Lea el Testimonio de matrimonio RESTAURADO de Klara,
"¡No sabes con quién estás tratando!"

Este testimonio fue tomado de uno de nuestros muchos
palabra de su Testimonies libros
para ayudarle a
superar cualquier duda o el miedo  en
la capacidad de Dios y el deseo de
restaurar su matrimonio!

Capítulo 11 "Yo Aborrezco El Divorcio"

“Yo aborrezco el divorcio —dice el Señor,
Dios de Israel.”
Malaquías 2:16.

¿Por qué tantos matrimonios están terminando en divorcios? Todos hemos escuchado las estadísticas… 50% de los primeros matrimonios terminan en divorcio y 80% de los segundos matrimonios terminan en divorcio. Eso signifi ca que ¡sólo 20% de los segundos matrimonios sobreviven! ¡La verdadera lástima es que justo el mismo número de matrimonios terminan en divorcio EN la iglesia! ¡Los cristianos ahora aceptan el divorcio como una opción! ¿Por qué el ataque tan violento hacia los matrimonios?

“Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa; con todo, la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca” Mateo 7:25. ¿Fue su casa edifi cada sobre la roca? “Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa, y ésta se derrumbó, y grande fue su ruina” Mateo 7:27.

¡La Roca sobre la que necesitamos construir es la Palabra de Dios! Cuando damos cabida a una idea errónea, Dios nos dice “cada uno es tentado cuando sus propios malos deseos lo arrastran y seducen. (La defi nición para malos deseos es un “anhelo” por lo que está prohibido). Luego, cuando el deseo ha concebido, engendra el pecado; y el pecado, una vez que ha sido consumado, da a luz la muerte. Mis queridos hermanos, no se engañen” Santiago 1:14–16. Muchos dirán que no hay nada malo con el divorcio, especialmente bajo ciertas circunstancias, y entonces es cuando el engaño sucede.

El engaño

Debemos obedecer a Dios en lugar de a los hombres. Todos tienen sus propias opiniones acerca del matrimonio y de lo que ellos “piensan” que Dios dice en las Escrituras con respecto al matrimonio. Cuando uno busca en las Escrituras, uno descubre que el “área gris” es donde es más fácil pararse, pero no está cimentado en la Palabra de Dios. El matrimonio y el divorcio es claramente un asunto de blanco y negro. El mantenerse fi rme al respecto resulta poco popular y difícil, por lo que muchos pastores no quieren tomar una postura fuerte contra el divorcio. Pero, “¡Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres!” Hechos 5:29.

Él es nuestra única esperanza de salvación. No siga lo que otras personas dicen. En lugar de eso, siga a Dios; obedézcalo, porque Él es nuestra única esperanza de salvación. No complique Su Palabra tratando de encontrar “lo que usted cree que quiere decir” ¡Él quiere decir exactamente lo que dice!

No me avergüenzo del evangelio de Cristo. Por favor manténgase fi rme en las enseñanzas de Dios sin importar lo que es popular o cuántas personas en su iglesia se han divorciado y/o vuelto a casar. “No me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen” Romanos 1:16.

Por favor entienda que ¡si los matrimonios se van a salvar, debemos mantenernos en la verdad! Esos segundos matrimonios que “se ven” felices están de hecho viviendo en derrota, sin ser un testimonio de la fi delidad de Dios. Ellos causan que muchos otros sufran o vivan en un nivel inferior a lo mejor que Dios ofrece, ¡especialmente los hijos, quienes sufren más que todos!

Con gentileza se corrige a los que se oponen. Por favor no debata el asunto del divorcio. Cada persona es responsable de hablar, enseñar y vivir la verdad. Entonces el Espíritu Santo hará el trabajo de convencimiento, el Señor cambiará sus corazones. “No tengas nada que ver con discusiones necias y sin sentido, pues ya sabes que terminan en pleitos. Y un siervo del Señor no debe andar peleando; más bien debe ser amable con todos, capaz de enseñar y no propenso a irritarse. Así, humildemente, debe corregir a los adversarios, con la esperanza de que Dios les conceda el arrepentimiento para conocer la verdad, de modo que se despierten y escapen de la trampa en que el diablo los tiene cautivos, sumisos a su voluntad” 2 Timoteo 2:23–26.

