Semana 3: RSM Capítulo 14

"Primero en Tirar la Piedra"

Pero primero Testimonios
de Matrimonios Restaurados Tomados de
Nada es Imposible con Dios!

¡Restauración en California!

Estaba teniendo problemas en mi matrimonio. Mi esposo empacó toda su ropa y nos dijo a mí y a nuestros dos hijos que nos estaba dejando. Me puse en contacto con el Señor y los santos de los Ministerios de Restauración, y ellos comenzaron a orar cuando yo no podía hacerlo.

A veces, con lágrimas en los ojos, me ponía de rodillas y clamaba a Dios que me sanara a mí y a mi matrimonio; le pedí que me hiciera la esposa de Proverbios 31 (quien edifica su hogar). Le pedí que me ayudara a corregir los males que le había hecho a mi esposo, no perdonándole y no siendo honesta con él.

Damas, tenemos que ser honestas, porque nos alcanzará. Causó serios problemas (¡mentir sobre el dinero, hacer lo que quería, no agradar a mi esposo y no ser sumisa!) Pero, cuando me di cuenta de que él estaba resuelto a irse después de dieciocho años de matrimonio, el Señor abrió mis ojos. ¡Gracias Jesús!

Me permitió ver dónde me había equivocado. No me malinterpretes, mi esposo no era perfecto tampoco, ¡pero yo estaba lejos de ser perfecta! ¡Pensaba que yo era PERFECTA, y él no podía decirme lo contrario! ¡Pero Dios me dejó ver mis faltas antes de ir a la corte de divorcio y antes de que mi esposo se fuera! Le pedí a Dios que me perdonara mis faltas, que me diera un corazón lleno de perdón y que sanara mi alma.

Entonces Dios comenzó a trabajar en mi esposo y en nuestro matrimonio. ¡Aleluya! ¡Mi esposo nunca se fue! ¡Él puso su ropa de nuevo y estamos durmiendo juntos, sosteniendo uno al otro y hablando! Sí, todavía estoy alabando al Señor y nunca dejaré de alabarlo.

¡Sé que no era nadie más sino el Señor que me dio mi milagro! Ahora, trato a mi esposo como Dios quiere. Mi esposo es el Señor de nuestra casa (Sarah llamó señor a Abraham), y él siente como si él es amado y respetado. Él dejó al Señor cuando esto empezó y aún no ha vuelto, pero ¡LO VA A HACER!!! ¡Alabado sea el Señor!

Pero nuestra casa finalmente es "nuestra casa" de nuevo, y los Ministerios de Restauración que me ayudaron a ver que no es lo que pienso o lo que piensa el mundo, ¡SINO LO QUE DIOS QUIERE QUE PIENSE Y HAGA! No escuche las opiniones de la gente; vaya a Dios ¡Haga lo que el Señor diga y funcionará!

¡Alabado sea Dios! ¡Gracias Jesús, y gracias a los Ministerios de Restauración por la guía para ponerme en sintonía con la voluntad de Dios!! ¡Dios puede y restaurará si lo dejamos! ¡SI DEJAMOS QUE JESÚS LO HAGA, LO HARÁ!! ¡¡ALABADO SEA EL SEÑOR!! ¡¡ALABADO SEA EL SEÑOR!!

 

¡Restaurado en Illinois!

Una de mis oraciones continuas durante el tiempo en que mi esposo estaba fuera de casa era que esta crisis sería de alguna manera una experiencia positiva para mis tres hijas. Aunque las circunstancias no dejaron mucha esperanza para la reconciliación, elegí fijar mis ojos en Jesús e ignorar (lo mejor que pude) la tormenta furiosa.

Y, como Pedro, cuando quitaba mis ojos de Jesús y miraba las olas, comenzaba a hundirme. ¡Alabado sea Dios por Su Palabra inmutable y a Erin por su convicción de compartir el mensaje de Dios! Aunque "nos piquen los oídos" y quisieran oír algo diferente, ¡Su Palabra permanece verdadera!

Las principales discusiones comenzaron en enero. Mi esposo de trece años y medio se mudó a principios de marzo, firmó un contrato de arrendamiento de un año, y presentó inmediatamente el divorcio. A través de mucha ira, lágrimas y contención, Dios me estaba hablando desde el principio. Me estaba dirigiendo en la dirección correcta antes de recibir los materiales de Erin, pero definitivamente me desafiaron a ir "por completo" y hacer las cosas a la manera de Dios.

Es cierto que el pueblo de Dios "perece por falta de conocimiento". ¡Hubo muchas, muchas alabanzas a lo largo del camino! Dios estaba moviéndose de manera increíble para cambiar AMBOS de nuestros corazones. Hubo un importante avance espiritual para mi esposo a principios de julio y la reconciliación a finales de agosto. Celebramos con un fin de semana en una "Conferencia de Todavía Acepto"; se mudó a casa y celebramos nuestro décimo cuarto aniversario en septiembre como una familia unida!

Dios ha hecho más de lo que yo podía pedir o imaginar, incluso haciendo de mi esposo el líder espiritual en nuestra casa. Él es confiado, fiel, amoroso, no perfecto, pero queriendo agradar a Dios en todo lo que hace. ¡Asombroso!

Pero, así es como Dios ha usado toda la experiencia con una de mis hijas:

Mi niña de doce años compartió conmigo que su objetivo principal en la vida es hacer que otros conozcan a Jesús (aleluya, especialmente porque mi esposo y yo sólo llegamos a conocer a Cristo hace cuatro años). Recientemente, tomamos la decisión de educarla en el hogar, principalmente para compensar el tiempo perdido. Nos estamos enfocando en asuntos de carácter, instrucción bíblica y cómo estudiar la Palabra de Dios.

