Mi esposo está presentando el divorcio; ¿Qué debería hacer?

¿Cómo encuentro a alguien que me defienda?

¿Cómo me puedo proteger a mí misma y especialmente a mis hijos?

Muchos Cristianos, consejeros e incluso pastores te aconsejarán conseguir un buen abogado Cristiano para protegerte a ti y tus hijos.   Sin embargo, cuando me vi enfrentada con el mismo dilema, busqué en las Escrituras y fui al “Consolador Poderoso”

Encontré en Su Palabra que Él había prometido protegerme y defenderme! Lo elegí a Él e hize lo que Su Palabra me dijo que hiciera.   Él no fue tan sólo fiel sino que más poderoso que cualquier abogado o corte podría haber sido porque puse mi confianza solamente en Él!

¿Quién ha entendido la mente del Señor?  !!Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! !!Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos! Porque ¿quién entendió la mente del Señor? ¿O quién fue su consejero? Rom. 11:33-34. Háblale  al Señor. Luego siéntate tranquilamente y escúchalo. 

Ay de los rebeldes.  Egipto representa al mundo.   “!!Ay de los hijos que se apartan, dice Jehová, para tomar consejo, y no de mí; para cobijarse con cubierta, y no de mi espíritu, añadiendo pecado a pecado!  Que se apartan para descender a Egipto, y no han preguntado de mi boca; para fortalecerse con la fuerza de Faraón, y poner su esperanza en la sombra de Egipto.” Isa. 30:1-2.

¿Has buscado protección en la corte? Confías en tu abogado MÁS de lo que confías en el Señor?  …   Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo.” Y hace que tu corazón se aparta de Jehová.” Jer. 17:5

A ti no llegará.   “Y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa.” Mat. 5:38-48.  Usualmente estamos preocupadas de que nuestros esposos no nos cuidarán y que ellos pueden tomar de lo que nosotras o nuestros hijos merecen.   Si tú actúas como que él fuese tu enemigo y peleas, él peleará de vuelta. ¿No lo ha hecho ya en el pasado?

Muchos comparten “historias horrorosas” acerca de quienes se han divorciado para asustarte  y así hacerte contratar un abogado. Sólo recuerda, “Caerán a tu lado mil, Y diez mil a tu diestra; Mas a ti  no llegará.” Salmo 91:7. En cambio, No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.” Rom. 12:21. Deja a tu abogado y confía  SOLAMENTE EN DIOS para librarte y protegerte.

¿Osas ir delante de los injustos en vez de los santos? “¿Osa alguno de vosotros, cuando tiene algo contra otro, ir a juicio delante de los injustos, y no delante de los santos?” 1Cor.6:1. Esta es una escritura muy firme.  ¿Desafiaríamos a Dios?  Si te presentas en corte, tú te estás presentando “delante de los injustos”.

En la mayoría de los estado tu no violas la ley si no te presentas en corte si eres notificado con papeles de divorcio.   Tú simplemente pierdes por defecto. Algunos te hacen firmar una dispensa en donde tu no te presentarás, y en algunos estados (como en el estado de Florida al momento de escritura) tu ni siquiera tienes que firmar los papeles para presentarte. 

Verifícalo y no tomes la palabra de una persona si ellos te dicen que “tienes que” hacer algo.  Yo tomo este verso literalmente cuando  fui notificada con los papeles de divorcio.  No firmé los papeles ni me presenté para la audición- y Dios me liberó!  Hubiése ido a un abogado o me hubiése presentado en corte, ¡no habría visto la poderosa liberación de la mano de Dios!

Juzgaremos ángeles.  “¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas? ¿O no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto más las cosas de esta vida? 1 Cor. 6:2-3. Dios se está burlando de nosotros, nos está mostrando cuan  insignificantes y pequeños son los problemas de este mundo en comparación con nuestra vida con Él. 

Problemas de esta vida.  “Si, pues, tenéis juicios sobre cosas de esta vida, ¿ponéis para juzgar a los que son de menor estima en la iglesia?” 1 Cor, 6:4. Los juzgados hoy no siguen enseñanzas Bíblicas cómo lo hacían cuando este país fue fundado.  Como resultado, tenemos reglas y cargas puestas sobre creyentes que ni Dios y nuestros padres fundadores tenían en mente. Si eliges que la corte te ayude, tú eligirás su juicio sobre la protección y provisión de Dios. 

