rodillas casi se fueran por muy debajo de mí. Aun así Dios no había terminado de probarme (y a otros con quienes he compartido esto), que Él quiere usarnos con simplemente haciendo lo que se nos ha pedido. Nada podría ser más simple.

El otro día era el comienzo de las Clases Bíblicas Vacacionales y aunque yo sabía que en cuanto abriéramos la puerta del aula, mi hijo menor me diría que, no, él no quería ir, pues yo iba de voluntaria de todos modos,  estaba por probar otra vez que tan poca fe se necesita para ser usado por Él. Mientras caminábamos por el pasillo, podía oír a una clase cantando una canción que dice: “Padre Abraham tenía muchos hijos, muchos hijos tenía el Padre Abraham…” y cuando abrí la puerta, allí estaba la esposa de mi jefe, Gina, ¡¡¡marchando y girando sus manos (como parte de la canción)  guiando a su hijo y a los otros niños dentro del aula!!! Una imagen que he pensado cientos de veces durante estos varios años.

Aunque nos mudamos pronto después, mi jefe y su esposa se convirtieron en un accesorio de nuestra antigua iglesia, pronto él se volvió en un servidor, y también oí que muchos de sus familias ateos comenzaron a tender con ellos, ¡llegando su salvación como resultado!

Aunque la razón de estas historias de salvación son para darte seguridad de Sus promesas con respecto a la salvación de nuestros seres queridos, Él también con gusto nos usaría si solo somos un recipiente dispuesto. Y tómalo de mí, Él ama escoger al necio para confundir al sabio. A muchos les gusta decir que toma mucha más habilidad y entrenamiento para ser usado por Él—pero estoy aquí para probar que están equivocados. ¡Todo lo que necesitas es un corazón que esté abierto y dispuesto a ser usado!

Éxodo 14:13  (PDT)

“No se atemoricen. Sólo deténganse a ver cómo el SEÑOR los va a salvar hoy…”

 2 Crónicas 20:17  (NBLH)

 “No necesitan pelear en esta batalla; tomen sus puestos y estén quietos, y vean la salvación del Señor con ustedes. . . No teman ni se acobarden. . . el Señor está con ustedes.”