Semana 2: RSM Capítulo 8

"Ganado Sin Una Palabra"

Pero primero Testimonios
de Matrimonios Restaurados Tomados de
Nada es Imposible con Dios!

Enseñanza Confianza Restauró mi Matrimonio!

Una amiga que ha estado trabajando hacia su propia restauración matrimonial me presentó los principios de Ministerios de Restauración. Ella me decía sobre los conceptos radicales que ella estaba aprendiendo. Por supuesto que MI matrimonio era TAN sólido.

Mi amiga vino a mi rescate y me recordó que yo ya sabía los principios del libro. Dios me mostró lo orgullosa, contenciosa, manipulativa y egoísta había sido. Cuando me veía al espejo, no podía encontrar evidencia de Jesús en mí.

Caí en los brazos del Señor y le rogué que me perdonase y ma transformara. Me dediqué a la obediencia total, ayudando siete días y orando por que se hiciera la voluntad del Señor en mi vida. Le permití a Él el vaciarme y refinarme COMPLETAMENTE. Hubieron cambios inmediatos y drásticos.

Dios creó un nuevo corazón en mí en sólo DÍAS! Mi esposo vio los cambios y dijo que no me dejaría! El Señor volvió su corazón hacia mí y lejos de ella! Él ahora ve nuestro futuro juntos de nuevo. Él es más afectuoso que nunca antes!

Fui capaz de perdonar de INMEDIATO! Eso me sorpendió! Oré porque Dios me ayudase a mantener mis ojos lejos de la batalla y sólo en Él. DEJÉ IR A TODO Y SE LO DI AL SEÑOR! Aprendí a rendirme, completa y obediencia radical, humildad, oración y confianza en el Señor traen favor, amor y FE a tu vida. Confié en Él para restaurar mi matrimonio; ahora confío en Él en CADA área de mi vida.

El libro de restauración es algo que estudiaré por el resto de mi vida- lo recomendaría a todos. No he terminado el libro de trabajo aún ya que he pasado mucho tiempo en el libro de restauración y la Biblia. El hecho de que todo está basado y apoyado por la Escritura hace que el programa de Restauración completamente confiable. Ha abrido la puerta a muchas otras áreas de mi vida para ser cambiadas.

Gloria a Dios en lo alto! Le agradezco por amarme lo suficiente para corregirme y refinarme, no sólo para Su gloria, sino porque Él me ama y quiere darme los deseos de mi corazón. Él me llevó a un lado, puso Sus brazos a mi alrededor, e hizo un proyecto especial de MÍ! Él es la persona más amorosa que podríamos imaginar! Siento que  me han dado mi propio set de llaves del reino!

Gracias Dios y RMI por todo!

Laura, RESTAURADA en Georgia

 

Dulce Restauración en Alabama- Esposo en Casa!

Alabado sea Dios por Sus muchas bendiciones! Abba Padre, gracias por Tu amor! Tu amor, Abba, me asombra. Gracias por no darte por vencido conmigo! Tantos años he deambulado lejos de Ti, tan perdida.

Gracias por traerme al punto de enfrentar mi vacío. Gracias por llenarme con Tu gozo, Tu esperanza, y Tu maravilloso amor. Gracias y alabado sea Tu nombre!

Esta mañana mi corazón cantó mientras Dios me reveló la verdad. Él me mostró cómo Él me ha protegido de cierto conocimiento. Él también me reveló este conocimiento en el tiempo correcto. Hizo que mi corazón se emocionara!

Mi esposo vive en casa. Alabado sea a Dios, él ha estado en casa por seis semanas sin irse los fines de semana! Comenzó con dos, tal vez tres días en casa. Luego los fines de semana. Y ahora, casi siete semanas en casa!

Alabado sea a Dios! Esta mañana mi querido esposo me dijo lo mucho que he cambiado y que he estado haciendo muy bien! Él dijo que ya no vocifero ni desvarío. Alabado sea a Dios, quien me ha moldeado y continúe haciendome de nuevo!

