“Den, y se les dará:
se les echará en el regazo una medida llena, apretada,
sacudida y desbordante.
Porque con la medida que midan a otros,
se les medirá a ustedes”.

—Lucas 6:38

 

Esta mañana, como hago cada mañana desde que he estado viviendo mi vida abundante, yo estaba emocionada por descubrir la nueva revelación que el Señor iba a mostrarme. Así que con un café en la mano, abrí la Biblia y la anticipación fluyó a través de mí hasta el punto de que no podía esperar para compartir un nuevo secreto oculto a mí sólo como dice en Isaías 48:6 que El lo haría, "Desde este momento te hago oír cosas nuevas Y ocultas que no conocías.".

Mi corazón latía rapidamente, abriendo mi Biblia, le pregunté al Señor dónde?, en qué verso Él quería que  abriera. Él comenzó a dirigirme a través de una serie de versos que no son sólo para mí, sino para todos y cada uno de ustedes que anhelan y quieren saber el secreto de la abundancia. No es de extrañar que el secreto es: “ Dar.”

He aquí, vienen días--declara el SEÑOR-- cuando el arador alcanzará al segador, y el que pisa la uva al que siembra la semilla; cuando destilarán vino dulce los montes, y todas las colinas se derretirán. Restauraré el bienestar de mi pueblo Israel, y ellos reedificarán las ciudades asoladas y habitarán en ellas ; también plantarán viñas y beberán su vino, y cultivarán huertos y comerán sus frutos; Los plantaré en su tierra, y no serán arrancados jamás de la tierra que les he dado --dice el SEÑOR tu Dios.; (Amós 9:13-15).

Luego El me condujo a, "  Entonces el SEÑOR me respondió, y dijo: Escribe la visión y grábala en tablas, para que corra el que la lea. Porque es aún visión para el tiempo señalado; se apresura hacia el fin y no defraudará. Aunque tarde, espérala; porque ciertamente vendrá, no tardará. (Habacuc 2:2-3). Así que con el ordenador abierto, empecé a documentar, registrar e inscribir estas verdades, sabiendo, que lo que me dijo y predijo ciertamente vendrá como lo dice. Luego continué leyendo…

"Mirad entre las naciones, y ved, y asombraos; porque haré una obra en vuestros días, que aun cuando se os contare, no la creeréis." (Habacuc 1: 5)

Saltaba unos cuantos versos, luego me hizo leer: " Aunque la higuera no florezca, Ni en las vides haya frutos, Aunque falte el producto del olivo, Y los labrados no den mantenimiento, Y las ovejas sean quitadas de la majada, Y no haya vacas en los corrales; Con todo, yo me alegraré en  Dios Y me gozaré en el Dios de mi salvación.  el Señor Dios es mi fortaleza, El cual hace mis pies como de ciervas, Y en mis alturas me hace andar "(Habacuc 3: 17-19).

Lo que el Señor le está diciendo en este versículo, a aquellos de ustedes que han tenido un corazón para dar, y también lo que Él ha estado hablándome, es que estamos en el umbral de algunas cosas asombrosas que van a suceder en nuestras vidas ! Como lo puso esa mañana, Él dijo: "¡No creerías si se te lo dijera"! Y termina diciendo que aunque ahora no vemos nada, por la fe debemos seguir alabándolo.

Entonces, ahora que he grabado la visión, es el momento para que nosotros exploremos esta maravillosa Revelación aún más, para que podamos comprender plenamente esta verdad, con el fin de permanecer en un estado constante de alabanza!

Es tan fácil para mí para creer en estas promesas que el Señor me reveló esta mañana, porque, cuando miro hacia atrás en mi vida, ahora, en comparación a donde yo estaba hace apenas un año, no es tan difícil ver la imposibilidad de lo que realmente sucede. Por ejemplo, antes de que me diera la vida abundante, nunca me he aventurado mucho a estar fuera de mi casa, y en lugar de ello, nos alojamos en su mayoría en mi propia habitación donde trabajé, y ni siquiera me aventuré a estar en el piso de abajo. O  abajo en nuestra habitación familiar, o en el dormitorio de los niños, o también donde era la oficina de mi marido  en ese entonces. Eso fue hace un año atrás.