Hemos visto resultados fabulosos en apenas el mes y medio desde que empezó la "escuela", pero ella extraña a sus amigos. Ella tiene días cuando ella desea que ella estuviera en la escuela pública. Por lo tanto, cuando dijo que sólo quiere "ser capaz de defender su fe", la enfoqué en eso para reforzar por qué estamos educándola en casa. Le dije: -"Sé que es difícil para ti creer ahora, pero vendrá un momento en que puedes dudar, y cuando eso suceda, queremos que sepas a dónde ir a buscar respuestas".

Con las lágrimas corriendo por su rostro, dijo: -“NUNCA dudaré, después de lo que he pasado, he visto a mi familia destrozada y luego reunida de nuevo por Dios”. En ese momento, tenía lágrimas en los ojos y yo sabía. Yo sabía que cada vez que clamaba a Dios, sollozaba ante Él que yo no podía aguantar, enojada con Él por pedirme que hiciera lo que no quería hacer, despertar en las horas más oscuras, orando para que Dios cumpliera Sus promesas, ¡todo valió la pena! No sólo para mí. No sólo para mi esposo. ¡Lo fue también para nuestras chicas!

Valió la pena por su fe, y por las personas incontables que serán influenciadas por su testimonio durante sus vidas. ¡VALE LA PENA! Aguanta todo lo que tienes y sé RADICALMENTE obediente a Cristo. Tengan fe, incluso cuando los que les rodean se han dado por vencido y están animándoles a hacer lo mismo.

Porque nuestro Dios es un Dios asombroso, Él tiene el "corazón del rey en Sus manos y lo dirige como canales de agua". DIOS restaurará tu matrimonio, Él lo hizo con el nuestro, y yo le doy TODA LA ALABANZA, LA GLORIA Y LA HONRA.

 

¡Mi Esposo Está en CASA!

Mi esposo me preguntó si quería que volviéramos a estar juntos. Le dije: -"¡Sí!". Él se mudó a casa tres días después y hoy, una semana después, ¡trae el resto de sus pertenencias a casa! ¡Alabado sea el Señor!

Me preguntó qué esperaba de esta relación. Mi respuesta fue "poder amarlo como una esposa debe amar a su esposo, y respetarlo y honrarlo hasta que la muerte nos separe." Él se rió y me apretó fuerte. Dios es fiel.

¡Confío al Señor todas las preocupaciones que pueda tener todavía con mi familia, sé que Dios es fiel y que será mejor que nunca!

Estuvimos separados por sólo dos meses. Estoy agradecida de no tener que tocar el fondo de la roca para buscar al Señor. Después de estar separada por sólo dos semanas y de mi esposo viviendo con otra persona, busqué al Señor con todo, entregándoselo a Él.

El Señor ha sido mi fuerza durante este tiempo, como he tenido que enfrentar muchas situaciones difíciles con los niños por mí misma. Gracias a Dios, mi esposo está en casa y también estará aquí para apoyar a nuestra familia.

¡Alabado sea el Señor! ¡Dios es Fiel!

 

¡Dios Ha Traído a Mi Esposo a Casa en Carolina del Norte!

¡Estoy tan asombrada de lo que el Señor ha hecho milagrosamente en mi vida, no creo poder expresar todo el gozo que estoy sintiendo! Toda ALABANZA, GLORIA, HONOR y ADORACIÓN son para mi precioso Salvador.

Estoy tan sorprendida y en un estado de humildad y contentamiento que no puedo expresar con palabras mis sentimientos ni la gratitud y agradecimiento que le debo a Dios. Después de años de un matrimonio problemático (y el año pasado fue uno sin amor y egoísmo), mi esposo se mudó hace más de un año, para comenzar una relación con otra mujer. Vivían juntos, con sus dos hijos. Mi marido estaba absolutamente seguro de que ella "era la correcta", seguro de que el divorcio era lo que él quería. Sólo quería "seguir con su vida" con ella y ser feliz.

¡Dios es tan poderoso, amable y maravilloso! ¡Todo el dolor, la angustia y el sufrimiento que yo personalmente soporté, ha valido la pena! No sólo porque la relación es más fuerte, más profunda, y el aprecio de esposo y yo que ahora compartimos, sino por lo más importante, es que toda ESTA situación es lo que me llevó a mi ¡relación con Dios! Había estado huyendo de Él y empujándolo lejos toda mi vida.

Yo creía en Él, pero no quería tener nada que ver con Él. Ciertamente no creía que El HARÍA alguna vez algo por mí o en mi vida. El efecto de onda que esta restauración ha tenido y seguirá teniendo, ha traído tantas bendiciones a tanta gente. Ni siquiera me doy cuenta y probablemente nunca entenderé hasta que nos encontremos en el otro lado del cielo.

Ese era Su propósito. Sí, fue doloroso, pero Dios es tan amable y cariñoso. Hasta ahora, todo el mundo ha querido "detalles": "¿Qué dijo su esposo?" "¿Qué le cambió de opinión?" "¿Te ha dicho que te quiere?", etc. En realidad, no hay mucho que contar por detalles… simplemente, Dios respondió a mis oraciones ¡al pie de la letra! El cerco de espinas que yo rezaba todos los días alrededor de mi marido y la otra mujer trabajó, y Dios simplemente hizo como muchos le han pedido en nuestra situación. ¡ÉL VOLVIÓ EL CORAZÓN DE MI ESPOSO DE NUEVO PARA MI, PARA NUESTRA HIJA, NUESTRA FAMILIA, NUESTRO MATRIMONIO, Y A ÉL!!

