W@H ESP

Sacando el Mayor Provecho de

El Método Adecuado

Las Tareas a Mano

 

Examinemos nuestros caminos y escudriñémoslos,
y volvamos al Señor.
—Lam. 3:40

La mayoría de las mujeres no tienen un verdadero plan para mantener sus hogares limpios y ordenados. Ellas simplemente miran un problema; así que eventualmente, ellas comienzan a hacer algo al respecto (¡y algunas veces nunca lo hacen!) A pesar de todo, las mujeres en el pasado tenían una forma muy organizada de mantener sus hogares limpios y ordenados. Era algo que ellas aprendieron a hacer cuando eran jovencitas.

El Método: Tarjetas de Tareas/Quehaceres

Cuando estaba recién casada, no tenía ni idea de cómo tener una rutina que incorporara en mí día, semana y mes, todas las tareas de limpieza, lavado de ropa, cocina, compras, planchado, etc. Yo nunca había sido capacitada para ello ni lo había observado, tal y como lo mencioné anteriormente en el libro.

Usted puede o no estar en este estado desesperado, pero muy pocas manejan un buen hogar en estos días (tal y como yo lo he observado cuando he visitado hogares). Este método pueda ya sea ayudarle a hacer lo que no ha podido hacer, o llevarla a un nivel más alto—todo con tan solo un poco de inversión de tiempo.

Suministros: Para comenzar, reúna estos artículos de una tienda de suministros de oficina. Usted necesitará:

  1. Un paquete de tarjetas de 3x5 de cada color: blanco, azul, amarillo, verde y rosado.
  2. Un archivo de tarjetas de 3x5.
  3. 3 juegos de divisores:
    1. Números 1-31 (para representar los días del mes).
    2. Tarjetas mensuales (de enero a diciembre).
    3. Y divisores extra de color blanco.
  4. Clips para papel o ganchos para ropa grandes y de colores.
  5. Porta tarjetas plástico vertical.

¡Lo que usted hará es realizar una “lista de quehaceres” que una vez hecha, puede durar por años! Cada mañana, mis hijos y yo comenzamos nuestro día tomando nuestro fajo de tarjetas multicolores de 3x5 que están unidas por medio de un clip y a la espera dentro de una carpeta. En el fajo hay tarjetas multicolores indicando la frecuencia con la cual son utilizadas. Por ejemplo, en nuestro hogar utilizamos el azul para algo que hay que hacer a diario, el amarillo para algo que hay que hacer semanalmente y el verde para algo que hay que realizar mensualmente.

¿Por qué este método es mejor que el de la lista de verificación o la pizarra de tareas?

Estos métodos pueden funcionar, pero el método que yo he utilizado desde 1982 es uno que usted no tiene que hacer y rehacer una y otra vez. No solo dura por años, sino que además es flexible. Las tareas o quehaceres pueden ser cambiados de algo que usted hace, a algo que su hijo hace, y luego ser trasladadas a un hermano menor simplemente al cambiar la letra inicial en la tarjeta. Este método es flexible ya que puede ser realizado hoy o esperar hasta la siguiente semana si usted o su hijo están enfermos o de vacaciones. Yo creo que un método no debería controlarla a usted, sino que usted debe ser capaz de tener el control de su sistema.

Fácilmente puede ser revisado para cambiar el hacer una tarea a diario, a realizarla semanalmente y también tiene un método fácil para darle seguimiento de manera que pueda asegurarse de que la tarea o el quehacer se realicen. Las listas de verificación pueden funcionar, pero la desventaja es que usted tiene que hacer nuevas cada vez que ya están llenas o usted tiene que revisarlas. 

Así que si usted está lista, comencemos.

Comenzando. En tarjeta blanca superior usted simplemente escriba el nombre de cada persona con un recordatorio de oración para comenzar el día. Con niños pequeños que aún no pueden leer, yo siempre he dibujado una figura de palitos de un niño o niña arrodillada, con su cabeza inclinada y con sus manos dobladas. ¡Solo para corroborar mi punto acerca de que las tarjetas funcionan por años, la semana pasada me percaté de que mi hijo de 13 años y mi hija de 11 años todavía tenían la pequeña figura de palitos orando en su primera tarjeta!

Luego de que cada persona ora, debe colocar esa tarjeta al final del mazo e ir a su siguiente tarjeta, que podría ser tender su cama o una tarea de higiene personal (ver abajo). Mi siguiente tarjeta podría ser “Comenzar a lavar la ropa,” mientras que la de los niños podría ser “Escuchar la grabación de Memoria Bíblica mientras tiende la cama.” Si su hijo va a la escuela, usted puede hacer una tarjeta “Traer la mochila a la puerta principal,” seguida de “Tomar el desayuno,” y finalmente, “Subir al autobús escolar—salir de la casa a las 7:45.”

Las tarjetas de 3x5 no son solamente para quehaceres, sino para incorporar todo lo que usted encuentre que tiene que decirles a sus hijos que hagan (o usted haga una lista de qué hacer para usted) diaria, semanal o mensualmente.

Para hacerlo más fácil, cada tarjeta tiene un código de color: azul es para una tarea diaria, amarillo es para una tarea semanal y verde es para una tarea mensual. Blanco (su tarjeta de oración) va hasta arriba y la tarjeta rosada es la última tarjeta que dice, “¡Terminado!” La meta diaria o, mejor aún, el requerimiento diario es hacer cada tarea, una por una, hasta que todas las tarjetas estén terminadas y ¡la tarjeta rosada de “terminado” esté en la parte superior!