Ante los incrédulos.   “Para avergonzaros lo digo. ¿Pues qué, no hay entre vosotros sabio, ni aun uno, que pueda juzgar entre sus hermanos,  sino que el hermano con el hermano pleitea en juicio, y esto ante los incrédulos? 1 Cor. 6:5. Cuando la iglesia comienza a ignorar las enseñanzas Bíblicas, ellos también comienzan a ignorar la corrección de la iglesia. 

NUNCA he escuchado a un hombre que haya dejado su pecado de adulterio  después de ser confrontado por la iglesia. Algunos temporalmente cambiaron, pero en todos los casos  ellos volvían con la otra mujer. Así que no le pidas a tu pastor que hable con tu esposo. Permítele al Señor que cambie y suavice el corazón de tu esposo.   

Preferir el agravio o ser defraudado.  “ Así que, por cierto es ya una falta en vosotros que tengáis pleitos entre vosotros mismos. ¿Por qué no sufrís más bien el agravio? ¿Por qué no sufrís más bien el ser defraudados? Pero vosotros cometéis el agravio, y defraudáis, y esto a los hermanos." 1Cor. 6:7-8.  Dios dice que es mejor que le hagan daño y que la defrauden (engañen o embauquen)

La mayoría de las mujeres con las que hablo que están en el proceso de divorcio están tan preocupadas por lo que ellas obtendrán, cuán to dinero para la manutención y cuántas posesiones.  Si no te permites a ti misma equivocarte, tu esposo terminará enojado y amargado. Si no te permites a ti misma ser cubierta por el Mar Rojo, nunca verás el poder de Dios al librarte! Recuerda que “el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa. (Mat. 13:22)

Se nos dice que Demas dejó a Pablo por las preocupaciones del mundo que ahogan la palabra.   El siguiente verso nos dice como…. “El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa.” Mat. 13:22.  La escritura dice específicamente que fue por el “afán” y por las “riquezas”. No se preocupe ni sea atrapado por el dinero o las riquezas. 

Confíe que  “Nuestro Señor suplirá todas nuestras necesidades” incluso cuando nuestros papeles digan que él no tiene suficiente para pagar la manutención o pareciera  que no hay suficiente dinero para ti y tus hijos. Muchos han desmayado en su fe porque la Palabra fue ahogada. 

Mis papeles de divorcio decían que no tendría lo suficiente para mantenerme a mi y a mis cuatro pequeños  hijos. Pero Dios habló al corazón de mi esposo porque confié en el Señor. Ni siquiera necesite pedirle o contarle mi mala situación. Dios puso el deseo de pagar todas nuestras cuentas en el corazón de mi esposo hasta que regresó a casa!

Porque eres tibio.  No contrate un abogado.  Si tiene alguno, despídalo/a.  Cada una de las mujeres que trató de convencer a  otras de que estaba bien comprometer alguno de los principios de las Escritura que están escritos en este libro o en Una Mujer Sabía Construye Su Casa: Por una necia que destruyó la suya con sus propias manos,  todavía están viviendo una vida de soltería. 

Quizás esto no es  lo que quiere escuchar .  No es lo que quiero escribir tampoco.   Pero debo resistir permitirle a mi corazón gobernar lo que está escrito por ÉL o Él dejará de usarme. 

Una falta en vosotros.  “Así que, por cierto es ya una falta en vosotros que tengáis pleitos entre vosotros mismos. ¿Por qué no sufrís más bien el agravio? ¿Por qué no sufrís más bien el ser defraudados?” 1 Cor. 6:7.  Esta es tu respuesta: si va a la corte con su esposo, ya es una falta para usted. Puede que obtenga el dinero o las posesiones, pero perderá a su esposo!

Nadie verá al Señor.  “Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor”. Heb. 12:14-15.  Si desea actuar como Dios actuó (Jesús era totalmente inocente) recuerde que Él  “no respondía con maldición”. 1 Pedro 2:23. Dios puede comenzar el trabajo en la vida de su esposo porque usted está plantando semillas de vida y no  dándole a Satanás más combustible para destrucción. (ver 1Pedro 3:1).

Queremos que nuestros esposos vean los caminos de Jesús en nosotras.  Aplacamos el trabajo del Espíritu Santo cuando hacemos cosas que “queremos” en vez de hacer las que “deberíamos”.  Hacerlo a la manera de Dios

Deja de lado.   “Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia”. Efe. 4:31.  Si usted tiene un abogado, calumnia e ira aparecerán. De todo esto se trata el divorcio. Usted debe dejarlo de lado.   No importa si usted tiene un abogado Cristiano o no- toda “ayuda del hombre es vana”!