El árbol se conoce por su fruto. Podemos ver los frutos de muchos de aquellos en el liderazgo de la iglesia–los que han permitido que se difunda el abuso de las “excepciones” para el divorcio. Hemos visto que comenzó con la evasiva de “infi delidad o adulterio” y ¡ha conducido a divorcio por prácticamente cualquier razón! Tiene paralelo con lo que ha pasado con el asunto del aborto; ¡violación, incesto, y la salud de la madre ahora representan menos del 1% de los abortos que se practican! “Por sus frutos los conocerán” Mateo 7:16. “Si tienen un buen árbol, su fruto es bueno; si tienen un mal árbol, su fruto es malo. Al árbol se le conoce por su fruto” Mateo 12:33. Podemos claramente ver el fruto malo que ha producido el transigir la Palabra de Dios— matrimonios rotos y votos rotos.

Las preguntas

¿POR QUÉ DEBEMOS ENTENDER Y SEGUIR LA LEY DE DIOS REFERENTE AL MATRIMONIO?

Porque las familias están siendo destruidas, y sin la familia, el fundamento en el que nuestro país se mantiene será removido, ¡y nuestra caída será enorme! Nosotros, como cristianos, tendremos la culpa. No podemos apuntar el dedo hacia otros porque Dios nos promete a nosotros como creyentes que “si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra” 2 Crónicas 7:14.

Aún así, los matrimonios cristianos están pereciendo a la misma velocidad de destrucción que los del mundo. ¿Por qué? “Por falta de conocimiento mi pueblo ha sido destruido” Oseas 4:6. Los cristianos han sido engañados, y están siguiendo los caminos del mundo en lugar de los caminos de Dios.

¿CÓMO PODEMOS SABER QUE HEMOS SIDO ENGAÑADOS ACERCA DEL MATRIMONIO Y DEL DIVORCIO?

Apartándose de los mitos. Los que se sientan en las bancas de la iglesia no quieren oír la verdad. “Porque llegará el tiempo en que no van a tolerar la sana doctrina, sino que, llevados de sus propios deseos, se rodearán de maestros que les digan las novelerías que quieren oír. Dejarán de escuchar la verdad y se volverán a los mitos” 2 Timoteo 4:3–4.

Nosotros ahora buscamos soluciones mundanas para matrimonios con problemas o heridos en lugar de buscar al Señor y a Su Palabra. “Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios” 1 Pedro 2:9 ¡No somos una nación santa si sólo seguimos el derrotado camino que lleva a la corte de divorcios!

Usted no puede hacer lo que quiere. Su Palabra siempre es consistente; la Palabra de Dios se opone a las fi losofías del mundo y algunas veces es difícil de entender y seguir. “El que no tiene el Espíritu no acepta lo que procede del Espíritu de Dios, pues para él es locura. No puede entenderlo, porque hay que discernirlo espiritualmente” 1 Corintios 2:14. “Así que les digo: Vivan por el Espíritu, y no seguirán los deseos de la naturaleza pecaminosa… de modo que ustedes no pueden hacer lo que quieren” Gálatas 5:16–17.

Fruto malo. De nuevo, podemos fácilmente ver “los frutos” de todos los matrimonios cristianos que han sido destruidos porque ellos creyeron las mentiras. “Por sus frutos los conocerán. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los cardos? Del mismo modo, todo árbol bueno da fruto bueno, pero el árbol malo da fruto malo” Mateo 7:16–17.

Los hechos escriturales se mantienen firmes

Busquemos más en las Escrituras para ver como Dios ve el matrimonio.

Esposa por pacto. En la noche de bodas, un pacto de sangre es hecho conforme la pareja consuma su matrimonio. “Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre” 1 Corintios 11:25.

“Otra cosa que ustedes hacen es inundar de lágrimas el altar del Señor; lloran y se lamentan porque él ya no presta atención a sus ofrendas ni las acepta de sus manos con agrado. Y todavía se preguntan por qué. Pues porque el Señor actúa como testigo entre ti y la esposa de tu juventud, a la que traicionaste aunque es tu compañera, la esposa de tu pacto” Malaquías 2:13–14. “No violaré mi pacto ni me retractaré de mis palabras” Salmo 89:34.

“Todas las sendas del Señor son amor y verdad para quienes cumplen los preceptos de su pacto” Salmo 25:10.

El matrimonio es de por vida. Decimos en los votos hasta que la muerte nos separe. “Así que ya no son dos, sino uno solo. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre” Mateo 19:6. “Y los dos llegarán a ser un solo cuerpo. Así que ya no son dos, sino uno solo” Marcos 10:8.