Años atrás, llamábamos a estas tarjetas “tarjetas de quehaceres.” Sin embargo, si yo pudiera hacer que este método permaneciera, yo preferiría llamarlas “tarjetas de tareas”, ya que la definición de “quehacer” es una tarea desagradable. Yo preferiría que las cosas con las cuales contribuimos para nuestra familia o con las cuales cuidamos de nosotros mismos no se piensen como algo desagradable.   

¿Así que como obtiene usted este mazo de tarjetas? Primero, una vez más, haga una primera tarjeta con el nombre de la persona en ella para recordarse de comenzar el día con la ayuda del Señor porque “separados de mí nada podéis hacer” (Juan 15:5). “Reconócelo en todos tus caminos, y El enderezará tus sendas” (Prov. 3:6). Cualquiera de estos versículos también puede estar en la primera tarjeta como un recordatorio de en quién debe apoyarse. A continuación, usted comience con tareas que usted haga diariamente.

Las Tarjetas Azules son Tareas Diarias

Mientras vaya realizando su rutina cada día, escriba cada tarea que usted realice: esto significa cualquier cosa que usted haga o le diga a sus hijos que hagan de manera diaria. Escriba cada tarea en una tarjeta azul por separado. Todo lo que usted haga a diario siempre estará en una tarjeta azul.

Algunas cosas que yo hago (o que los niños hacen) son por hábito; por lo tanto, no es necesario hacerles una tarjeta. Sin embargo, yo constantemente las escribo de todas maneras para que mis hijos o yo podamos organizar nuestras tarjetas y aprender a hacer nuestras tareas en un orden en particular. Esto es útil cuando mi rutina es interrumpida. Yo fácilmente puedo ver que es lo que necesito hacer después al revisar mis tarjetas. Algunas encuentran que revisar una tarea en una “lista de quehaceres” es motivador. ¡Este sentimiento vigorizador también se alcanza cuando usted pone las tarjetas de las tareas que ya ha realizado atrás de su tarjeta rosada de terminado!

Como lo mencioné anteriormente, yo comencé a utilizar este sistema para mí misma (cuando mis hijos eran niñitos) para que yo pudiera tener un tipo de método (sin tener que hacer a diario listas de qué hacer o tablas que necesitaran ser cambiadas o hechas de nuevo) para ayudarme a mantenerme al día con mis obligaciones del hogar. Después, cuando mis hijos fueron lo suficientemente grandes (aproximadamente 5 años), yo comencé a utilizar el método de las tarjetas de 3x5 con ellos para no tener que mantenerme diciéndoles las mismas cosas una tras otra vez.  

Este método de 3x5 continúa liberándome de tener que usar mi tiempo tratando de que mis hijos hagan lo que tienen que hacer. Este tiempo libre se logra no al trabajar más duro, sino que de forma más inteligente y eficiente, en lugar de trabajar con mayor esfuerzo. Esto significa que usted puede lograr más en menos tiempo. Además, con el tiempo extra usted puede añadir más a su vida, ya sea hacer más o usar un poco para no hacer nada―haciendo tiempo para relajarse. Al darle seguimiento y revisar para ver que su tarjeta rosada de “terminado” esté hasta arriba, yo también estoy asegurándome que lo que yo le he pedido a mis hijos esté hecho.

Haciendo Sus Tarjetas

Yo soy el tipo de persona al que le encanta hacer listas y organizar cosas. Luego de hablarle a muchos grupos acerca de mi sistema de 3x5, algunas almas valientes me dijeron muy francamente que ellas no podrían hacer este tipo de cosa. Así que tuve que pedirle a Dios que me ayudara a crear este método para que todo el mundo lo utilice.

¡Bueno, Dios siempre es fiel! Muy pronto yo estaba tan ocupada con el ministerio como para poder “sentarme” y pensar en otra cosa. ¡Fue allí cuando el Señor me mostró el método más simple para hacer las tarjetas!

Yo encontré que la forma más sencilla de hacer tarjetas es hacerlas mientras va realizando las tareas. Cada vez que usted haga algo que necesita hacer, o que usted le diga a sus hijos que hagan, entonces tome una tarjeta y escriba en ella la tarea correspondiente.

  1. Decida qué tan frecuentemente se debe realizar la tarea: diaria, semanal o mensualmente. Escriba la tarea en una tarjeta azul para algo que debe realizarse a diario, amarillo si es semanal y verde si es mensual.

 

  1. Si usted tiene niños, decida quién podría hacer la tarea. Comience con el menor de la familia y vaya escalando; luego, escriba sus iniciales o su nombre en la esquina superior derecha de la tarjeta.

 

  1. Decida cuándo o que día de la semana o del mes la tarea necesita ser realizada, y escriba eso en la esquina superior izquierda de la tarjeta.

 

Seamos un poco más específicas a la hora de hacer una tarjeta de tareas. En cada tarjeta:

Escriba la letra inicial de la persona en la esquina superior derecha. Yo tengo dos hijos cuyos nombres comienzan con la letra “T.” Así que el mayor tiene la letra “T” mayúscula y el más joven tiene la letra “t” minúscula. (Si todos sus nombres comienzan con la misma letra, dele a cada niño un número de acuerdo al orden de su nacimiento.) Mi hija más joven tiene un nombre que comienza con la letra “M”, así que mis tarjetas de “Mamá” están escritas en letra cursiva y las de mi hija con una “M” impresa.