Mi esposo me explicó hace más de un año que él había prometido a la OM que se casaría con ella! No tenía idea! Él explicó que me ama y que no tiene la intención de dejarme y que ama nuestra relación!!! Gloria a Dios!

Se dijo mucho más. Después de nuestra conversación, fui al baño pues estaba temblando, viendo la maravilla del poder de Dios y de Su amor. ÉL VOLVIÓ el corazón de mi esposo hacia mí! Él me mantuvo en casa! Él me guió y me elevó cuando caí y me amó a través del dolor del cambio.

Él me cambió y Él continúa haciéndolo! Gracias Abba! Te amo tanto, Abba! Eres increíble!! Gracias, Abba, por RMI y por los Thiele. Gracias por mis compañeras de oración. Gracias por Tu sabiduría.

Gracias porque Tu amor NUNCA FALLA! Mis queridas hermanas y hermanos que han reclamado la promesa de Dios de un matrimonio restaurado, por favor busquen Su rostro. Él está allí, siempre! Aleluya!!

Encontró el Verdadero Significado de la Vida!

Gloria al Señor Dios Todopoderoso por lo que Él ha hecho en mi vida. Él tomó mi vida, la rompió a nada, y construyó en ella la pieza de arte más hermosa que podrías imaginar! Lo mejor de todo es que Él no se ha detenido allí- más ha de venir!!

Encontré su ministerio al enviar mi nombre para oración en un sitio de oración. Alguien me contactó y me refirió a su sitio. Heché un vistazo y me “enamoré” instantáneamente porque ustedes hablaron a mi corazón! Seguí regresando por apoyo y ánimo.

Mientras buscaba del Señor, Él me ayudó a controlar las explosiones de enojo que tenía contra mis hijos. Me moldeó y me cambió de ser una persona muy contenciosa a ser una mujer con un espíritu tranquilo y sumiso, que es precioso ante Sus ojos.

Mientras más seguía los principios de Dios, más el corazón de mi ex esposo era atraído hacia nuestros hijos y yo. Noté que la relación con la OM se volvió tan amarga como hiel y mi ex esposo regresaba más y más hacia nosotros. Dios definitivamente estaba trabajando en su corazón.

Creo que el principio de la Palabra de Dios que aprecio más es que nunca debemos pagar mal por mal, sino vencer al mal con el bien. Creo que eso tuvo un gran impacto en mi relación con mi ex esposo. También, por supuesto, el hecho de que no debemos ser contenciosas, ni quejumbrosas. Si queremos que el corazón de nuestro esposo vuelva, debe ser sin una palabra por medio de la oración. Estos principios resaltaron porque vi los resultados al aplicarlos.

El libro Cómo Dios Puede Y Va a Restaurar Tu Matrimonio fue una revelación, algo que necesitaba leer y escuchar y sentir. Abrió mis ojos y mi corazón de una manera que nunca podré explicar. Sentí como si Dios estuviese hablando directamente a mi en una manera única y especial. Recomiendo este libro a quien esté casada o quiera estarlo- aún si tu matrimonio no está en problemas. A través de este libro, aprenderás a ser la esposa que Dios quiere que seas.

Alabado seas, Jesús! Esta prueba ha sido la mayor bendición. No perdí nada sino que GANÉ la VIDA!! Por medio del Señor y este ministerio, encontré el verdadero significado de la VIDA; y por eso nunca puedo darle las suficientes gracias a Dios. Siempre estaré agradecida. Jesús, eres verdaderamente el SEÑOR DE TODO!!!

Dios Restaura lo que La Langosta se comió!

Siento una mezcla de emociones hoy mientras escribo para decirte de otra restauración matrimonial- la MÍA! Estoy abrumada de gozo porque Dios ha sido clemente al restaurar nuestro matrimonio, y humillada. Sé que no me lo merezco.

Mi esposo regresó a casa anoche y me dijo que me amaba y que nunca más me dejaría. El también dijo que necesitaba que lo “bajaran” de varios niveles para darse cuenta de que sus pecados eran igual de grandes que los míos. Le dije que lo sentía por todas las cosas que yo había hecho y él dijo que no quería escucharlo porque yo ya lo había dicho antes.  