¡Alabado sea Jesús! Erin, estabas en lo cierto diciendo que Dios nos da la gracia de perdonar TOTALMENTE. Me imaginaba muchas veces cómo reaccionaría cuando mi esposo expresara su deseo de volver. Yo sabía que iba a pasar, yo no sabía cuándo, y yo estaba preparada (y ESPERANDO) que fuera una larga espera.

Sabía que tendría problemas con la confianza y la inseguridad, preocupándome por tener intimidad por primera vez. SABÍA que no sería capaz de superar el daño, el dolor y el rechazo de mi esposo estar con otra mujer emocional y físicamente también. ¡Dios es tan misericordioso, NO fue un problema!

Es solo otra transgresión que nuestro Señor, en Su infinita misericordia, ha enterrado y cubierto completamente con Su sangre. Es como si nunca hubiera sucedido. No podía hacer esto o sentirme así por mi cuenta. ¡Alabemos y demos gracias a Dios por todo lo que Él ha hecho en nuestras vidas!

Les pido que estén de acuerdo en orar conmigo por la salvación de la otra mujer y su esposo para que Dios pueda sanar y restaurar su matrimonio, también. Ellos son uno, igual que mi esposo y yo lo somos. Sé que Dios nos ama a todos y desea ser uno con todos nosotros. Quiero que Dios los bendiga de la misma manera que Él lo ha hecho con nosotros.

Realmente ni siquiera sé qué más decir que no sea ¡GRACIAS, Padre celestial! Te amo. Soy toda Tuya. Nuestro matrimonio es Tuyo. ¡TODA la gloria y el honor son para Ti solamente!

ESTAD animada, ten esperanza y fuerza para este testimonio, pues te digo que el nuestro fue definitivamente uno de esos matrimonios que parecían totalmente y completamente desesperanzados!! La fe y la paciencia heredan las promesas. ¡Dios es fiel!

 

¡Restauración en Acción de Gracias!

¡Mientras que mi matrimonio está siendo restaurado con votos renovados alrededor del Día de Acción de Gracias, no puedo pensar en ninguna mejor manera de celebrar alabando a Dios! No hay gran cena, sólo reflexionar sobre el amor de Dios y Su maravilloso regalo de mi esposo.

No somos más que trapos inmundos y salvos por Su gracia y sangre. Debemos seguir alabando, orando y ayunando por nuestros matrimonios y manteniendo a nuestros esposos en oración. Satanás sigue siendo un lobo, devorando y destruyendo vidas, pero él es derrotado y nuestra victoria está en Jesús.

Agradezco a Dios por mi esposo, sabía desde el principio que su bienestar emocional había sido golpeado. Se alejó porque no se dio cuenta de lo que le estaba pasando. Todo lo que sabía era que su vida parecía fuera de control. Al oírle decir: -"Gracias, cariño, por no darte por vencida", ¡lloré con lágrimas de alegría! Fue Dios quien puso amor incondicional en mi corazón por mi esposo.

Gracias, Erin y Dan, y por todos los hombres o mujeres que siguen creyendo por sus matrimonios. La reafirmación que compartimos es maravillosa. ¡Dios los bendiga a todos!

 

¡Ore Hasta que Pase Algo!

¡Dios está maravillosamente en control de cada área de nuestras vidas! ¡Qué hermoso es saber que todo lo que realmente necesitamos hacer es apoyarnos, no en nuestro propio entendimiento, sino en todos nuestros caminos reconocerlo a Él y Él dirigirá nuestros caminos! Dios nos está diciendo a todos nosotros que estamos esperando que sólo confiemos en Él, estar firmes y ver la salvación del Señor.

Alabe a Dios con cada aliento que Él nos da. Doy gracias a Dios por este maravilloso ministerio que he visitado desde diciembre de 2001 cuando estaba en lo más bajo. Erin y Dan, ustedes han sido como Juan el Bautista para mí, señalándome la dirección de Dios, mi primer Amor.

Había puesto a mi esposo primero que a Dios, y ahora sé que esto era idolatría. Tengo una compañera de ánimo llena del Espíritu que ora y llora conmigo. Ella siempre me señala de nuevo a nuestro Señor y Salvador. Dios está trabajando en mi situación cambiándome primero a mí y hablando a mi corazón sobre el perdón y nuevas misericordias cada día. Yo estaba en el abismo del infierno, pero Dios se agachó y me recogió y convirtió mi oscuridad en luz, ¡una hermosa luz salvadora del alma!.

Mi esposo está en casa, ¡Alabado sea el Señor! ¡Él es más afectuoso, considerado, y le dice a nuestra familia que debemos poner a Dios primero! Dios comenzó una obra en nosotros que sé que será completada en Su propio tiempo. Estoy tan cómoda, descansando en el Señor, sabiendo que no tengo que estar en el asiento del conductor. La batalla no es mía, ¡es del Señor!

No paro de llorar lágrimas de alegría cuando pienso en lo lejos que Dios me ha traído y saber que Dios me ama incluso con todos mis defectos. ¿Quién no serviría a un Dios así? Solo ore hasta que pase algo. ¡Seguimos creyendo que Dios puede y Dios restaurará todos nuestros matrimonios! ¡Aleluya!