Las tarjetas azules diarias siempre se mantienen con un clip o gancho de ropa. Las otras tarjetas de colores (amarillo y verde, las cuales veremos más adelante) entran y salen del grupo de tarjetas, pero las azules siempre se mantienen en el grupo.

Cómo designar quien realizará el trabajo: Yo decido quién es el niño más pequeño con la capacidad  de hacer el trabajo. (Siempre comience desde abajo, con el niño más pequeño, y vaya escalando desde allí.) La mayoría de mamás comienzan con el hijo mayor y lo sobrecargan. Y si se casan, de manera frecuente escogerán tener pocos hijos o ninguno. Las tareas en el hogar comienzan alrededor de los cuatro o cinco años. Antes de esa edad, usted gastará más energías en lograr que ellos las hagan y que las hagan de la forma apropiada.

Mientras escala desde el niño más pequeño hasta el mayor, usted se quedará con las tareas que nadie más es capaz de realizar. Además, usted será la entrenadora inicial y generalmente la supervisora de las tareas (para asegurarse que el trabajo se realice y que sea de la manera adecuada). No espere que sus hijos hagan sus tareas o que las hagan bien si usted no les da seguimiento.  

Esto también comprende la belleza de este sistema. Cada día, usted debe poner las tarjetas de ese día en el mazo cuando se percate de que la tarjeta rosada está hasta arriba. Esto le dice si hicieron o no la tarea. Después en el principio, y periódicamente, usted simplemente debería echar un vistazo para asegurarse de que ellos hicieron la tarea de forma adecuada. El niño puede necesitar mayor orientación. O puede ser que sea muy pequeño como para realizar la tarea, y necesite ser trasladada a uno de los hijos mayores o a su persona.

Una de las preguntas más frecuentes acerca de mi sistema es en relación al cambio de las tareas. ¡Mis hijos mantienen sus tareas durante años! La única manera en la que dejan de hacer alguna es cuando veo que puedo delegar algo que yo hago a uno de mis hijos. Cuando delego mi tarea,  entonces delego una de sus tareas y así en adelante. ¡Cuando un niño pequeño se vuelve lo suficientemente grande como para tener mayores responsabilidades, yo busco al niño anterior a él en edad y le quito algunas de sus tareas más fáciles y trabajo escalando desde allí hasta llegar a mi persona!

Cuando una tarea es pasada de un hermano a otro, el niño mayor le enseña al menor a hacerla de forma adecuada. ¡El incentivo de enseñarle al hermano menor es que la tarea no tenga que ser realizada por ellos nuevamente! Con frecuencia, yo reviso la tarea por mí misma solo para asegurarme de que se esté realizando adecuadamente. 

Ahora, con un gran sistema como este que realmente funciona, usted puede ver por qué yo no tengo tareas para mi persona en realidad (¡y por qué de verdad creo que los niños son bendiciones!) Si más madres instruyeran a sus hijos como debieran, ustedes definitivamente verían más familias grandes. Sin embargo, la mayoría de las familias mantienen a sus hijos como pasivos y no activos. Ellos los atienden con actividades externas, y esperan de ellos como si fuesen sus sirvientes. Los niños no son felices, sino que además tienen una “mala actitud” y son miserables. Esto luego repercute en sus matrimonios (un matrimonio que dura menos de un año), y están de vuelta en casa. ¡Madres, tómense el tiempo de instruir a sus hijos―todos serán más felices debido a que ustedes lo hicieron!

Las Tarjetas Azules son Tareas Diarias

Más de una vez a la semana y menos que a diario. Cuando usted tiene algo que necesita ser realizado dos veces a la semana, como los martes y los jueves, utilice una tarjeta azul y colóquele “M y J” en la esquina superior izquierda. Si necesita ser realizado tres veces a la semana, como lunes, miércoles y viernes, entonces escriba “L, M, V” en la esquina superior izquierda de la tarjeta. Cuando tiene que ser realizado todos los días laborales yo escribo “L-V” en la esquina superior izquierda. Me gusta utilizar lápiz cuando selecciono el día e incluso al niño, ya que de manera frecuente debe ser modificado.

Yo si cambio tareas cuando no son realizadas adecuadamente. Usted puede pensar que un niño es capaz de realizar una tarea, pero incluso después de instruirlo, no la realiza adecuadamente. Por supuesto, cuando se trabaja con niños, usted debe bajar sus expectativas un poco. Pero es mejor tener a sus hijos  como ayuda (y tal vez solo ayudarlos a que se perfeccionen un poco) que descuidar el instruirlos.

Ejemplos de Tarjetas

Tender la cama sería una tarjeta azul ya que es algo que se hace a diario. No obstante, si usted o sus hijos son instruidos para tender su cama al no más salir de ella, él, ella o usted no necesitarán hacer una tarjeta para esta tarea. Sin embargo, ya que muchos hogares tienen camas deshechas día tras día, es más que probable que esta sea una tarea que usted quiera incluir dentro de sus tarjetas.

