W@H ESP
Sacando el Mayor Provecho

de Su Día

Estableciendo una Rutina

  

Más bien, deberíais decir:
Si el Señor quiere,
viviremos y haremos esto o aquello.
—Santiago 4:15

Tener un plan y establecer una rutina para su día a día es muy importante en cada hogar. Con mayores actividades fuera del hogar, más niños o mayores responsabilidades que usted y/o sus hijos tienen, una rutina establecida se convierte en más que necesaria. Si usted establece ciertas horas para levantarse, para dormirse, para comer, y hace las mismas tareas en el mismo orden cada día, usted tardará menos tiempo en terminar todo, y le quedará tiempo para hacer más de lo que usted hace ahora o le dará tiempo para simplemente relajarse. Y cuando usted tiene niños, al tener una rutina bien definida, usted utilizará  menos tiempo dando nuevas instrucciones, usted tendrá hijos bien entrenados y bien comportados y esto les ayudará a hacer mucho más cada día.

¡Ella se levanta! Proverbios 31:15 nos dice, “También se levanta cuando aún es de noche, y da alimento a los de su casa, y tarea a sus doncellas.” Aunque la “mujer de Proverbios 31” realmente se refiere a los lineamientos que una madre le dio a su hijo para hallar a una esposa preciosa, y no es una vara medidora para ver si lo estamos logrando como esposas, podemos obtener mucho de la sabiduría que se encuentra en estos versículos de Proverbios.

Recientemente nos mudamos a un vecindario y uno de nuestros pastores y su familia vive a la vuelta de la esquina. Para mi sorpresa, mis hijos jóvenes regresaron un día a casa después de haberlos visitado, contándome que ¡tenían una empleada doméstica! Su madre es mucho más joven que yo, y su hijo mayor es de la misma edad que mi hijo menor. Cuando yo fui a visitarlos un día, le comenté a ella como desde el primer día que había leído el versículo de Proverbios 31 acerca de “dar tarea a sus doncellas”, ¡yo había estado orando y creyendo que algún día tendría una empleada doméstica que levantar y alimentar! Ahora aquí estaba ella con una empleada doméstica, por quien ella no podría haber orado por un periodo mayor al que yo había estado orando!

Luego de nuestra ligera risa, le dije que suponía que el Señor no me iba a dar una para que yo pudiera motivar a las mujeres que tampoco tuvieran una nunca. Si usted está en los Estados Unidos de América hay una gran posibilidad de que no tenga ayuda doméstica, pero yo me sorprendí de cuántas mujeres alrededor del mundo son bendecidas al tener una empleada doméstica que vive con ellas o las ayuda a diario (me hace pensar en mudarme fuera del país algún día, especialmente cuando tengo menos pequeños ayudantes, mis hijos, quienes ayudan a mantener mi hogar bien administrado y limpio desde arriba hacia abajo.) Así que Dios sí me dio los deseos de mi corazón, muchos hijos, y prefiero tenerlos a ellos cerca que cualquier ayuda que pueda contratar.

Mientras usted lee este capítulo, usted puede estarse diciendo, “Bueno, mis hijos son muy pequeños para ayudar” o “Yo solo tengo dos hijos.” Primeramente, yo también, en una cierta época, tenía solo hijos pequeños. No obstante, le diré que honestamente si usted se toma el tiempo para invertir en el futuro de ellos (y en el suyo), entrenándolos para que hagan lo que puedan hacer a una edad temprana, usted cosechará los grandes beneficios con posterioridad. Para el momento en que un niño está caminando, él o ella pueden ser motivados a traerle cosas y a guardar sus juguetes. Si usted invierte tiempo, esfuerzo y su entusiasmo para hacer que sus hijos “ayuden” (incluso cuando no le tomaría una fracción de tiempo), cada vez su paciencia se lo permita, está invirtiendo en el futuro de ambos.

Habiendo dicho lo anterior, permítame explicarle que con un hogar que está limpio de desorden y bien administrado, si usted tiene solo un par de niños o si son jóvenes, usted tendrá menos desorden con el cual lidiar. En nuestro hogar, el cual llegó a un máximo de nueve (actualmente hay 6 hijos viviendo en el hogar), tenemos más platos, más ropa, y más personas que dejen las cosas por ahí. Pero también tengo mucha más ayuda para hacer todo si me tomo el tiempo para entrenarlos.  