Esta mañana me dirigía abajo a mi nueva oficina, mientras comenzaba a completar los planes para tomar mi segundo viaje alrededor del mundo, visitando los lugares de los que había leído, pero ni siquiera sabía dónde estaban en el mapa é incluso visitar los países que yo ni siquiera sabía que existían. Si el año pasado, el Señor me hubiera dicho que todo esto sucedería en el transcurso de sólo un año, yo no lo hubiera creído!

 Lo que está a punto de ocurrir este año también se va a cambiar la vida; no sólo en mi vida, sino también en la  vida de mis niños, el futuro de mi ministerio, y de  cada una de las vidas de las mujeres quienes tocan mi vida, y tu vida también (y esa es la razón por la cual  usted está leyendo este libro). Como resultado, lo que va a ocurrir en tu vida también toque cada vida que toca tu vida. Usted ve, ese es el punto: Dios toca nuestras vidas para que podamos tocar otras vidas y causar que esa onda expansiva esparza  su amor y sus verdades innumerables, a las almas quebrantadas que necesitan desesperadamente de Él. Esto, querida amiga, es una revelación que usted necesita para grabar y guardar en lo profundo de su corazón: Dios nos da, para que podamos dar a los demás, Este es el secreto para vivir abundantemente.

De la misma manera y con la misma medida que El nos dio a su hijo, quien ahora es nuestro amado esposo, quien nos ha amado de tal manera como para sanar nuestros corazones y hacernos sentir limpiadas, acariciadas y necesitadas de nada y nadie  más que de  El, Así otros también necesitan desesperadamente de El . Esto significa que no podemos mantener a El o su amor en nosotros mismos, sino que debemos dar este regalo de El hijo, compartiendolo de Él con otros. Él quiere estar en cada mujer que conocemos, el mismo amante, sanador, proveedor y protector, lo cual pasará  una vez  que nuestra vida brille con tal resplandor que todos con los que nos encontremos, nos preguntaran acerca de nuestra esperanza brillando dentro de nosotros!

Por eso es importante estar preparados para saber cómo responder cuando otros pregunten , como dice que vamos a hacer en  1Pedro 3:15, NVI, " Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes.. Pero hacerlo con dulzura y respeto." La lectura del mensaje de la Biblia lo dice de esta manera: "estar listo para hablar y decir a  quien pregunte por qué estás viviendo de la manera que vives y  eres, y siempre con la mayor cortesía." necesita respeto, ya que no todo el mundo está dispuesto a saber de El, así que su objetivo es simplemente compartir tu esperanza, y  lo que Él ha cambiado en usted, asegurándose de que usted espere hasta que se le pregunte. Además, tener un corazón que no intenta imponer nada a nadie, las mujeres, sobre todo, serán testigo de su amor que brilla hacia ellos y a otros, hasta el punto en que cada una serán naturalmente atraídas a querer experimentar lo que usted tiene y  que lo que poseen es Él.

Querida amiga, cada vez que Dios revela los misterios para nosotros, Él nos revela que tenemos un esposo que nos ama tanto como lo hace,  y eso es para que revelemos estos misterios y la verdad a los demás, viviendo de tal manera que nuestras vidas sean testimonio y luego darles la verdad cuando ellos pregunten. "Vosotros sois nuestra carta, escrita en nuestros corazones, conocida y leída por todos los hombres" (2 Corintios 3:2). Esta es la forma correcta y verdadera de ser "testigos",  y hacer  testigos  a otros de nuestras vidas, no haciendo frente a otros. Nuestro Esposo nos llena con bendiciones y amor por lo que, a su vez,  usted puede irradiar su amor, llenar  a otros con sus bendiciones y su amor. Este es el secreto de dar lo que él  Nos ha dado a nosotras.

Las Bendiciones te Alcanzarán

Volviendo al primer versículo donde el Señor me dijo, "'He aquí, vienen días, dice Jehová, cuando el Sembrador superará al segador y el que pisa las uvas quien siembra semilla . . ." Esto, también, es algo que sucede casi todos los días de mi vida, y en la suya, si usted ha aprendido el secreto, de estar dando lo que Él le ha dado a usted.