Higiene personal es otra tarea diaria que usualmente es descuidada por los niños. Tristemente, de manera frecuente es descuidada por muchas madres que tienen la bendición de poder quedarse en casa. Por lo tanto, la higiene personal sería una tarjeta de 3x5 que usted querrá incluir en las tarjetas azules diarias. Déjeme salir del tema de la organización y enfocarme en su apariencia. Muchas sin saberlo, destruyen sus hogares por la falta de cuidado en su apariencia. Los esposos salen de casa y muy frecuentemente se encuentran en el trabajo con mujeres que se han bañado, se han maquillado y están utilizando ropa bonita, no una bata de baño.

Luego por qué nos sorprendemos cuando nuestros esposos llegan a casa un día a decirnos que han encontrado a alguien más―9 veces de 10 es en su lugar de trabajo. Para aquellas de ustedes cuyo esposo no trabaja con mujeres atractivas, ellas están por todos lados cuando su esposo sale de casa: donde el almuerza, la vecina, o su mejor amiga. No solo estas mujeres se ven y huelen mejor que usted cuando él sale de casa, sino que además son muy agradables. Ellas escuchan las frustraciones de su esposo, las cuales usualmente son acerca de usted, y ellas se compadecen. Ellas pueden escuchar y compartir sus sueños, tal y como usted lo hacía antes de que se casaran. Pero en algún punto, desde su matrimonio, usted ha cambiado su entusiasmo por crítica mientras derriba a su marido.

Querida esposa y/o madre, comience una rutina de verse lo mejor posible antes de que su esposo salga de casa. Si su esposo no está en casa en este momento, comience a trabajar en esta rutina y le garantizo que Dios lo traerá cerca para que pueda verla bien. Sin embargo, la belleza es superficial. “Engañosa es la gracia y vana la belleza, pero la mujer que teme al SEÑOR, esa será alabada” (Proverbios 31:30). Así que antes de que se concentre en limpiar y embellecer el exterior, usted querrá obtener Una Mujer Sabia y comenzar con el interior. (Este libro de trabajo está disponible GRATIS en nuestra página web).

Ahora de regreso con nuestra organización diaria. En esta tarjeta azul de higiene personal usted querrá incluir lo que su hijo debe hacer, como por ejemplo:

  1. Vestirse.
  2. Arreglar su cabello.
  3. Cepillar sus dientes.
  4. Ponerse desodorante para los adolescentes y preadolescentes. (Ver el capítulo 15 para una opción de desodorante maravillosa, y sin tóxicos)
  5. Y quizás concluir con: “Tender la cama” en lugar de incluirlo en una tarjeta separada.

Básicamente, usted hará una tarjeta por cada tarea que normalmente les dice a sus hijos que hagan cada mañana, o una tarjeta para usted que necesite incluir en su rutina de la mañana (para que usted pueda organizar mejor su tiempo o retomar su rutina cuando sea interrumpida).

Si usted es una esposa o madre que trabaja fuera del hogar, usted verá que al utilizar las tarjetas (e instruir a sus hijos a utilizarlas para arreglarse en las mañanas), habrá menos caos y estrés. Su trabajo será entrenarse a sí misma para utilizarlas, añadiéndoles mientras vea algo que está haciendo para que no se le olvide, o añadiéndoles algo nuevo con el tiempo que se está ahorrando al trabajar de manera más eficiente. Inclusive una tarjeta de monitorear a los niños, o levantarlos a una hora en particular (aunque yo creo en los despertadores para los niños si usted constantemente está en una crisis de tiempo) le ahorrará tiempo y le ayudará a que su mañana transcurra más tranquila.

Ya que yo he delegado la mayor parte de mis responsabilidades del hogar a mis hijos (aunque yo acostumbraba hacerlas todas yo sola antes de que tuviera hijos e incluso cuando mis hijos eran demasiado pequeños para ayudarme), cuando estaba tratando de darle ejemplos de lo que hago cada día para ayudarle a comenzar a hacer sus tarjetas, ¡me percaté de que no tenía ninguna que compartir!

Las mujeres usualmente me dicen que si tuvieran tanta ayuda como yo la tengo ellas serían capaces de tener todo su trabajo hecho. No realmente. Requiere de organización y de hacer el trabajo usted misma antes de que consiga ascender a gerencia. ¡No fue sino hasta que tuve a cuatro pequeños debajo de los pies que fui capaz de incluso empezar a delegar cualquier cosa! Y cuando usted le está enseñando a niños, realmente toma mayor esfuerzo y más tiempo al inicio (que es la razón por la cual muchas madres ni siquiera quieren tomarse la molestia). Sin embargo, su tiempo, esfuerzo, y paciencia le traerá grandes beneficios para el futuro. Yo digo en tono de broma (pero honestamente) que yo podría morir y mi hogar seguiría funcionando sin problemas gracias a este sistema.

Aunque no morí, pude viajar alrededor del mundo tres veces este año que acaba de pasar―el viaje más largo fue un tour de cinco semanas. Yo no tuve que hacer nada, ni una sola cosa, para preparar mi hogar o a mis hijos para mi partida. ¡La casa no estaba exactamente de la manera que está cuando yo me encuentro en ella, pero mi ex esposo llegó de visita y dijo que lo estaba! Cada una de nosotras mira cosas que otros no ven, pero cuando puedes engañar a un ex esposo, ¡las cosas han estado funcionando bien!