Encontré Ministerios de Restauración cuando busqué “ministerios de restauración matrimonial” un día en mi computadora y encontré sus sitio web junto con otros. Encontré que hay muchos otros ministerios allí afuera, pero el Espíritu Santo me guió a convertirme en miembro suyo.

La primera vez que mi esposo dijo que se iba (pero no lo hizo) fue en Septiembre de 1991. Rogué, intenté calmarlo- cualquier cosa! Él se quedó pero no quería hacerlo.

Pero esta vez yo “lo gané sin una palabra” con mi comportamiento. Entré en la Palabra y no le dije a nadie de mi situación excepto a una amiga y a mi madre. Ambas me apoyaron.

Oré e hice un ayuno extendido. Le pedí a Dios que me cambiara continuamente, y ÉL LO HIZO! Aprendí a enfocarme en Dios y a mantener mi boca cerrada, sólo abriéndola para decir o preguntar a mi esposo algo después de consideración en oración.

Tuve el libro Cómo Dios Puede y Va a Restaurar Su Matrimonio, los videos “Estad Animada” y el libro “Enfrentando el Divorcio.” Erin respaldó lo que tuvo que decir con Escrituras y sus experiencias- y nada habla como la experiencia! Recomendaría Cómo Dios Puede y Va a Restaurar Su Matrimonio por Erin. Me gustan los videos porque tengo un largo tramo hacia el trabajo, entonces pude escucharlos una y otra vez.

En sólo una tarde, Dios ha “restaurado lo que las langostas se comieron”! No tengo palabras para expresar lo que siento- sólo puedo decir GLORIA A DIOS!!!

 

Restuariación en Pensylvania!

Gloria a Dios por restaurar mi matrimonio! Mi esposo pidió el divorcio pero nunca firmó los papeles! Se mudó a casa hace siete meses! En Abril, hace cuatro meses, su abogado le escribió para finalizar los papeles para que pudiera pedirlo a la corte, pero mi esposo nunca respondió.

Dios en realidad es poderoso y puede proteger matrimonios. Le alabo porque me perdonó y nos protegió! No puedo describir lo maravilloso que es Él.

Fue con la ayuda de Dios que conocí a una mujer en la iglesia que estaba visitando. Me abrí y le dije lo necesitada que estaba porque Dios interviniera mientras esperaba que mi esposo regresara a casa. Ella, me presentó a otras mujeres que estaban en la misma situación. Dios trabajó en nuestras vidas. Fueron estas mujeres quienes me hablaron de este ministerio y sitio web. Nos habíamos estado reuniendo cada dos semanas para alabar a Dios, aprender a dejarlo trabajar por medio de nosotras, a agradecerle por “todo” y poner nuestro enfoque en Él y nuestra relación con Él ya que eso es lo que cuenta!!

Comencé a darme cuenta que Dios quería tener comunión conmigo. Todo mi ser es Su templo; por lo tanto, necesito que me ayude a construir Su templo en mi. Necesito concentrarme y tener en mente lo que Él está haciendo en mi y a través de mi. Es cuando estuve segura de que no se trata de mi sino de Él; aún mi matrimonio no es mío, sino de Él. Es increíble lo que Él comenzó a construir y le agradezco  y le alabo porque se preocupa por mi y toma tiempo para enseñarme y me ayuda a trabajar con Él.

Fue Dios quien me dio de Su fe para confiar y obedecerle porque no lo puedo hacer a menos que Él lo haga por mí! Durante mi proceso de restauración, dependí mucho de Él para hacer todo por mí y Él lo hizo! Oré por Su fortaleza en mí para confiar en Él y lo hizo! También oré para que Él cambiase mi corazón, mis prioridades y mi enfoque, y Él ciertamente lo logró!