Ayuda del hombre es vana.  “Danos socorro contra el adversario, porque vana es la ayuda del hombre”. Salmo 108:12-13.  He escuchado infinitas cuentas de todas las maneras que la gente trata de ayudarse a sí mismos, sólo para descubrir que aunque el juez da  una cierta cantidad de dinero o protección . la corte no puede hacer que tu esposo page o te proteja de su venganza o daño físico!

Ha habido mucho atención del medio para esos que no pagan la manutención de los niños.   Has escuchado historias acerca de hombres que van donde sus esposas y se vengan de ellas físicamente- y la ley no las puede ayudar! Permítele al Señor cambiar el corazón de tu esposo.  (Prov. 21:11)

Tu esposo no necesita penas más estrictas, sino un corazón para  usted y sus hijos. Usted tiene Su promesa: “Cuando los caminos del hombre (sus caminos) son agradables a Jehová, aun a  sus enemigos hace estar en paz con él. Prov. 16:7

Refúgiate en el Señor.  Es mejor refugiarse en el Señor que confiar en  un hombre. Salmo 118:8. Un abogado no es un substituto del Señor.   Si usted cree que puede tener ambas protecciones la de un abogado y la de Dios el siguiente versículo  explica que ambos se oponen. “Maldito el hombre que en el hombre confía. Bendito es el hombre que confía en el Señor, Cuya confianza es el Señor." Jer. 17:5-8. Usted puede decidir entre ser bendecido o maldecido. Usted decide. 

Estad quietos.  “Estad quietos y conoced que yo soy Dios” Salmo 46:8-10.  Ponlo en Sus manos. Deja de retorcerte las manos, deja de discutir acerca del tema con todos.   ¡Quédese tranquila! Si su esposo ya ha comenzado los papeles del divorcio y usted se ha humillado a si misma y vuelto de sus caminos malvados, entonces siga los siguientes pasos:

A la paz nos llamó.   Dígale a su esposo que usted no quiere el divorcio, pero que no se interpondrá en su camimo (Salmo 1:1) y que usted NO responderá el divorcio tampoco.  Dígale que usted “no lo culpa” por querer divorciarse de usted. Dígale que usted todavía lo ama (si la “muralla de odio esta abajo”), no importando lo que él elija hacer.  “Pero si el incrédulo se separa, sepárese…sino que a paz nos llamó Dios”. 1Cor. 7:15.

Dulzura de labios.  Nuevamente, asegúrese de decirle a su esposo que usted no le contestará o peleará en el divorcio y de que usted no tendrá un abogado.  (Si usted tiene un abogado, dígale a su esposo que lo despedirá). Dígale a su esposo que confía en él y que sabe por el pasado que él será justo, y que él hara lo que él crea es correcto para usted y sus hijos.  “Y la dulzura de labios aumenta el saber”. Prov. 16:21

Odio el divorcio.  Dígale a su esposo que usted ha cometido muchos errores en el pasado que usted no quiere cometer más.  Usted espera que él no le permita firmar los papeles del divorcio. Yo le dije a mi esposo que ya que nuestro estado era uno de “sin falta", el divorcio iría igual incluso si yo no firmaba los papeles.   Busque al Señor para cómo Él quiere ayudarla y las palabras que Él quiere que hable a su esposo. Recuerde, el Señor dice, “Odio el divorcio”. Por su puesto que si él persiste en que usted firme, esté de acuerdo en hacerlo y luego ore diligentemente para que el Señor lo detenga en insistir en que usted firme.   Si usted no es la misma mujer desagradable que solía ser, y su esposo ve a una mujer humilde y dócil, entonces él no continuará presionando para que firme. No ofrezca sugerencias para tratar de agradar a su esposo; esto es desagradable para el Señor. Busque al Señor! (Vea: “Esposas, sean sujetas” bajo el título “Obediencia de Sara: sumisión  hacia pecado?” en Una Mujer Sabia Construye Su Casa: pero la NECIA la destruye con sus propias manos)