 

¡Dios No Cambia!

CONFÍE EN DIOS - SU PALABRA SE MANTIENE FIRME. Para aquellos de ustedes que están preguntándose si necesita aplicar todos los principios bíblicos que Erin sugiere, ¡ÚNICAMENTE APLÍQUELOS! Mi esposo ha estado en casa por un poco más de un mes y ha compartido conmigo una historia tras otra que confirma la sabiduría de seguir el camino de Dios.

"Dejarlo ir", le permitió dejar de gastar energía emocional en la tensión entre nosotros y, en cambio, le hizo pasar el tiempo examinando su relación con Dios.

"Dejar ir a mi abogado", difundió la batalla entre nosotros por las finanzas, y (en palabras de mi marido) le hizo darse cuenta de que ¡"ahora la decisión de divorciarse estaba toda sobre sus hombros"! Tenía que lidiar con lo que iba a hacer con su familia, sus hijas y su legado. ¡Después de tantos años de mí sutilmente (y muchas veces no tan sutilmente) diciéndole lo que pensé que debía hacer sobre algo, o estar seguro de que le comunicaba mi insatisfacción por nuestra relación, sobre asuntos de disciplina con los niños, sobre todo tipo de las cosas en nombre de la "comunicación", finalmente aprendí a ser una 1 de Pedro 3 tipo de esposa y a CALLARME!! (¡OK, no es la traducción literal, pero seguro que entiende el punto!)

Después de que comenzó a decir que Dios lo había convencido de que necesitaba volver a casa, me preguntó si tenía alguna idea con quién debíamos hablar (un consejero, tal vez, o nuestro pastor) para resolver cualquier problema persistente. Hace unos meses, no sólo yo tenía ideas, sino que las había escrito y compartido con sus compañeros de oración masculinos / miembros de grupos pequeños. ¡Hable sobre tratar de manipular la situación y jugar al mini Espíritu Santo!

Pero, alabado sea Dios, mi única respuesta esta vez fue: -"Estoy seguro de que lo que decidas, será lo correcto". ¿Y sabes qué? A pesar de que antes había hecho de manera absurda y sin saberlo lo mejor que podía para despojarlo de su autoridad dada por Dios, ¡mi esposo se elevó a la posición de líder que él merece! ¡Someterme a él, confiando en Dios, ha sido una clave para restaurar nuestra relación!

¡Dios es muy bueno! Aunque mi esposo decidió hace dos meses que definitivamente volvería a casa, sintió que Dios estaba en control del momento y que había algunos cambios que todavía tenía que hacer antes de que pudiera regresar a casa "para siempre". Tal vez por Acción de Gracias, ciertamente por Navidad, dijo. Bueno, creo que al abstenerse de intentar "sugerir" cómo manejamos su "reentrada" a nuestra casa, Dios realmente me dio el deseo de mi corazón, y mi esposo regresó mucho antes!

Mi esposo hizo todos los arreglos para un fin de semana entero en el centro de Chicago, completo con entradas para una conferencia de  “I Still Do”! Seis meses antes, la semana en que mi esposo se mudó, vi un anuncio para un certificado de "Pacto de Matrimonio" y quería tanto que nuestra relación fuera restaurada hasta el punto en que nos volvieramos a comprometer mutuamente ante Dios. ¡Dios es muy bueno! Nunca le mencioné nada a mi esposo, y sin embargo él escogió la cosa exacta (la conferencia, nuestro compromiso mutuo a través de palabras / votos y por escrito, un fin de semana entero para "volver a conectarnos") que cumplió completamente el deseo de mi corazón ... ganado ¡sin palabras!

Estas últimas cuatro semanas (desde la conferencia), mi esposo ha estado aquí todas las noches, pero todavía tiene cosas (y un contrato de arrendamiento de un año) en un apartamento. Pasamos el último fin de semana empacando la última de las cosas y descargando el U-Haul. Aunque algunos podrían decir que fue cuando "llegó a casa", sé que llegó a casa primero en su corazón. Sus "cosas" eran sólo una formalidad, ¡pero alabado sea Dios que Él completa las buenas obras que Él comienza!

¡Dios me trajo un hombre cambiado! Cada día me maravillo del milagro que Dios ha hecho en nuestras vidas. Lo que estaba muerto (nuestro matrimonio), ¡Dios lo ha resucitado! No sólo para el mismo viejo estado mediocre que era antes, no, finalmente estamos experimentando lo que significa el "verdadero" amor, lo que significa ser "una sola carne".

Mi esposo me ha dicho lo lamentable que es que me lastimó a mí ya nuestras chicas; él ha pedido mi perdón (que ya había dado muchas veces en mi corazón, con la ayuda de Dios). Es increíble cómo Dios nos cambia cuando lo buscamos primero. Cuando vivimos para agradar a Dios, no a nosotros mismos, es cuando experimentamos alegría. Alabo a Dios por amarnos lo suficiente como para permitir esta crisis en nuestras vidas. ¡Él sabía lo que tomaría para producir los cambios en cada uno de nosotros que nos permitirían experimentar lo mejor de Dios!

Sé que nunca hubiera creído que estaría diciendo que estaba agradecida de que mi esposo me haya dejado, y sin embargo estoy más cerca de Jesús ahora de una manera que nunca había conocido antes. SÉ, más allá de la duda, que mi esposo está en casa para siempre porque, como dice Erin, cuando Dios lo hace, es completo y es permanente. Doy gracias a Dios todos los días por todo lo que hemos pasado y por traer a la gente a mí una y otra vez con quien puedo compartir este testimonio y darles esperanza.