Cuando usted descubra una tarea que no necesite ser realizada a diario, entonces comenzará a hacer tarjetas semanales, que son de color amarillo. 

Las Tarjetas Amarillas son Tareas Semanales

Mientras desempeña su rutina diaria, usted se dará cuenta que hay algunas cosas que no necesitan realizarse a diario; por lo tanto, usted las realizará semanalmente. Escriba cada tarea semanal en una tarjeta amarilla separada. Por ejemplo, “sacudir las persianas de la cocina” estará en una tarjeta amarilla si usted lo hace una vez a la semana.

Cuando usted comience a organizar su vida y a instruir a sus hijos para hacer lo que usted solía decirles que hicieran una y otra vez mientras andaba tras ellos, entonces usted comenzará a darse cuenta de otras cosas que necesitan realizarse, pero simplemente no de forma tan frecuente. Puede comenzar como una tarjeta azul de tarea diaria, pero al darse cuenta que se ha mantenido, será suficiente hacerlo tan solo un par de veces a la semana. 

Anteriormente mencioné que utilizaba una tarjeta azul con L-M-V o M y J, cuando la tarea necesitaba realizarse dos o tres veces a la semana. Este es el primer paso para modificar la tarea para que se realice de manera menos frecuente. La otra variación es utilizar una tarjeta amarilla con solo “Lun.” en la esquina superior izquierda, luego otra con “Jue.” por ejemplo. Haga lo que funcione con sus hijos y/o lo que tenga sentido para usted.

Ya que las tarjetas amarillas no se utilizan a diario, sino que solamente de manera semanal, al final del día se remueven y se colocan en el mismo día para la semana siguiente. Por ejemplo, hoy es miércoles 16, entonces al finalizar el miércoles yo tomaré todas las tarjetas amarillas de debajo de cada tarjeta de “realizado”, y las colocaré en mi archivo de tarjetas para el siguiente miércoles justo frente al día 23.

Cada día cuando alisto las tarjetas de la familia, yo sacó las tarjetas amarillas semanales y las tarjetas verdes mensuales. Luego las coloco de regreso en el archivo de tarjetas de 3x5. Solo las tarjetas azules diarias permanecen en el grupo.

Para aquellas tareas que solo necesitan ser realizadas mensualmente, usted utilizará tarjetas de 3x5 color verde.

Las Tarjetas Verdes son Tareas Mensuales

Cuando usted desempeñe su rutina diaria y semanal y las cosas se vuelvan más organizadas, usted se dará cuenta que hay tareas que necesitan ser realizadas, pero diaria y semanalmente es demasiado frecuente; por lo tanto, usted escribirá este tipo de tareas en una tarjeta verde mensual.

Un buen ejemplo es limpiar la parte superior de su refrigerador. De repente usted se da cuenta que es un desastre, y ya que ha estado así durante meses, una tarjeta verde de una-vez-al-mes será perfecta. Así que yo decido quien debería hacerlo, le digo que lo haga, y luego hago una tarjeta para ese día. Por ejemplo, si hoy fuera el día 20, eso iría en la esquina superior izquierda de la tarjeta verde.

Otro ejemplo podría ser una tarjeta verde de cambiar-las-sábanas. Aunque sé que algunas familias lavan las sábanas semanalmente, hay muchos hogares en donde se hace una vez al mes.

Si usted tiene muchas sábanas como yo, trate de espaciar el lavado de las sábanas durante el mes, haciéndolo una habitación a la vez, y hágalo en un día que no sea de lavar ropa. (Yo explicaré más acerca de las maneras en las que puede organizar y simplificar su lavado de ropa en el Capítulo 13: “Mis Mejores Consejos sobre Lavado.”)

Para recordar esa habitación, yo hice una tarjeta de 3x5 fluorescente con las instrucciones “Cambiar las Sábanas” y la pongo en las tarjetas de mi quinto hijo el día antes de que yo lave las sábanas.

Luego Tara pone la tarjeta fluorescente en la habitación de esa persona enfrente de su despertador. En la mañana, ese niño (o yo) no tendemos la cama, sino que la deshacemos y colocamos sábanas limpias.

Yo mantengo un segundo juego de sábanas dentro de una bolsa transparente con zipper (de esas en las que vienen las sábanas, las frazadas y los edredones). Luego de que la cama es tendida, la tarjeta fluorescente es colocada dentro de la bolsa transparente y las sábanas sucias llevadas a la lavandería. Cuando las sábanas son lavadas, se colocan dentro de la bolsa transparente y luego en el closet del niño, y yo pongo la tarjeta fluorescente en ese mismo día del mes.  (Por ejemplo, si hoy fuera el día 10, entonces la colocaría enfrente del día 10 del siguiente mes).

Para Resumir Mi Sistema de Tarjetas de 3x5

El día de la semana siempre se escribe en la esquina superior izquierda. Escriba el día en el que la tarea debe ser realizada en la tarjeta azul diaria, amarilla semanal, o verde mensual.

Etiquetar: Para designar qué niño, qué día y cualquier otra especificación en cada tarjeta, yo le recomiendo lo siguiente:

Tarjetas azules: En una tarjeta azul diaria usted querrá que la tarea se realice de L-V o solo Lun., Mier., Vier. o solo Mar. y Jue. Escriba esto en la esquina superior izquierda.