Todo es Posible.  Sin embargo, si usted ha participado en el proceso del divorcio, todo no está perdido.  Pídale al Señor perdón y a su esposo también. Demuestre su deseo de que usted quiere su familia  unida abandonando cualquiera o todas las acciones legales. Dios comenzará a sanar inmediatamente: “Mas para Dios todo es posible”.   Mat. 19:26.  Si usted a  contratado un abogado despídalo inmediatamente si quiere que el Mejor la defienda.  Luego ore,!!Oh Jehová, para ti no hay diferencia alguna en dar ayuda al poderoso o al que no tiene fuerzas! Ayúdanos, oh Jehová Dios nuestro, porque en ti nos apoyamos, y en tu nombre venimos contra este ejército. Oh Jehová, tú eres nuestro Dios; no prevalezca contra ti el hombre”. 2 Crónicas 14:11.

Más difícil de ganar. Si usted ya  ha pasado por el divorcio, amargura, resentimiento y rabia extrema son probablemente los sentimientos de su esposo hacia usted ahora.  Ore para que Dios perdone sus transgresiones y borre los malos recuerdos que él tiene. (Salmo 9:5) y los reemplace con buenos pensamientos.  Ore más intensamente y sea más dulce (nuevamente, la dulzura de labios aumenta el saber) en cada oportunidad que tenga con su esposo para ganarlo de vuelta.  Recuerde, “el hermano ofendido es más tenaz que una ciudad fuerte, y las contiendas de los hermanos son como cerrojos de alcázar”. Proverbios 18:19. (Vea el Capítulo 8, “Ganado sin una palabra”).

Lo cual habría soportado.   Dios entiende por lo que usted está pasando.  Lea algo de Salmos 55; Él le está hablando directamente a usted.  Comenzando en el versículo 6,  !!Quién me diese alas como de paloma! Volaría yo, y descansaría. Ciertamente huiría lejos; Moraría en el desierto.  Me apresuraría a escapar Del viento borrascoso, de la tempestad”. Versículos 12-14: Porque no me afrentó un enemigo, lo cual habría soportado; Ni se alzó contra mí el que me aborrecía,
Porque me hubiera ocultado de él; Sino tú, hombre, al parecer íntimo mío, Mi guía, y mi familiar; Que juntos comunicábamos dulcemente los secretos, Y andábamos en amistad …”.

Robar y  matar y destruir.  Si tu has “volado” lejos de casa.  Satanás está en su gloria porque él ha nuevamente logrado dividir y conquistar!  Toma de vuelta la tierra que robó de ti; él es un ladrón! “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”. Juan 10:10. Da a Dios la victoria y el testimonio de voltear esto para Su gloria! En vez de lanzar lejos “tu cruz” (tu matrimonio en conflicto), recójala  nuevamente y sígalo a Él!

Tome su cruz diariamente.  “Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame”. Lucas 9:23. Esté segura de que su cruz no es más pesada  que la que él ha diseñado para usted; sáquese toda su falta de perdón y amargura.  Es un peso muy pesado de cargar y eventualmente, no será capaz de llevarla. No sería ni capaz de cargarla ahora, para comenzar a seguirlo

Sáquese cualquier “obra de la carne”.  La carne lo agotará y lo destruirá. Suelte y deje a Dios restaurar.  Use este tiempo para enamorarse del Señor! Si su cruz se siente demasiado pesada para llevarla, hay pesos en su cruz de debe dejar ahí.  Él no miente y Él ha prometido que no nos dará más de lo que podemos soportar!

Para ti no hay diferencia.  Ahora todos oremos como Asa oró en 2 Crónicas 14:11: “!!Oh Jehová, para ti no hay diferencia alguna en dar ayuda al poderoso o al que no tiene fuerzas! Ayúdanos, oh Jehová Dios nuestro, porque en ti nos apoyamos, y en tu nombre venimos contra este ejército. Oh Jehová, tú eres nuestro Dios; no prevalezca contra ti el hombre”.

Abajo hay unos breves testimonios ( En Fruto de la Palabra) de aquellos que han elegido seguir los caminos del mundo  o los caminos de Dios: 

Testimonio:  Una  mujer vino a clases por primera vez justo una semana antes de que llevara la evidencia de la  infidelidad de su esposo a su abogado. El abogado dijo que si mostraba esto al juez, podía obtener más dinero para ella.  La lección de esa noche fue “Maravilloso consejero”. Sin decir una palabra en clases, ella fue a casa y tiró a la basura la caja de zapatos con la “evidencia”.  Desde entonces, su esposo ha continuado pagando sus cuentas aunque se casó con otra. Todavía está orando y confiando en Dios. 