Estoy convencida también, como Erin, de que las "crisis matrimoniales" no son sobre el matrimonio, sino que son en realidad "crisis espirituales" disfrazadas. Por lo tanto, a todos ustedes que no han experimentado su restauración del matrimonio todavía, les digo: "Esperen, mantengan sus ojos fijos en Jesús, no en sus circunstancias. Ustedes no son los únicos en lo que la verdad inmutable de Dios no se aplica. ¡Aliéntense!"

 

¡Restaurado para nuestro Aniversario!

¡Dios es muy bueno! ¡Mi esposo me llamó hoy, después de hablar con su madre, y él me dijo que él quiere que yo compre un boleto de ida a Jacksonville, FL donde él está! ¡Dijo que quiere tratar de trabajar en nuestro matrimonio! Estoy sentada aquí y no sé lo que estoy sintiendo, ¡siento que estoy soñando esto, pero es real! Estoy en estado de shock por la rapidez con que sucedió.

Pensé que Él no estaba trabajando. ¡Le doy toda la alabanza y toda la Gloria! ¡Él quiere que vaya enseguida para que podamos pasar nuestro aniversario de boda juntos! ¡Alabado sea el Señor! ¡Dios es muy bueno!

 

¡Mi Esposo Está De Vuelta a Casa!

Estoy tan conmovida por sus reportes, especialmente aquellas que han estado aguantando durante AÑOS.

¡Ahora quiero informar que mi esposo está de regreso a casa! ¡Alabado sea el Señor! ¡Se había ido por nueve meses! Hemos tenido un matrimonio vivo y muerto por ocho años.

He sido una esposa contenciosa y desobediente. Comencé a ver esto hace ya medio año. Luego, hace tres meses, encontré el sitio web de Ministerios de Restauración. Empecé a aprender a someterme. ¡Ha habido cambios impresionantes en nuestro matrimonio!

Mi esposo está claramente tomando la iniciativa. Le pido permiso para hacer las cosas. ¡Es tan nuevo para mí! Fui criada exactamente de la manera opuesta (como una mujer completamente liberal). ¡Esta es realmente la verdad de la Palabra de nuestro Señor! ¡Él dijo que él pondría nuestros pies en la roca, y Él lo ha hecho!

Todavía necesito oraciones para seguir presentándome y dar todo al Señor. Gracias por estar allí, por este ministerio y por todos aquellos que están caminando en los caminos que nuestro Señor quiere que caminemos.

RSM Semana 3 Capítulo 14 
"Primero en Tirar la Piedra"

“Aquel de ustedes que esté libre de pecado,
que tire la primera piedra.”
Juan 8:7

 

Adulterio
Motivo de perdón

Debe el adulterio ser perdonado? ¿Qué hizo Jesús? Jesús dijo a la mujer encontrada en adulterio, “¿Ya nadie te condena? Tampoco yo te condeno. Ahora vete, y no vuelvas a pecar” Juan. 8:10–11. ¿Ha usted condenado a su esposo?

¿Está usted libre de pecado, para que usted lance la primera piedra contra su esposo? Jesús también le dijo a la gente que quería castigar a esta mujer adúltera: “Aquel de ustedes que esté libre de pecado, que tire la primera piedra” Juan. 8:7. ¿Está usted libre de pecado, para que usted lance la primera piedra contra su esposo? La verdad es, “Si afi rmamos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y no tenemos la verdad” 1 Juan 1:8.

¡Pero yo nunca hice nada pecaminoso! Déjeme decirle que Dios agrupa sus pecados con los pecados de su esposo. Así es como Dios ve el pecado: “Las obras de la naturaleza pecaminosa se conocen bien: (¿los de él?) inmoralidad sexual, impureza y libertinaje,… borracheras, orgías,… (¿ahora los suyos?) odio, discordia, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, sectarismos y envidia” Gálatas 5:19–20.

¿Y si no lo perdono? ¿Cuáles son las graves consecuencias de la falta de perdón? “Pero si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les perdonará a ustedes las suyas” Mateo 6:15.

Cuando Dios se refi ere a los adúlteros y fornicarios, Él dice: “Y eso eran algunos de ustedes. Pero ya han sido lavados, ya han sido santifi cados, ya han sido justifi cados en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios” 1 Corintios 6:11. “Porque el esposo no creyente ha sido santifi cado por la unión con su esposa” 1 Corintios 7:14. Por cuanto usted y su esposo son una carne, nosotros en Ministerios Restauración (Restore Ministries) sugerimos que se acerque a Dios, permitiéndole a Él que le transforme más a Su imagen. Algo asombroso comenzará a sucederle a su esposo por cuanto son una sola carne— ¡Él va a comenzar a ser santifi cado! Sin embargo, mientras usted permanezca en el pecado, ambos permanecerán sin santifi carse.

¡Pero el adulterio ha pasado antes! Recordemos lo que Jesús nos dijo cuando le preguntaron cuántas veces debemos perdonar a alguien. “Aun si peca contra ti siete veces en un día, y siete veces regresa a decirte ‘Me arrepiento’, perdónalo” Lucas 17:4. (Vea el capítulo 9 “Un espíritu suave y apacible” en el asunto de amor fi rme.