Tarjetas amarillas: En su tarjeta amarilla semanal, usted tendrá cualquier tarea semanal. Escriba Lun., Mar., o Mier. Escriba esto en la esquina superior izquierda y mantenga esto en el archivador de las tarjetas de 3x5 en el siguiente Lun., Mar., o cualquier día que la tarea se realizará la siguiente semana.

Tarjetas verdes: En una tarjeta verde mensual, usted escribirá el día de la semana tal como el 1, 15 o 24, etc. Escriba esto en la esquina superior izquierda y mantenga esto en el archivador de tarjetas de 3x5 en el día del mes: el 1, el 15, 24, o cualquier día de la semana que la tarea se realizará el siguiente mes.

Una vez más: Comience por pensar acerca de qué le dirá a sus hijos cada mañana, una y otra vez, comenzando desde que ellos se levantan. Escriba lo que usted usualmente repite una y otra vez en una tarjeta azul. Si usted tiene una lista de tareas que ha estado usando, escriba cada tarea en una tarjeta azul diaria separada.

Por ejemplo: Tender la cama y limpiar la habitación seguramente estarían en una tarjeta azul diaria. Restregar el inodoro o el lavabos probablemente estarían en una tarjeta amarillo semanal. Limpiar la parte superior de la refrigeradora o limpiar la gaveta de la chatarra probablemente estarían en una tarjeta verde mensual.

Sea específica: Usted puede escribir la explicación acerca de cómo debe realizarse la tarea; por ejemplo “vestirse”, usted escribiría “por favor revisar con mamá lo que debo vestir” (si este es un problema que tiene con uno de los niños en particular).

¿Aún no puede leer? Si sus hijos son muy pequeños para leer, usted simplemente puede dibujar figuras de palitos para mostrarles la tarea recortar dibujos de una revista.

¿Puede explicar lo que hace con mayor detalle?

Para tareas semanales, las divido en trabajos fáciles. En vez de martes—limpiar los baños; escriba “Lun.—Juan limpia los lavabos,” “Mar.—Bob limpia los inodoros (ya que él es quien los ensucia),” “Mier.—Tom restriega la bañera (y hazlo luego de tu ducha mientras aún estás en ella y aún mojado), y Juev.—Cindy y Sue limpien los pisos del baño (la mayor lava y la menor seca), y Julia limpia los espejos (por lo general ella es quien pasa viéndose en ellos).”

Divida estas tareas entre sus hijos dependiendo de sus edades y de su habilidad. Divídalas para repartir el trabajo durante los días entre semana si usted es una madre que se queda en casa. Para aquellas que trabajan fuera del hogar, deben determinar si se trata de una tarea que ellos pueden hacer luego de que regresen de la escuela. Esto hace que sea posible limpiar solo el lavabos, versus el baño completo, sin tener que hacer todas las tareas del hogar los días sábados.

Si usted está realizando las tareas por su cuenta porque sus hijos ya han crecido o porque usted aún está esperando que Dios la bendiga con hijos, entonces aún es sabio que separe las tareas. Si usted tiene más de un baño, haga ambos inodoros o todos sus lavabos (incluido el de la cocina) y todos los pisos en el mismo día. Es más fácil y rápido realizar la misma tarea en diferentes ubicaciones, en lugar de hacer los inodoros, el lavabo, el piso, y después el espejo. ¿Cómo lo sé?

Años antes del ministerio, éramos propietarios de un servicio de criadas en California. Era mi trabajo instruir a las mujeres que mi esposo contrataba. Yo las instruía para hacer el mismo trabajo (todos los lavabos o todos los inodoros) para ayudarlas a aprovechar su tiempo en cada hogar e incluso cuando trabajan con otras criadas. 

Tareas de una-vez-al-mes o cada-otra-semana: Utilice una tarjeta verde mensual. Cuando yo veo algo que necesita realizarse no una vez a la semana, sino cada otra semana, entonces hago una tarjeta verde mensual tal como “limpiar las huellas dactilares de las puertas alrededor de toda la casa (a la altura de niños).”

Por años yo tuve una tarjeta verde para los cortes de cabello de los chicos. Antes de que hiciera la tarjeta, yo solía esperar a que todos comenzarán a verse algo despeinados. Pero una vez que establecí este método de incluir los cortes de cabello en una tarjeta verde mensual, fui capaz de mantenerles ese aspecto limpio y cuidado cortándoles el cabello cada mes.  El adiestrar a los niños ha traído cuenta, ya que ahora mi tercer hijo es quien le corta el cabello a todos en la familia, excepto a mí. Yo aún me corto y tiño mi propio cabello, lo cual ha sido muy conveniente ahora que viajo de forma tan frecuente y por periodos tan largos. ¡Sencillamente cargo conmigo unas tijeras y tinte para el cabello!

Cada vez que me percato de algo desorganizado o sucio (tal como un closet en particular o la refrigeradora), yo lo incluyo en una tarjeta verde mensual de 3x5. Cuando usted hace algo que únicamente debe ser realizado una vez al mes, use una tarjeta verde, coloque la fecha de hoy (numere únicamente, es decir, el 16) en la esquina superior izquierda. Si es una tarea de dos-veces-al-mes añádale 14 días a la fecha (es decir, 16 más dos semanas, o 14 días, sería el día 30).