Lo que yo he entendido mediante este versículo es totalmente diferente de lo que he llegado a entender  que significa. La palabra "alcanzaran" al correr la carrera de la vida significa que la bendición llega a la meta antes que nosotros. " Por tanto, también nosotros, que estamos rodeados de una multitud tan grande de testigos, despojémonos del lastre que nos estorba, en especial del pecado que nos asedia, y corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante.  Fijemos la mirada en Jesús, el Autor y consumador de nuestra fe, quien, por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios.  Así, pues, consideren a aquel que perseveró frente a tanta oposición por parte de los pecadores, para que no se cansen ni pierdan el ánimo." (Hebreos 12:1-3).

Hace algunos años, cuando las pruebas  golpearon a mi y a mi vida, empecé a creer que algo bueno iba a salir de ello, pero algún día, año o unos diez años más tarde. Sin embargo, en el transcurso de este último año, comencé a buscar esa bendición, no un año o un decenio más tarde, sino buscaba la bendición de inmediato; inmediatamente después de que la prueba termine. Entonces, eso es exactamente lo que empezó a suceder. Llegó el día en que todo lo que yo había sembrado Llegó el día en que todo lo que había sembrado empezó a alcanzarme y, a menudo, aparecía incluso antes de que el juicio llegara a mi vida. Dinero apareció en mi mano o billetera o cuenta bancaria antes de que lo necesitara. Planes para lo que necesitaba hacer vinieron antes de que  cualquier persona me hubiese siquiera preguntado.

Luego, como dije, cuando Dios  reveló una nueva verdad para mí, me dió algo maravilloso para caminar hacia Él, entonces empecé a vivir esta verdad y daría la misma verdad a otros. Y puesto que mis hijos son aquellos que están cercanos a mí, y ellos también son mi herencia, que continuará dando a los demás cuando yo me haya ido, a menudo me siento impulsado a dar estas verdades a mis hijos primero. El principio de que nuestras bendiciones nos alcanzará, era uno de esos principios.

Sucedió el día en que mi sobrina estaba volando de vuelta a casa, tuvimos que conducir a un aeropuerto más de tres horas de distancia, así que mi hermano se ofreció a pagar por nosotros para pasar la noche en un hotel cerca del aeropuerto. Oh! el favor de Dios. En nuestro camino, nos conducíamos a través de una pequeña ciudad en el medio de la nada, cuando mi hija se inclina hacia arriba y susurrando dice, "Mamá, lo siento mucho pero me acordé que olvidé mi traje de baño. Lo siento mucho!!" y yo podía decir que ella estaba casi en lágrimas desde que habíamos escogido nuestro hotel pensando en su increíble piscina y bañera de hidromasaje. De inmediato le aseguré que no había ninguna razón para preocuparse, temer o sentirse mal, sino para  emocionarse porque sus bendiciones nos alcanzarían a nosotros! Sin exagerar, giré mi cabeza y miré a mi derecha para ver un pequeño Walmart; inmediatamente giré a la derecha rápido, explicando que El obviamente quería bendecirla con un nuevo traje de baño! A continuación, parafraseando a Isaías 40:2, "hablad al corazón de Jerusalen . . . Y decidle a voces, que su lucha ha terminado, que su iniquidad ha sido quitada, que ha recibido de la mano del Señor el doble por todos sus pecados [o] errores." A pesar de que la temporada de traje de baño había pasado, era bastante seguro, aun asi entramos y cerca de la parte delantera de la tienda mi hija encontró uno de los trajes de baño más hermosos que había visto y fue más allá de ser ungida. Este traje de baño duró varios veranos y fue incluso durable y de buena calidad como para pasárselo después a su hermana,  a quien le queda perfectamente. Sólo Dios podía hacer esto!

No solo mis hijas caminaron desde esta experiencia con un entendimiento de cómo las bendiciones nos alcanzan, y de asegurarse de buscar las bendiciones de inmediato, cosa que El hizo primero en mí. Pero recuerde, mi sobrina también estuvo con nosotras, así que ella tomó esta situación, como parte de  ella, y la compartió con su hermana y sus padres!! Esta onda expansiva de Su amor para con nosotros, se extendió por medio mundo!!