¡Pero él no se ha arrepentido! Como Jesús fue colgado en la cruz por los pecados de usted, él clamó, “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen” Lucas 23:34. (Otra vez, vea el capítulo 9, “Un espíritu suave y apacible” acerca de “Perdón”)

“No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien” Romanos 12:21. Dios específi camente le pidió al profeta Oseas que se volviera a casar con su esposa Gómer, aún después de que ella le había sido abiertamente infi el. Oseas 2:2: “¡…ni ella es mi esposa ni yo soy su esposo!” Versículo 7: “Prefi ero volver con mi primer esposo, porque antes me iba mejor que ahora” Versículo 3:1: “Me habló una vez más el Señor y me dijo: ‘Ve y ama a esa mujer adúltera, que es amante de otro.’” Dios usó la historia de Oseas y Gómer para mostrar Su compromiso con Su propia novia, la iglesia (vea el libro de Oseas). Y también en Lucas 15:30–32 el hijo mayor le dijo a su padre “ahora llega ese hijo tuyo, que ha despilfarrado tu fortuna con prostitutas, y tú mandas matar en su honor el ternero más gordo” Entonces el padre le dijo al hijo: “Pero teníamos que hacer fi esta y alegrarnos, porque este hermano tuyo estaba muerto, pero ahora ha vuelto a la vida; se había perdido, pero ya lo hemos encontrado” ¿Qué es lo que su esposo encontrará cuando él llame por teléfono o venga a la casa? ¿El ternero más gordo, la mejor ropa y un anillo, o se encontrará con juicio?

¿Puedo volver a confi ar en él? Dios dice que confi emos en Él; usted entonces será bendecida con un esposo fi el. “¡Maldito el hombre que confía en el hombre! ¡Maldito el que se apoya en su propia fuerza… ! Bendito el hombre que confía en el Señor” Jeremías. 17:5, 7. La gente siempre me pregunta cómo puedo confi ar en mi esposo. Yo siempre respondo diciendo, “No confío en él – ¡confío en el Señor!” Es el Señor quien hace que mi esposo me sea fi el y Él lo mantendrá fi el. ¡Gloria a Dios!

¿Cómo puedo ayudar a mi esposo? Ayúdelo orando. “Vigilen y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil” Marcos 14:38. Todas las mujeres que permitieron a Dios el volver el corazón de sus esposos testifi can que Dios removió los ojos distraídos y la infi delidad. (¡Éstas son mujeres cuyos esposos han estado de vuelta en el hogar por años!) Dios puede traer otras pruebas a nuestra vida, esté segura, pero no adulterio. Sin embargo, cuando Dios sana, ¡está terminado! Pero recuerde, si usted siembra en la carne, usted cosechará en al carne. Algunas mujeres forzan o seducen a sus esposos de regreso al hogar. Aprenda a esperar. Cuando es la bendición del Señor, ¡Él no añadirá tristeza con ella! (Proverbios 10:22).

Qué hacer o no hacer si su esposo está en adulterio

La adúltera adula; nosotros al contrario debemos edificar. Proverbios 29:5 “El que adula a su prójimo le tiende una trampa” Efesios 4:29: “Eviten toda conversación obscena. Por el contrario, que sus palabras contribuyan a la necesaria edificación y sean de bendición para quienes escuchan” La diferencia entre el adular y el edificar es el corazón. Cuando alguien adula, el corazón o la motivación es “obtener algo” La motivación del que edifica o construye es dar algo—sin esperar nada a cambio. Dos mujeres pueden estar diciendo la misma cosa, pero la diferencia está en sus corazones. ¿Qué clase de corazón tiene usted? ¿Se queja usted y gimotea con otros acerca de lo que su esposo no ha hecho a cambio de su amabilidad y perdón? Si él le escucha quejarse o no, eso no importa. Dios le escucha y está viendo su corazón.

Dios puede traer su ira; ¡no lo haga! “Por tanto, hagan morir todo lo que es propio de la naturaleza terrenal: inmoralidad sexual, impureza, bajas pasiones, malos deseos y avaricia, la cual es idolatría. Por estas cosas viene el castigo de Dios” Colosenses 3:5–6. “Pues conocemos al que dijo: ‘Mía es la venganza; yo pagaré’; y también: ‘El Señor juzgará a su pueblo.’ ¡Terrible cosa es caer en las manos del Dios vivo!” Hebreos 10:30–31. Si usted no ha perdonado a su esposo usted puede regocijarse cuando la “ira de Dios” comience. Sin embargo, Dios nos advierte: “No te alegres cuando caiga tu enemigo, ni se regocije tu corazón ante su desgracia, no sea que el Señor lo vea y no lo apruebe, y aparte de él su enojo” Proverbios 24:17–18.

No se deje engañar—usted no necesita mirar lo que su esposo está haciendo. “No hay nada escondido que no llegue a descubrirse, ni nada oculto que no llegue a conocerse públicamente” Lucas 8:17. Esto ha estado escondido de su vista por Dios para protegerle a usted. Aquellos que frustran la protección de Dios espiando o investigando son trágicos; ¡por favor no cometa el mismo error! “Porque da vergüenza aun mencionar lo que los desobedientes hacen en secreto” Efesios 5:12. Y, damas, dejen de hablar acerca de la vida pecaminosa de sus esposos. Eso no glori-fi ca a Dios. ¡Sólo el adversario se deleita de que ustedes están tan dispuestas a hablar de él!

¿Qué podemos aprender de las Escrituras acerca de los adúlteros o las adúlteras?