Con los niños más pequeños que son entrenados apropiadamente con algún tipo de rutina, usted se dará cuenta que realmente no hay mayor desorden que sus juguetes regados por doquier—pero hablaré sobre ese método más adelante, el cual si es seguido, ¡básicamente eliminará el desorden de su vida!

Establezca rutinas para dormir para usted y para sus hijos; cosas que haga de la misma manera, en el mismo orden, todas y cada una de las noches. Luego, establezca una rutina para despertarse. Ore por algo que haga que levantarse valga el esfuerzo. Muchos adultos despiertan por una buena taza de café caliente, té o chocolate, mientras leen su Biblia y oran. Al estar de vacaciones en Florida, para mí, un jugo de naranja recién exprimido es un buen  cambio. Como lo dije antes, ore acerca de algo que la motivará a saltar fuera de la cama (o al menos a dejar de presionar el botón de posponer la alarma) y haga lo mismo por sus hijos. Los viernes, desde que puedo recordar, hemos tenido “el Día del Cereal Azucarado”—¡ese es un día, al menos, en el que mis hijos no se quedan dormidos o dejan de saltar fuera de la cama!

Si usted sale para su trabajo y/o sus hijos se marchan a la escuela, entonces establezca una rutina para salir de casa de manera rápida y eficiente. Pensar y planear de antemano, y luego hacerlo religiosamente es lo que hace que su vida funcione sin problemas.  La variedad es “el condimento de la vida”, pero mucha variedad hace que la vida sea muy condimentada e inaguantable.

Rutinas

Cada mañana, yo reviso mi menú para el día, el cual he planeado y escrito desde la noche antes. Yo preparo el desayuno y comienzo a preparar o arreglar los ingredientes para el almuerzo y la cena. Sin embargo, previamente cuando vivíamos tan lejos de un supermercado, en una granja, la mayoría de nuestra carne y otros artículos estaban almacenados en uno de nuestros congeladores profundos. Así que si yo esperaba hasta la mañana para revisar mi menú, la carne no estaría descongelada, sobre todo durante los meses de invierno. Así que fue allí cuando comencé a revisar mi menú desde la noche anterior. Sin embargo, el menú mensual también está en un capítulo posterior, así que por ahora, el momento para decidir “¿Qué hay para cenar?” tiene que ser justo después de la cena o a más tardar antes de que se vaya a acostar.

Permítame desviarme acá en nuestras rutinas de muestra para enseñarle un par de cosas que le ayudarán. Si usted utiliza carne congelada, asegúrese de incluir en su rutina el revisar su menú (básicamente, lo que usted hará para las comidas al día siguiente) la noche antes. Si usted usa carne fresca, entonces su plan de menús debe ser planeado a la primera hora de la mañana.

No haga lo que la mayoría de mujeres hacen y espere hasta cuando usted debería estar haciendo la cena para decidir qué va a preparar, solo para darse cuenta que le hacen falta ingredientes, y luego correr a conseguir ese ingrediente (comprando algunas cosas de más que usted no necesita solo porque está hambrienta) solo para terminar cenando tarde—¡otra vez! O peor aún, corren a comprar comida rápida. Las estadísticas hoy muestran que los estadounidenses comen comida rápida para el 40% de sus comidas, y ¡esta es la razón por la cual este porcentaje exacto de estadounidenses tiene sobrepeso y están enfermos!! Inclusive si a usted no le importa la comodidad, la salud de su familia (o su salud) está en riesgo cuando esta es la rutina de su hogar.

En lugar de caer en esta categoría de obesidad e insalubridad, solo comience ahora por determinar qué es lo que cocinará para la cena ya sea por la mañana, o incluso mejor, una noche antes (especialmente si usted congela sus carnes). En un capítulo próximo, yo la ayudaré a crear un menú mensual (no a cocinar de antemano para un mes, sino que solo a crear un menú para que usted “sepa” qué va a cocinar y “sepa” que tiene los ingredientes adecuados antes de comenzar a prepararlo) y una lista de supermercado para coincidir con su menú. Esta pequeña inversión de tiempo, le prometo, ¡cambiará radicalmente su vida y le quitará lo tedioso a la preparación de sus comidas y a realizar sus compras del supermercado! Todo lo que yo hago es simple. Cada método toma solo una pequeña inversión de su tiempo, pero perdura por años el crear un hogar y una vida que se maneja adecuadamente. Ahora de vuelta a nuestras rutinas.