Abrazar  La Espera

Ahora para seguir adelante y discutir sobre ese infame y también aborrecido principio de espera. Wow, el Señor me ha dado conocimiento de este principio también.

Si usted es un poco como yo solía ser,  Yo simplemente he odiado, aborrecido, y me he retorcido cuando estaba obligado a esperar. Ahora, estoy muy emocionado cuando me piden o tengo que esperar, porque ahora sé que la espera es una parte excitante de su plan. ¿Por qué? ¿Qué ha cambiado? La revelación de que siempre estaba allí, en la escritura pero yo nunca realmente quería abrazarla

 “Pero los que esperan en el Señor tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.” (Isaías 40:31)

Ahora he adquirido suficiente experiencia para saber que cuando tengo que esperar algo, es porque Dios ha orquestado ese período de espera para que me dé el tiempo que necesito para "ganar fuerza", así que " No te canses” cuando aparece la nueva bendición en mi vida. Esperar también me indica, diciéndome que lo que está por venir necesitará más fuerza (física, mental, emocional y / o espiritual) de lo que tengo en la actualidad. Por lo tanto, estoy más que feliz de esperar y usar ese tiempo para construir mi fuerza con pura emoción, la fuerza que me llevará a través de cualquier ola que estoy a punto de montar (surfear). Esta es una buena metáfora, o una imagen de cómo beneficiarse de la adversidad, ya que así es como Dios creó nuestro mundo y cómo nosotros, como Su esposa, podemos vivir abundantemente.

Olas de Adversidad

Otra revelación fue que durante años nadé en las olas de mi vida solo para eventualmente cansarme y derrotarme. Sin embargo, en el transcurso de solo un año, aprendí el secreto para superar estas olas de adversidad de manera diferente al no resistir más al mal y que cada vez que algo o alguien viene en mi contra, necesito en cambio, dar la vuelta y viajar junto con la adversidad porque Dios quiere elevarme más alto, viviendo aún más abundantemente. Recuerde: "Él ha hecho mis pies como pies de ciervas, y me hace caminar sobre mis lugares altos" (Habacuc 3:19).  En realidad sucedió  que  vivía a menudo descuidando las Bienaventuranzas encontradas en el libro de Mateo. La mayoría deja de leer después de que enumera a todos los "benditos eres", pero en lugar de eso, simplemente siga leyendo y asimilando una verdad aún mayor, cuando Jesús dice más tarde .

“Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa; y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos. Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses. Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos.” (Mateo 5: 39-45)

Montar la ola de adversidad significa que vas con el flujo, nunca te opones. Jesús explicó cómo debemos reaccionar cuando la gente te dice que hagas algo, pero esto está lejos de lo que la iglesia nos dice. Sin embargo, Jesús hizo un punto para documentar en  lo que dijo: "Pero yo te digo. . "Así que, como todos, ignorantes de la verdad, resistí al mal y me aseguré de no estar lo suficientemente cerca de alguien que alguna vez me abofeteó. Evitaba verlos y si me veían obligados a verlos, me apartaba emocionalmente. Y ciertamente no hice más ni di más de lo que alguien me pidió que les diera; por lo tanto, continué extrañando las bendiciones de su mensaje y del secreto para vivir abundante y poderosamente, dando, especialmente a aquellos que nos lastiman o nos usan.

Lo que cambió fue que después de encontrar mi abundante vida, comencé a obtener lo que necesitaba directamente de Dios como sabiduría, y directamente del Señor, como el amor que necesitaba desesperadamente. Entonces, una vez que obtuve lo que cada uno de ellos me dió, finalmente pude dar lo que  fue  derramado sobre mí a los demás. Una vez que recibí tanto amor y aceptación del Señor (cuando me convertí en su esposa) hizo que cualquier persona malvada que quería abofetearme (emocionalmente con sus palabras o acciones) ya no me lastimara en absoluto. Después de un rato, cada bofetada fue solo una llamada de atención que me alertó que Él estaba a punto de volverme a subir más alto, y eso significaba que el Señor me iba a pedir que diera más de lo que se me había pedido, dando a los que me lastimaban y querían usarme, es allí cuando llegan las grandes bendiciones, ¡cuando la persona a la que  le das no se lo merece!