Es la adulación lo que hala a los hombres hacia el adulterio. “De los labios de la adúltera fl uye miel; su lengua es más suave que el aceite. Pero al fi n resulta más amarga que la hiel y más cortante que una espada de dos fi los. Sus pies descienden hasta la muerte; sus pasos van derecho al sepulcro. No toma ella en cuenta el camino de la vida; sus sendas son torcidas, y ella no lo reconoce” Proverbios 5:3–6. Mientras usted estaba ocupada destruyéndolo a él, la otra mujer lo estaba edificando. Mientras usted estaba en desacuerdo, ella estaba de acuerdo. ¿Ha cambiado eso?

Ella usa la adulación para jalarlo hacia el adulterio y hacia la muerte espiritual. “Con palabras persuasivas lo convenció; con lisonjas de sus labios lo sedujo. Y él en seguida fue tras ella, como el buey que va camino al matadero” Proverbios 7:21–23. Muchas veces es sumamente repentino cuando él la sigue. Muchas mujeres cuyos esposos han caído en el pozo del adulterio han reportado que ellas advirtieron a sus esposos, aunque ellos nunca escucharon las advertencias de sus esposas. (Vea el capítulo 8, “Ganado sin una palabra” para estudiar por qué los esposos ignoran las advertencias de sus esposas.)

Otra vez es la adulación la que jala al hombre hacia el adulterio. “Ellas te librarán de la mujer ajena, de la adúltera y de sus palabras seductoras” Proverbios 7:5. ¿Cuándo fue la última vez que usted alabó a su esposo por algo? ¿La última vez que lo animó? ¿La última vez que se emocionó por algo que él dijo? ¿Es de extrañarse que él estaba muriendo de hambre por lo que la adúltera le estaba sirviendo—halagos?

De nuevo, es la adulación lo que eventualmente lo hala hacia sufrimiento financiera. “Te protegerán de la mujer malvada, de la mujer ajena y de su lengua seductora. No abrigues en tu corazón deseos por su belleza, ni te dejes cautivar por sus ojos, pues la ramera va tras un pedazo de pan, pero la adúltera va tras el hombre que vale. ¿Puede alguien echarse brasas en el pecho sin quemarse la ropa? ¿Puede alguien caminar sobre las brasas sin quemarse los pies? Pues tampoco quien se acuesta con la mujer ajena puede tocarla y quedar impune. No se desprecia al ladrón que roba para mitigar su hambre; pero si lo atrapan, deberá devolver siete tantos lo robado, aun cuando eso le cueste todas sus posesiones. Pero al que comete adulterio le faltan sesos; el que así actúa se destruye a sí mismo. No sacará más que golpes y vergüenzas, y no podrá borrar su oprobio” Proverbios 6:24–33. Muchas mujeres son sorprendidas por las acciones de sus esposos o por lo que ellos dicen durante el adulterio. La Biblia es clara: en este punto a él le faltan sesos y se destruye a sí mismo.

Y de nuevo Dios dice que él sufrirá financieramente. “El que frecuenta rameras derrocha su fortuna” Proverbios 29:3. Ha habido mujeres que han venido a mí para decirme que, por cuanto su esposo es muy exitoso corporativamente, esto nunca le sucederá a él. La Palabra de Dios aplica a todos. ¡Todas las mujeres que vinieron a mí para debatir este principio después me dijeron del colapso financiero de su esposo y de cómo la adúltera gastó su riqueza!

La adúltera está básicamente fuera para conseguir a un hombre. ¡Ella está fuera (de la casa) para hacerlo! “La mujer salió a su encuentro, con toda la apariencia de una prostituta y con solapadas intenciones. Cómo es escandalosa y descarada, nunca hallan sus pies reposo en su casa” Proverbios 7:10–11. ¿Es esta la descripción de usted también? ¿Es usted escandalosa? ¿Es usted descarada y rebelde? ¿Pasa usted más tiempo fuera de la casa que en ella? “Porque fosa profunda es la prostituta, y estrecho pozo, la mujer ajena. Se pone al acecho, como un bandido, y multiplica la infidelidad de los hombres” Proverbios 23:27–28. (Vea “Los caminos de la casa” en “La mujer sabia edifica su casa: escrito por la necia que destruyó la suya con sus propias manos)

La adúltera es engañada para pensar que ella no ha hecho nada malo. “Así procede la adúltera: come, se limpia la boca, y afirma: ‘Nada malo he cometido.’” Proverbios 30:20. Muchas mujeres que han venido buscando ayuda para sus matrimonios responden de la misma manera diciendo “Nada malo he cometido” ¿Ha tomado usted la responsabilidad completa del colapso de su matrimonio? Hasta que usted vea lo que ha hecho por sufi ciente tiempo, de manera que usted no puede ver más el pecado de su esposo, su matrimonio no será restaurado.

¡La adúltera es enemiga de Dios! ¡Oh gente adúltera! ¿No saben que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Si alguien quiere ser amigo del mundo se vuelve enemigo de Dios” Santiago. 4:4.