Después de revisar mi menú, lo escribo en una pizarra para que mi familia lo vea. Yo dejé de hacer esto por un tiempo, y luego me percaté de que me ayudaba tanto a mí, como a mi familia, para saber que había en el menú. La razón por la que empecé a hacerlo fue para terminar con la pregunta que nosotras las mamás odiamos contestar—“¿Qué hay para cenar?” También ayuda a mis hijas a saber si harán masa para galletas para el postre, u hornearán pan. Para mí, el escribir el menú del siguiente día en la pizarra es mantenerme a la vanguardia en lugar de quedarme atrás. ¡Que maravillosa sensación!

Si usted es una madre ocupada, usted querrá utilizar una olla de cocimiento lento lo más que pueda, para que su cena esté lista a tiempo. Mi vecina, quien me invitó a darles una charla a todas sus amigas y vecinas acerca de la planificación de las comidas, me dijo que ella está dispuesta a cocinar tres comidas a la semana en la olla de cocimiento lento. ¡Ella es una de las mamás que yo conozco que acostumbraban ser parte de la cultura estadounidense de comer fuera tanto como cinco veces a la semana! Adicionalmente a eliminar la tentación de comer fuera, ¡una olla de cocimiento lento hace que su casa huela maravillosamente todo el día! Yo solía poner la mesa para la cena luego del desayuno. Luego comenzamos a utilizar la mesa para la educación de los niños en el hogar, así que la ponía luego de clases. Cuando vivíamos en la granja, teníamos un comedor formal, así que la mesa se ponía inmediatamente después de comer la cena para que estuviera lista para el día siguiente. Haga lo que funcione para su familia, y mientras su familia vaya evolucionando, cambie su rutina para poner la mesa.

El punto de este principio es poner la mesa inmediatamente después de recoger los trastos de la cena (como nosotros lo hacemos ya que tenemos un comedor formal), del desayuno o del almuerzo, o después de terminar sus clases si usted utiliza la mesa para la educación de los niños en el hogar. Solo no espere hasta que usted esté tratando de preparar la comida, como la mayoría de personas lo hacen, para limpiar y poner su mesa.

Mi mejor amiga desde el octavo grado vive en un lugar muy pequeño con su esposo y sus dos hijos. Aunque yo entiendo que es muy pequeño, yo no podía creer que ellos solo hicieran a un lado las “cosas” para que tan solo una persona pudiera sentarse a la mesa. Si su mesa es su “coloca todo”, por favor solo corra a tomar algún tipo de canasta o caja para acomodar su desorden mientras come una buena comida en la mesa. ¡Usted y su familia merecen comer una buena comida juntos y eso no significa enfrente de la televisión!

La mayoría de jóvenes que vienen a cenar hacen el comentario de que nuestra familia se sienta a la mesa y comemos la mayoría de nuestras comidas juntos. El comer juntos no cambió después del divorcio. De hecho, lo que cambió fue el número de invitados que tenemos casi a diario para la cena o para el desayuno del sábado. Cuando me enteré de que mi esposo se iba a divorciar de mí de nuevo, yo estaba decidida a buscar las bendiciones en todo y de tomar la mayor ventaja posible en cualquier situación. Las comidas eran una de ellas. Mi exesposo siempre vivía preocupado por el dinero, ¡pero yo sé que Dios provee para TODAS nuestras necesidades y Él siempre nos motiva a dar! Si usted está teniendo problemas con asuntos financieros, entonces por favor lea mi libro en línea La Mentalidad de Pobreza. Si es el divorcio lo que le está causando problemas, lea mi libro Enfrentando el Divorcio. Estos están disponibles en línea de forma gratuita.

Comida desde lejos. Actualmente, yo “traigo comida desde lejos” de un supermercado local, una vez a la semana para mis ingredientes frescos tales como fruta, vegetales, carne y lácteos. Mis compras mayores también son hechas una vez al mes después de que he planificado mis comidas para el mes. Cuando vivíamos en la granja (y fuimos bendecidos inicialmente con un congelador grande), yo compraba solo una vez al mes. Haga lo que funcione mejor para su situación y para su familia. Haga que sus compras de ingredientes frescos y comidas sean parte de su rutina.

Cuando nos mudamos a la granja, casi toda nuestra carne era producida y destazada en nuestra tierra. Teníamos varios meses de carne en nuestro congelador de carnes para poder escoger de qué forma variar nuestro menú. El resto de nuestras necesidades de compras de una-vez-al-mes se hacían en “la gran ciudad” en Sam’s, un almacén de descuentos que se encontraba a una hora de camino y “en la ciudad” en Wal-Mart, el cual estaba como a media hora de camino.  