Testimonio:   Una mujer joven  le creyó a Dios cuando leyó que “Él es nuestro  proveedor”. Cuando ella leyó los papeles de divorcio, que señalaba que ella iba a tener muy poco para pagar la renta para si misma y sus hijos, ella resolvió continuar confiando en Dios.   Luego ella actuó en fe. Le dijo a su esposo que ella confiaba en él y de que ella estaba segura de que é los cuidaría así como lo había hecho en el pasado. Él continuó pagando todas sus cuentas  e incluso le dio dinero dinero extra de vez en cuando. La otra mujer y el abogado trataron de falsificar los papeles del divorcio, pero no pudieron tener éxito porque Dios había vuelto el corazón de su esposo.  El divorcio se llevó a cabo, pero poco después ellos se volvieron a casar. 

Testimonio:  Una mujer llorando nos contactó diciéndonos que su esposo había comenzado los papeles del divorcio.  Ella dijo que también tenía una amiga en la misma situación. Dijo que su amiga era tan agradable que ella compartió con ella los problemas de su matrimonio y que ella estaba confiando en Dios para ayudarla. Unas pocas semanas después ella escuchó una noticia impactante en las noticias:  el esposo de su amiga estaba tan desconsolado acerca del divorcio que él planeó matar a su esposa antes de dejarla ir.  Entonces la red que él había escondido atrapó su propio pie; él murió en el fuego que también destruyó toda la casa. 

Testimonio:   Una mujer mayor  llegó a Ministerio de Restauración después de que su divorcio había llegado a fin. (aunque una amiga le había suplicado por meses venir!).  Ella le compartió a otros los efectos desgastantes de pelear en la corte. Ella recibió “todo lo que merecía”: la casa, un auto nuevo y pensión alimenticia.  Pero ahora ella tiene un ex esposo que no tiene nada que ver con ella. Él tiene miles de dólares que valen amargura que la corte le hizo pagar a ella y a su abogado. 

Testimonio:  Una mujer vino a un grupo de oración (no Ministerios de Restauración) de dinero en el divorcio.   Sólo unos meses después ella estaba pidiendo oración nuevamente ya que su esposo no le había dado ningún centavo. Nuevamente oraron para que la corte fuese duro con su esposo.  El juez nuevamente estuvo a su favor. 

Sólo semanas después le pidió al grupo de oración que orara para que la policía lo “encontrara” y lo trajera de vuelta para “justicia”. El había viajado  a otro estado para evitar pagar. En este punto la policía lo llevó a prisión. Ese g grupo de oración falló realmente en confiar en Dios para su protección, en confiar en ÉL para cambiar el corazón de su esposo y hacerlo que ayudara a su familia. “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”. Filip 4:19.  Sólo los caminos de Dios te traerán “victoria”

No siga la manera del mundo, confíe solamente en Él.   Le prometo que Él nunca la decepcionará. Solamente entras se comprometa o buscar en la carne para fuerza y protección las cosas irán mal . En vez le tomará pasar por el fuego de la resistencia (con Él) para alcanzar la victoria que Él tiene para ti.  ¿Recogerás tu cruz y lo seguirás?

¿Cuánta fe usted tiene? ¿Suficiente para dar el paso de permitirle al Señor que pelee por usted sin un abogado?  Mi hermana amada en Cristo, deje a su abogado y tome la mano de Jesús. 

Compromiso personal: confiar en Dios solamente. “Basado en lo que aprendí en las Escrituras, me comprometo a confiar que Dios peleará por mi en esta batalla.  Dejaré a mi abogado (si tengo uno) y no me presentaré en la corte (a menos que esté en rebeldía)

C3-Journal-e1542811532964

Si está lista para comprometerse con DIOS a terminar el curso, AL HACER CLIC en su DIARIO ha aceptado, y está listo para documentar este próximo paso a lo largo de su Viaje de Restauración en su formulario "Mi Diario". Tómese su tiempo, siéntese, tome su café o té y vierta su corazón en su Diario.

 Así mismo, “Las mujeres mayores también …...enseñando lo que es bueno, para que puedan ANIMAR a las jóvenes…” (Tito 2:3) tendrá la oportunidad de hablar a las mujeres jóvenes que aún están solteras como parte de su ministerio.