Si una tarea cae en un día inconveniente (un fin de semana, cumpleaños, o lo que sea), simplemente córralo al siguiente día que le resulte conveniente. Cuando usted esté guardando la tarjeta de regreso en el archivo de tarjetas, colóquela enfrente del día correcto señalado en la esquina superior izquierda de la tarjeta, no en el día en el que usted finalmente realizó la tarea.

Otra nota. Es mejor “mantener” la limpieza que atacar un desastre. Si usted limpia las repisas de la refrigeradora los martes, y limpia la puerta (por dentro y por fuera) los viernes, usted no tendrá que limpiar por completo su refrigeradora cada mes. Nosotros nos comemos la comida sobrante el día antes del cual yo hago las compras del supermercado. (Cree su propio bar de comida). Cuando toda la comida se ha terminado, yo puedo limpiar fácilmente las repisas para mantener la limpieza, en lugar de tener que limpiar profundamente la refrigeradora de forma frecuente. Esto sucede de la misma manera cuando ordeno las frituras, los panes y los postres. Cualquier cosa que no nos comemos se tira a la basura, o cuando vivíamos en la granja se la dábamos a nuestros animales, y ahora a mi hijo mayor, quien ama poder seguir trabajando ya que tiene algo que puede calentar en el microondas.

Cómo utilizar su Archivo de Tarjetas y el Sistema

Tal y como lo mencioné cuando comenzamos, cada miembro de la familia que participa en este sistema tiene un fajo de tarjetas azules diarias que se mantiene unido por un gancho para ropa o un clip para papel grande y de color. Cada niño (y usted) tiene un clip para papel de diferente color para ayudarle a identificar sus tarjetas fácilmente. O usted puede utilizar ganchos para ropa de colores o escribir su nombre en un clip de madera. (Ya que yo utilizo mis mismas tarjetas durante años, los clips para papel comenzaron a desgastar la parte superior de las tarjetas. Allí fue cuando comencé a utilizar ganchos para ropa.)     

Cada mañana. A primera hora de la mañana (o la noche anterior) mire las iniciales y coloque los conjuntos de tarjetas azules diarias (que están unidos por un clip) en el mostrador de la cocina o escritorio, de izquierda a derecha—del mayor al menor miembro de su familia.

Luego, tome las tarjetas amarillas semanales y las tarjetas verdes mensuales que estarán enfrente de su archivo de tarjetas con la fecha de hoy (por ejemplo, el día 14). En su archivo de tarjetas, la fecha de hoy estaría enfrente con todas las tarjetas amarillas semanales y con las tarjetas verdes mensuales que usted le entregará a cada miembro de la familia. En otras palabras, si hoy es el día 24, ese fajo de tarjetas amarillas y verdes estará enfrente del número 24.  Usted las sacará y las colocará en cada fajo de tarjetas azules diarias (que están unidas con un clip).

Al frente del fajo de tarjetas azules diarias de cada persona, usted debería tener una tarjeta blanca o fluorescente con su nombre en ella. Esta, nosotros la utilizamos como una tarjeta de oración que enumera peticiones, que puede incluir la salvación de sus amigos y familia. O usted puede escribir en una tarjeta una pequeña oración para que su hijo comience su día. Con mis hijas, yo escribo el versículo que hace relación a tener un “espíritu suave y apacible, el cual es precioso ante los ojos de Dios” y ¡este ha ayudado con su carácter contencioso!

La última tarjeta es rosada y tiene la palabra “hecho” escrito en ella. Una vez que comienzan con la oración, ellos empiezan con la tarea incluida en la tarjeta, y cuando ya ha sido realizada, ellos la colocan   atrás de la tarjeta “rosada de hecho”. Las tarjetas NO están unidas mediante un anillo o por medio de un espiral, con el objeto de que puedan ser movidas de un lugar a otro de acuerdo a su prioridad o debido a restricciones de tiempo. (Por ejemplo, si hay una tarjeta para entrar los botes de la basura, y necesita realizarse luego por la tarde.)

Cartas rosadas. Yo utilizo una tarjeta rosada para indicar que el fajo está “hecho” y las tarjetas rosadas también son utilizadas para los cumpleaños (hablaremos más acerca de esto en el Capítulo 8 “Planificando por Adelantado”). Y finalmente, yo utilizo tan solo una tarjeta rosada que dice “mueve hacia adelante las tarjetas del siguiente mes” que está establecida para el día 25 del mes (escrito en la esquina superior izquierda). Coloque esta tarjeta al frente del divisor de tarjetas del día 25. Una vez más, cubriremos este tema más a profundidad en el siguiente capítulo.

Una vez más. Cada persona tiene un fajo de tarjetas que se encuentra unido con un clip. La primera es la tarjeta blanca de oración, seguida por las tarjetas azules diarias. A continuación están las tarjetas amarillas semanales y las tarjetas verdes mensuales; por último, la tarjeta rosada de “hecho”.

Reglas para mantenerlas juntas: Mantenga un contenedor especial para tener las tarjetas unidas juntas. Todas las tarjetas deben mantenerse allí; a nadie se le debe permitir cargar sus tarjetas por todos lados. Las tarjetas de mis hijos están en un viejo contenedor de plástico. 