En varias ocasiones intenté hacer todas mis compras en un solo día, pero ni siquiera nuestra camioneta para 15 pasajeros tenía la capacidad para toda esa comida con solo un ayudante y mi persona. Además estaba exhausta de dos horas de manejar, comprar y luego tener que ordenar todo. Luego de mucha oración, dividí las compras en dos días una vez al mes. También fuimos bendecidos en nuestra granja con tres despensas, pero incluso si usted no tiene esta bendición, usted puede guardar muchas de sus compras en su garaje, donde nosotros guardamos nuestros excesos tales como productos de papel.

¡Luego la nube se mudó y también nosotros! Ahora vivimos cerca de una ciudad, a tan solo 5 minutos de un Wal-Mart enorme y a 15 minutos en carro de Sam’s. Nos mudamos a una casa más grande, pero tiene una cocina mucho más pequeña y no tiene despensa. ¡Esto significó tener que regresar a hacer las compras una vez a la semana, y por un tiempo, mis hijas hacían todas las compras por mí!

¡Mi teoría es que Dios quiere que use muchos ejemplos para hacer que este libro sea de utilidad para todas ustedes, para que Él continúe moviendo la nube en mi vida!

Si usted quiere ahorrar dinero (o su esposo le ha puesto un presupuesto), compre en las panaderías con descuento. Solían haber varias panaderías con descuento cuando nosotros vivíamos en Florida y cada una tenía sus propias especialidades. Así que pregunte en los alrededores para ver si hay tiendas disponibles en su área. 

Usted también puede buscar un día de doble-descuento en el que tendrá mayores ahorros. La mayoría de carnicerías rebajan todas sus carnes por la tarde noche y usted las puede comprar muy temprano a la mañana siguiente (alrededor de las 6AM). No tema dormir poco—¡Dios nos advierte acerca de dormir mucho! Yo acostumbraba hacer las compras mensuales de carne temprano en la mañana una vez al mes. Era maravilloso escaparme completamente sola ya que mi esposo estaba allí con los niños cuando ellos eran pequeños. Los tiempos han cambiado, ahora soy una madre soltera, pero aún encuentro que hacer compras muy temprano me ayuda a evitar las multitudes y me permite tener tiempo a solas, lo cual disfruto mucho.

Las comidas familiares. Una de las tareas más importantes como esposa y/o madre es preparar una buena cena que no se ha hecho de prisa o que no consista en “comida rápida.” Debería ser un tiempo que la familia ansía poder compartir, y un tiempo que debe ser apartado cada día para hablar de los acontecimientos diarios. Tomar el postre, desde una porción de fruta, una menta o algo más elaborado como pudín, pastel o galletas hechas en casa, hará que sus comidas sean más especiales. Mi exesposo tenía ascendencia sueca, así que el postre se convirtió en parte de nuestras comidas.

Hablando de esposos, asegúrese de no estar tratando de jugar a la “mamá” con los hábitos alimenticios de su esposo. Incluso si su doctor le ha dado instrucciones estrictas, su esposo no es su paciente. Yo honestamente hubiera preferido vivir con mi esposo en paz y en sumisión a él (para cosechar las bendiciones de llamarlo señor, lo cual hice, vea 1 de Pedro 3:6 si a usted le parece horroroso este concepto) por un corto tiempo, que vivir una vida larga y amargada, ¡que es lo que pasará si usted usurpa su autoridad! Si su doctor, sus padres o su jefe la presionan para que sobrepase la autoridad de su esposo, sonría y dígales que están hablando con la persona incorrecta y que hablen con su esposo. Ahora de regreso a esta lección:

Para asegurar un futuro feliz, yo incluí “lecciones de horneo” en la educación de mis hijas. Le enseñé cómo hornear a mi hija mayor cuando ella tenía alrededor de nueve años, y ahora a sus hermanas menores. Hornear es el mejor lugar donde comenzar cuando le está enseñando a sus hijas o hijos, antes de que aprendan a cocinar.

¡Los hombres de nuestra familia AMAN comer galletas frescas y calientitas o cualquier otra golosina horneada para el postre! Nuestra familia es conocida por ofrecer galletas recién horneadas a nuestros amigos cuando vienen de visita. Esta no es la manera en la cual fui criada, pero estoy contenta de que el Señor me haya ayudado a cambiar para que esto pudiera ser parte de la herencia de mis hijos y también de sus propias familias cuando ellos contraigan matrimonio.