¡Dios dice que aborrece el divorcio! Aun así, ¡algunas mujeres están realmente convencidas de que Dios las dirigió al divorcio! Algunas han dicho que Dios las ha “liberado” Él dice…“Yo aborrezco el divorcio—dice el Señor, Dios de Israel” Malaquías 2:16. Él nunca cambia… “Jesucristo es el mismo ayer y hoy y por los siglos” Hebreos 13:8.

Usted no es una excepción. “Ahora comprendo que para Dios no hay favoritismos” Hechos 10:34.

El volverse a casar no es una “opción” ¡La Biblia dice que es “adulterio”! “Pero yo les digo (Jesús mismo lo dijo) que, excepto en caso de infi delidad conyugal, todo el que se divorcia de su esposa, la induce a cometer adulterio, y el que se casa con la divorciada comete adulterio también” Mateo 5:32.

“Les digo que, excepto en caso de infi delidad conyugal, el que se divorcia de su esposa, y se casa con otra, comete adulterio” Mateo 19:9.

Comete adulterio. “El que se divorcia de su esposa y se casa con otra, comete adulterio contra la primera” Marcos 10:11. “Todo el que se divorcia de su esposa y se casa con otra, comete adulterio; y el que se casa con la divorciada, comete adulterio” Lucas 16:18.

Si su esposo muere. “Por eso, si se casa con otro hombre mientras su esposo vive, se le considera adúltera. Pero si muere su esposo, ella queda libre de esa ley, y no es adúltera aunque se case con otro hombre” Romanos 7:3.

¿Se dio usted cuenta de que en ningún lugar de la Biblia se habla de la ESPOSA divorciándose de su esposo? La verdad es que esto nunca fue permitido aún por Moisés quien permitió el divorcio por la dureza de los corazones de los esposos contra sus esposas.

Le faltan sesos. “Pero al que comete adulterio le faltan sesos; el que así actúa se destruye a sí mismo” Proverbios 6:32. “Si alguien comete adulterio con la mujer de su prójimo, tanto el adúltero como la adúltera serán condenados a muerte” Levítico. 20:10.

¿QUÉ HAY DE LA CLÁUSULA DE “EXCEPCIÓN”?

De nuevo, muy pocos divorcios en la iglesia son por la razón del adulterio, aún si esa fuera la correcta “excepción” Realmente, en cada referencia bíblica, las palabras “adulterio” y “fornicación” o “impureza moral” son usadas intercambiablemente como si ellas fueran las mismas palabras —¡pero no lo son! La palabra “adulterio” (la Concordancia de Strong en el griego o lenguaje original es 3429 Moichao) que signifi ca después del matrimonio. La palabra “fornicación” (4202) signifi ca antes del matrimonio. Estos son dos pecados separados y no deberían ser confundidos.

Con esta información, podemos volver a escribir el versículo en Mateo con la traducción correcta, para decir: “…Pero yo (Jesús) les digo que… todo el que se divorcia de su esposa, la induce a cometer adulterio, y el que se casa con la divorciada comete adulterio también” 5:32. Sólo cuando una mujer, en o antes de su boda, era descubierta no siendo virgen, sólo entonces el esposo podía divorciarse de su esposa. Y de nuevo, Moisés sólo permitió a los hombres divorciarse: “Moisés les permitió divorciarse de su esposa por lo obstinados que son—respondió Jesús—. Pero no fue así desde el principio” Mateo. 18:9.

En otras palabras, NO, usted no se puede divorciar de su esposo por ninguna razón. Sólo los hombres se pueden divorciar, aquellos que tienen un corazón endurecido (Mateo. 5:32 y 19:8). Es por esto que usted necesita pedirle al Señor que vuelva y suavice el corazón de su esposo hacia usted. (Vea el capítulo 10 “Él vuelve el corazón”)

¡Sea cuidadosa cuando usted dice que “Dios le dijo!” “Yo estoy contra los profetas que sueltan la lengua y hablan por hablar—afi rma el Señor—. “Yo estoy contra los profetas que cuentan sueños mentirosos, y que al contarlos hacen que mi pueblo se extravíe en sus mentiras y sus presunciones” Jeremías 23:31–32. “Yo aborrezco el divorcio–dice el Señor, Dios de Israel” Malaquías 2:16. ¡Dios nunca nos dice que vayamos contra Su Palabra! ¡Él nunca cambia! ¡Nunca!

Usted también debe ser muy cuidadosa con lo que dice acerca del divorcio o de volverse a casar, por cuanto podría causar que alguien cayera y se divorciara o se volviera a casar. “¡Ay del mundo por las cosas que hacen pecar a la gente! Inevitable es que sucedan, pero ¡ay del que hace pecar a los demás! Pero si alguien hace pecar a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgaran al cuello una gran piedra de molino y lo hundieran en lo profundo del mar” Mateo 18:7,6.