Dar es increíblemente poderoso cuando se lo piden, lo roban o se lo piden poco amables. La Adversidad, ahora entiendo, es en realidad el combustible que necesitamos, es como regar la semilla que generará una cosecha generosa que Él nos promete. Entonces, con esta verdad entendida, ahora es muy fácil abrazar la adversidad en lugar de huir de ella o pujar para caminar a través de ella. Y tenga esto en cuenta cuando sus cultivos, sus campos no producen frutos. Si no los riega, o si no pone combustible en su motor espiritual, ¿No es de extrañarse por qué no avanza? Lee este verso:

Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte (2 corintios 2:10) No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación (filipenses 4:11) Para ser honesto, nunca estuve contenta con algo cercano a dificultades o persecuciones, solo porque no había sido accesible a saber que yo Necesitaba recibir abiertamente lo que Dios y mi Esposo quisieron darme. Entonces, una vez que lo tomé, lo absorbí, lo viví y luego lo di, solo entonces pude estar "contento en cualquier circunstancia en que yo estuviera".

Raíz del Mal: Amor al Dinero

Una área en la que he aprendido para abrazar este principio de dar está en la área de dar dinero. Todos estamos tan temerosos de no tener suficiente que tontamente retenemos lo que tenemos, por el amor al dinero, sólo para encontrar que nuestros temores se hagan realidad y sucedan. Lo que tememos realmente pasa porque esto se manifiesta o se  crea por y debido a nuestros temores. Cuán cierto es este verso para mí ahora que he aprendido el secreto de dar, especialmente en dar y en bendecir a mis enemigos: "Hay quienes reparten, y les es añadido más; Y hay quienes retienen más de lo que es justo, pero vienen a pobreza. (Proverbios 11:24). Mientras que el lado opuesto a este versículo está en Job 3:25, "Por lo que temo viene sobre mí, y lo que me aterroriza me sobrevenga." "El peor de mis temores se ha hecho realidad, lo que he temido más ha ocurrido."  Es El mensaje de la Biblia.

Cuando tememos que no vamos a tener suficiente, tenemos temor, entonces retenemos lo que justamente es para poder prosperar (dando a nuestros enemigos más  de lo que piden o exigen de nosotros) Esta retención provoca "él querer"  que el miedo de no tener lo suficiente y el temor de estar corto de fondos nos suceda! Este es el ciclo terriblemente vicioso y sin fin que muchos cristianos viven y que el mundo "atestigua”. Y la verdad es que esta inutilidad sólo puede romperse al recibir todo el amor que el Señor tiene para cada uno de nosotros  cuando nos convertimos en Su esposa, para que podamos confiar en Él lo suficiente como para caminar con  lo que nos ha dicho: "Pero yo te digo. . "" Den y se les dará, medida buena, apretada,  sacudida y rebosando. "¿Quién de nosotros no quiere recibir bendiciones desbordantes?!? Todos lo hacemos, pero se necesita dar cuando es difícil de hacer y dar a quien no creemos que se lo merece.

Si dar es algo que has encontrado difícil de hacer, la fuente es que todavía no tienes suficiente de Él. ¡Lo que necesitas no es más dinero, sino más de Él que te ama de tal manera que verdaderamente te sientes como Su novia! Cuando buscamos al Señor y su amor de todo corazón y queremos, anhelamos y nos enfocamos solo en Él, Él nos promete que "todas estas cosas te serán añadidas" (Mateo 6:33). Las cosas u otras personas no importarán en tu vida. Realmente es verdad. Una vez que tenga suficiente de Él, querrá más y más de Él, no cosas, ni dinero ni otras personas. No querrás atención ni necesidad de compañía. ¡Y es que finalmente serás libre de dar  porque el amor que salvó a este mundo se desbordará en tu vida! Entonces ya no necesitaras, ni desearas cosas, dinero, personas, entonces  todas estas bendiciones serán "rebosantes y desbordadas" hasta el punto de que cualquiera que se acerque a ustedes estará empapado también por sus bendiciones.

Este es el  secreto de la Vida   —“DAR”

"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16).