Enseñándoles el método. Dígales a los niños que mientras vayan terminando una tarea, deberán colocar la tarjeta correspondiente detrás de la tarjeta rosada. Después de que hayan orado, deberán ir haciendo la tarea contenida en cada tarjeta. Usted puede decirles que deben completar cada tarea en el orden en el cual usted pone las tarjetas (para aprender obediencia), o usted puede dejar que ellos hagan las tareas en el orden que ellos quieran (para enseñarles organización). Sin embargo, es importante que usted les dé una hora en la cual se espera que sus tareas hayan sido completadas. Podría ser para el mediodía, o para las 3 p.m., antes de que salgan a jugar, antes de la cena o por la mañana. No obstante, no les diga que hagan sus tareas antes de irse a acostar, o ¡se dormirán demasiado tarde!

Mis hijos se hicieron el hábito de tomarse toda la tarde, en lugar de la hora que les debió tomarse. Así que comencé a utilizar un reloj de cocina y lo programaba por 60 minutos para enseñarles diligencia. ¡Y funcionó! Así que esta es la manera en la cual lo programo ahora cada día. Mis hijos hacen sus tarjetas inmediatamente después de terminar sus tareas de la escuela. Si es claro que un día en particular tiene más tareas que han “comprobado” tomar más tiempo de los 60 minutos, usted fácilmente puede añadir otros 10 o 15 minutos para que ese niño concluya sus tarjetas.

Haciendo que funcione. El método únicamente funciona si usted saca las tarjetas cada mañana (entre semana) y aplica algún castigo si las tareas no son realizadas. ¡Las inspecciones periódicas son importantes para verificar que estén haciendo sus tareas de forma correcta y exhaustiva! De igual manera, si usted hace que las realicen de nuevo por haber sido muy perezosos en realizarlas la primera vez, eso hablará claro a ese niño y a los demás que estén de espectadores que lo que usted dice en verdad es así! Asimismo, si alguna vez ponen alguna tarjeta que esté incompleta o que simplemente no se haya realizado atrás de la tarjeta rosada de “hecho”, ¡eso es mentira! Castigue la mentira de forma severa. ¡Un mentiroso es abominable a los ojos de Dios!

Circunstancias especiales. Ya que usted tiene todas sus tareas del hogar en tarjetas de 3x5, puede mover cualquier tarjeta para cualquier día en particular. Si usted tendrá visita y quiere que los pisos sean lavados el día antes de que sus visitas lleguen, usted puede mover esa tarjeta para ese día. Asimismo, si usted se da cuenta que durante el verano necesita aspirar de forma más frecuente, usted puede hacer más tarjetas para aspirar; luego al final del verano, deshágase de ellas. Lo más importante que debe recordar es que usted quiere mantener la limpieza, en lugar de esperar siempre a tener un gran desastre. Utilice baberos para los niños y delantales para usted y sus pequeños ayudantes. Usted tiene un trabajo muy importante que realizar—¡así que deje que el Señor sea su jefe!  

Manteniendo limpias “las áreas no vistas”. Para mantener sus closets o gavetas limpias y no desviarse durante su barrida limpia, usted querrá hacer una tarjeta de 3x5 verde “mensual” para los closets y gavetas. El mejor método es empezarlo a hacer de forma mensual, y después cambiarlo a cada dos meses (dos tarjetas verdes espaciadas por dos semanas; por ejemplo, el 1 y el 15 o el 14 y el 28).

¡Usted sabrá que tan seguido necesita limpiar y ordenar dependiendo de la severidad cuando su tarjeta aparezca! Y si usted es fiel en involucrar a sus hijos en la limpieza, usted verá que ellos están mucho más interesados en mantener las cosas así para no tener que hacer una limpieza profunda de manera frecuente. Además, si usted lo está haciendo por su cuenta, es mucho más fácil mantener un closet o una gaveta limpia, ¡en lugar de dejar que se vuelva tan desordenada que la tenga que vaciar tal como cuando limpió el desorden de su hogar inicialmente!

Consejos Misceláneos:

Utilice manteles de papel de cumpleaños (o de cualquier ocasión) para envolver regalos muy grandes. Yo encuentro los manteles de papel con rebaja en los supermercados y en las tiendas de todo a un dólar. 

Las gripes pueden ser evitadas con cristales de vitamina C. El bote que yo tengo es de 16 onzas por un precio de US$28. Cuando escuchamos de gripes alrededor de nuestro círculo de amigos o de la iglesia, yo le agrego dos cucharaditas llenas a nuestra jarra de jugo. Los niños mayores se toman la mayor parte, hasta los más pequeños. Al primer síntoma de gripe en cualquiera de mis hijos, o de mi persona, yo hago una jarra con tapadera (pongo sus iniciales en el para que nadie más tome del mismo) y le agrego una cucharadita al jugo. Ellos toman del mismo durante el día y si la paramos a tiempo, no les dará gripe o resfrío. Si no lo hicimos, yo repito este procedimiento durante los siguientes días y la gripe pasa mucho más rápido. Mucha vitamina C puede causar diarrea, pero para evitar que una gripe se nos contagie a los 8, eso es un pequeño precio que pagar. Además, leímos en internet que si de hecho nos da gripe, tomar alrededor de 3000 mg cada pocas horas disminuirá los síntomas en casi un 80% ¡y nos dimos cuenta que verdaderamente es cierto! De nuevo, usted puede sufrir de un poco de diarrea cuando toma mucha vitamina C, pero entonces simplemente reduzca un poco la dosis.

Diario