Aprender a hornear (después a cocinar) es un entrenamiento maravilloso para el futuro de sus hijas. ¡Que esposo no estaría contento con una esposa que hornee desde cero! Verdaderamente, hornear es un ministerio especial y perdido en la iglesia. Cuando nosotros vivíamos en nuestra granja, mi hija horneaba galletas y pasteles para muchos de los pastores de nuestra iglesia. La mayoría de sus esposas no horneaban, así que era un verdadero deleite y bendición para la familia entera.

¡Mire hacia el futuro! Una vez más, no espere hasta que sean las cuatro de la tarde cuando todo esté hecho un caos (cuando la casa sea un desastre y el bebé se esté despertando de su siesta) para preguntarse “¿Qué deberíamos cenar?” Revise su menú justo después del desayuno, pero mejor aún, la noche antes, especialmente si usted planea utilizar carne congelada.

¡Hágalo fácil! Planee sus comidas grandes especiales solo ocasionalmente. Yo solo hago un desayuno grande y caliente para mi familia los sábados. Mis mejores recetas están en un capítulo próximo; muchas han ganado un listón azul pero son fáciles de preparar. Cuando vivíamos en la granja, se hacía necesario hacer un desayuno grande y caliente dos o tres veces más durante la semana. Pero Dios es bueno—¡a mi hija mayor le encantaba recibir los halagos de la familia y ella se levantaba temprano para preparar estas comidas calientes en mi lugar!

Solo recuerde, nunca le tenga miedo a la simplicidad para balancear su vida. Para los almuerzos yo utilizo platos de papel en soportes para placas codificados por colores—Oh sí, yo creo en la conservación de energía—la mía. Y me importa el ambiente: ¡el ambiente de paz y de poca contienda en nuestro hogar! Sin embargo, también me gusta consentir a mi familia como si fueran invitados al poner una mesa hermosa para todas nuestras cenas y para nuestro gran desayuno del sábado. Mi familia es más especial para mí que los invitados y ellos lo saben por la forma en la que me tomo el tiempo para consentirlos bastante.

¿Quién es Primero en el Hogar?

Si usted está casada actualmente, por favor asegúrese de tener las cosas que su esposo le ha pedido que haga como lo primero en su “Lista de Quehaceres” en lugar de lo último. (Esto evitará mucho enojo o resentimiento de parte de él y muchos sentimientos heridos de su parte) ¡Nuestro ejemplo, Sara, incluso llamó señor a Abraham! (¡Vea “Esposas, Sean Sujetas” en Una Mujer Sabia si usted tiene problemas con este concepto!) Por lo tanto, si usted está casada actualmente, haga que su mayor objetivo sea poner las solicitudes de su esposo como su principal prioridad. Hacer esto me entrenó para poner a mi nuevo Esposo en el primer lugar de mi lista y ¡soy tan bendecida hoy en día!

¿Cuál es el objetivo? Bueno, muchas mujeres me cuentan acerca de sus hijos rebeldes o irrespetuosos, y  sienten que han sido maldecidas con ellos. Normalmente, los niños son criados para ser rebeldes como resultado de que sus padres son rebeldes con sus autoridades. Lo increíble de Dios es que a pesar de que mi exesposo era rebelde, mis hijos no lo son debido al respeto que yo le di a mi esposo cuando estaba casada, y que ahora le doy como mi exesposo (de una manera diferente, por supuesto), ya que él aún es su padre.

Mi objetivo es ser un ejemplo para todas las que me están observando, ser un testimonio del amor que siento por mi Señor y Salvador, Jesús, ¡quien verdaderamente es mi Esposo ahora! Esto comienza en el hogar, y aún de forma más profunda, en mi corazón. ¿Qué hay de usted?

Conclusión

Establecer una rutina le ayudará a manejar su vida de forma adecuada y eficiente, y resultará en que usted tenga que dar menos instrucciones y disciplina a sus hijos. Su nivel de estrés se convertirá en alegría, lo cual hará que su hogar, sus hijos y su esposo (si está casada) sean más felices. ¡Tómese el tiempo para establecer una rutina que sea realizable para su vida! 

Si usted se está preguntando cómo funcionará esto en su vida, con todas las variables que suceden cada semana, entonces el siguiente capítulo le dará algunas sugerencias mientras comparto algunos de mis horarios variados que le pueden dar ideas que serán funcionales para usted!

Diario