Muchos han sido engañados. “Y no es de extrañar, ya que Satanás mismo se disfraza de ángel de luz” 2 Corintios 11:14. Si usted se siente impulsado a decir o a hacer algo, primero asegúrese de que es consistente con la Escritura. “Pero todo el que me oye estas palabras y no las pone en práctica es como un hombre insensato que construyó su casa sobre la arena. Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa, y esta se derrumbó, y grande fue su ruina” Mateo 7:26–27.

La naturaleza pecaminosa cosecha destrucción. “El que siembra para agradar a su naturaleza pecaminosa, de esa misma naturaleza cosechará destrucción; el que siembra para agradar al Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna” Gálatas 6:8. Verifi que para ver cuan “implacable” es usted antes de que vaya en una dirección específi ca. Los deseos carnales se sienten bien en la carne; si usted tiene una urgencia detrás de ellos, usted no necesita gracia para llevarlos a cabo. “Porque ésta desea lo que es contrario al Espíritu, y el Espíritu desea lo que es contrario a ella. Los dos se oponen entre sí, de modo que ustedes no pueden hacer lo que quieren” Gálatas 5:17.

¡Dios y sólo Dios! ¿Qué conocimiento se ha ganado al ver tantos matrimonios destruidos y con problemas? Cuando dos cosas (o personas) están siendo jaladas o estiradas para separarse por “fuerzas externas,” debe haber una “Fuerza más poderosa” que pueda unirlos. ¿Cuál es la “Fuerza más poderosa” que pueda unirle a usted y a su esposo? ¡Dios y sólo Dios! ¡Por su obediencia a Su Palabra! Pero usted tiene que conocer Su Palabra antes de que pueda comenzar a obedecerla. “Por falta de conocimiento mi pueblo ha sido destruido” Oseas 4:6. ¡Es por eso que usted DEBE leer esto una y otra vez!

HAGAMOS UN COMPROMISO PERSONAL PARA

MANTENERNOS CASADAS

y para animar a todos los que conozcamos o con quienes
platiquemos para hacer lo mismo.

Compromiso personal: permanecer casada y animar a otras a hacer lo mismo. “Basado en lo que he aprendido de la Palabra de Dios, me vuelvo a comprometer con mi matrimonio. Me humillaré a mí misma cuando sea necesario y tomaré todos los pasos como una “pacifi cadora” en mi matrimonio. No cubriré mis transgresiones ni causaré que otro se tambalee. Dedicaré mis labios a esparcir la Verdad de Dios acerca del matrimonio de una forma gentil y callada”

Si está listo para comprometerse con DIOS a terminar el curso, AL HACER CLIC AQUÍ ha aceptado, y está listo para documentar este primer paso de su Viaje de Restauración en su formulario "Mi Diario Diario". Tómese su tiempo, siéntese, tome su café o té y vierta su corazón en su Diario.

Además, si desea ser emparejado con un ePartner con ideas afines después de su reconstrucción, asegúrese de derramar su corazón en cada lección.

Curso de divorcio

CURSO DE BONIFICACIÓN

Este curso GRATUITO único y que cambia la vida cubre dos libros: Facing Divorce, que es el libro fundamental que ayudó a Erin a pasar por su divorcio y lo que dijo ayudó a restaurar su matrimonio. 

Seguido por  Facing Divorce Again , un libro nuevo y emocionante escrito por Michele, el autor de nuestros libros de Abundant Life, que ha tomado por asalto este ministerio, cambiando la vida de innumerables novias en todo el mundo.

Estos libros, que hemos convertido en un curso GRATUITO, son para USTED, si desea que el resultado cambie. Sube más allá de solo enfrentar el divorcio. Después de la FD, pase a la FDA o simplemente vaya allí primero si cree que está espiritualmente maduro y listo para aprender a  aceptar la  adversidad, con entusiasmo y sin temor.

Lo que aprenda no solo se aplicará al divorcio que enfrenta ahora, sino en innumerables otras pruebas que enfrentará en su vida. ¡Aprende ahora y disfruta de la vida abundante que anhela que vivas!

Si se enfrenta a un divorcio, usted o su cónyuge han presentado (o conocen a alguien que lo está), lo alentamos a que realice esta excursión GRATUITA y EXCITANTE a su Viaje de Restauración AHORA en lugar de esperar hasta el Curso 3.

Curso de divorcio