¡Dios le dará a ella tiempo para arrepentirse y entonces causará gran tribulación! “Le he dado tiempo para que se arrepienta de su inmoralidad, pero no quiere hacerlo. Por eso la voy a postrar en un lecho de dolor, y a los que cometen adulterio con ella los haré sufrir terriblemente, a menos que se arrepientan de lo que aprendieron de ella” Apocalipsis 2:21–22. Vemos esto muy a menudo en nuestro ministerio. Todos los hombres que estuvieron en adulterio eventualmente caen en una “gran tribulación” Es por esto que es vital que cuando nuestro esposo está buscando alivia él sepa que hay paz en su hogar. ¡Él debe SABER que la mujer contenciosa se ha ido! Si Dios no lo ha traído por la casa, entonces usted no está lista. Dios es sumamente capaz de crear una situación en la vida de su esposo para causarle a él que le contacte a usted. No es el problema de Dios o el problema de su esposo; es su problema. Una vez que haya un cambio signifi cativo en usted, Dios será fi el para traer a su esposo. Hasta entonces, Él está escondiéndole con el deseo de cambiarle y moldearle de adentro hacia fuera.

También hemos visto al menos cuatro casos en los que la otra mujer, quien no se arrepintió después de un tiempo, fue atacada con una enfermedad signifi cativa (por ejemplo, lupus, cáncer, etc.).

“A los hijos de esa mujer los heriré de muerte. Así sabrán todas las iglesias que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y a cada uno de ustedes lo trataré de acuerdo con sus obras” Apocalipsis 2:23. Adicionalmente sabemos de dos casos en los que el hijo murió. La mujer perdió a un hijo antes de darlo a luz a lo que los doctores llamaron “un parásito” Nosotros en Ministerios Restauración (Restore Ministries) hemos oído de otro caso en el que la otra mujer (una persona que profesaba ser cristiana) en su obstinación, continuó buscando al esposo de otra mujer después de varias advertencias. ¡Su hijo mayor murió de tumor cerebral!

Esta es una batalla espiritual. Debe ser peleada y ganada en el Espíritu. Tenemos oraciones al fi nal de los capítulos 16 y 17, tomadas directamente de la Escritura, para que usted ore por la restauración de su matrimonio, específicamente en el caso del adulterio. Por favor ignore y resista la tentación de pelear en la carne, tanto de manera viciosa como seductiva. Libros, programas de televisión y amigos con buenas intenciones pueden tratar de influirle para ya sea que administre el “amor rudo” que lleva al desastre, o para que lo seduzca. Ninguna de estas cosas es la causa o la solución de este pecado. Es una batalla espiritual. ¡Debe ser peleada y GANADA en el espíritu! Sin embargo, ¡el amor (como se describe en 1 Corintios 13) es siempre la respuesta correcta!

El seducir es muy diferente de atraer. Las palabras amables y amorosas son atrayentes. El perdón es atrayente. Alguien que está en paz es atrayente. No deje de atraer a su esposo mediante amabilidad, con palabras amorosas que hablen fuerte y claro de que usted verdaderamente lo ha perdonado. “Por eso ahora voy a seducirla: me la llevaré al desierto y le hablaré con ternura” Oseas 2:14.

Emociónese cuando su esposo le llame o venga. El emocionarse no es perseguirlo. Déjele saber con entusiasmo, emoción y el tono de su voz que él es especial y muy amado por usted. Sin embargo, si usted nunca lo ha soltado, eso lo alejará. Usted PRIMERO debe estar segura de que SABE que usted verdaderamente lo ha soltado, entonces comience a atraerlo con sus palabras amables.

Por acuerdo. Muchas me preguntan qué deberían hacer si sus esposos infieles se les acercan para tener intimidad física. “Pero en vista de tanta inmoralidad, cada hombre debe tener su propia esposa, y cada mujer su propio esposo. El hombre debe cumplir su deber conyugal con su esposa, e igualmente la mujer con su esposo. La mujer ya no tiene derecho sobre su propio cuerpo, sino su esposo. Tampoco el hombre tiene derecho sobre su propio cuerpo, sino su esposa. No se nieguen el uno al otro, a no ser de común acuerdo, y sólo por un tiempo, para dedicarse a la oración. No tarden en volver a unirse nuevamente; de lo contrario, pueden caer en tentación de Satanás, por falta de dominio propio” 1 Corintios 7:2–5.

Si usted todavía está legalmente casada, pero se niega a tener intimidad, resiste sus avances, le ordena que se salga de su cama, o comienza a dormir separada (por cualquier razón), usted está trabajando y jugando en las manos del enemigo. Una mujer que no es una creyente ciertamente ordenará a su esposo fuera de la cama o de la casa. “¿Qué mérito tienen ustedes al amar a quienes los aman? Aún los pecadores hacen así” Lucas 6:32.

Cuando un pecador o cualquier persona que era “inmunda” venía a Jesús, Él siempre respondía amablemente y aún los tocaba. ¡Él decía que cualquiera que viniera a Él, no lo rechazaría! (Jn. 6:37). No importa cuán a menudo un pecador viene al Señor, Él siempre lo vuelve a aceptar aún cuando Él sabe que el pecador lo rechazará de nuevo. ¿Es usted un imitador de Cristo?

Sin embargo, el versículo anterior claramente cubre a aquellos que todavía están legalmente casados. Si el divorcio ha sucedido, no de aparencia del mal. Este es el tiempo en que usted se debe de abstener de intimidad ante la petición por parte de su ex esposo.

Compromiso personal: perdonar. “Basada en lo que he aprendido en la Escritura, me comprometo a confi ar en el Señor y a negarme a pelear en la carne. Continuaré diariamente perdonando a mi esposo y a todos los que han estado involucrados. Me mantendré amable y callada conforme camino en un espíritu de perdón”

Por favor escriba un DIARIO con el SEÑOR sobre lo que está aprendiendo cada día por los próximos 30 Días para “Restaurar su Matrimonio”. 

Click Aquí Español: "Lo que aprendí" 30 Día RSM