Gloria a Dios por lo que Él ha hecho y lo que Él está haciendo y lo que Él hará en mi vida! Esta relación con mi precioso Señor es lo que necesito y es la única relación permanente y duradera! Cada relación es temporal, pero esta es eterna, Gracias, Señor.

Cuando me di cuenta de todo esto, Él trajo a mi esposo de regreso!! Así es como Él trabaja!! Él es perfecto en todo aspecto! No puedo esperar a ver el resto de los cambios que Él trae a nuestras vidas, pero aunque no lo vea trabajando, YO SÉ que lo está haciendo!!! Sólo tengo que orar para que Él me de fe para confiar en Él y lo hará. Soy una pecadora salvada por gracia y mucha gracia!!

Restaurada y Más en Virginia!

Siento mucho no haber enviado un testimonio de alabanza en mucho tiempo. Sin embargo, el Señor ha sido bueno conmigo que supongo que he estado preocupada con mis bendiciones y no he tenido el tiempo para dar uno. Ciertamente no voy a dar excusas, así que aquí va.

Cuando comencé mi búsqueda por la verdad sobre el plan de Dios para la restauración matrimonial, fui a librerías y busqué en internet por algo sobre el matrimonio. Un chat de otro ministerio de restauración que me guió a Ministerios de Restauración y sus maravillosos recursos. Siento que de todos los matrimonios que vio ministerios de restauración ha visto, este ministerio es el que más se alinea con las Santas Escrituras y la cual ha hablado a mi corazón más fuerte!

Un área en particular que me habló fue sobre asistir a la iglesia. Estaba asistiendo sola a la iglesia por un tiempo cuando comencé a leer en los libros de Erin sobre no ir sin tu esposo cuando él vive en casa. Dice en el libro de trabajo de Erin Una Mujer Sabia que la palabra de Dios es clara en 1 de Corintios 11:3. “

Cada iglesia y cada otro ministerio que he encontrado no estuvo de acuerdo con esto en absoluto. Cada vez que me desviaba y replanteaba esto, sentía al Espíritu Santo diciéndome que no fuera sin mi esposo. Era casi como si no me sintiera bien. Todos los demás me dijeron que estaba siendo desobediente a Dios. Sin embargo, empecé a sentir en mi corazón que si iba, estaba siendo desobediente a Dios! Nadie entendió lo que estaba haciendo, ni siquiera otros cristianos y otros ministerios matrimoniales.

AHORA, siguiendo este principio, no sólo mi matrimonio ha sido restaurado hace poco tiempo, sino también mi esposo ha estado en llamas (y quiero decir en el fuego) para el Señor! Yo había orado para que Dios hablara con mi esposo y nos enviara a la iglesia como una familia. ¡El Señor es tan fiel que ha hecho eso y mucho más! Mi esposo ha estado estudiando la Biblia los miércoles por la noche, involucrándose con la iglesia, desarrollando amistades con el cuerpo local, estudiando la Palabra, y devorando cualquier cosa que él pueda conseguir acerca de acercarse a nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

También está pensando en la forma en la que pueda estar en el ministerio. ¡Créanme, esto es más de lo que podría haber pedido al Señor y me siento tan bendecida! ¡Alabado sea el Señor! Más que nada, estoy tan agradecida de que el Señor ha usado nuestra crisis matrimonial para traer a mi esposo a Jesús.

Tengo un hermano y mi cuñada que estaban en proceso de divorcio. Un par de semanas atrás, la OM estaba fuera del camino y mi hermano y mi cuñada están de nuevo juntos, tratando de resolver las cosas. El fin de semana pasado, vinieron a visitarnos y me di cuenta de que ambos tenían sus anillos de boda puestos, ¡alabado sea el Señor!

¡Mi esposo me preguntó si quería que fuéramos bautizados juntos y renovar nuestros votos matrimoniales en la iglesia, ya que no nos habíamos casado en una iglesia antes! ¡Estaba emocionada porque también había orado por eso!

Los recursos del Ministerio de Restauración son maravillosos. Yo recomendaría todas las cintas y libros y cualquier otro recurso que Erin decida hacer disponible. También, me gusta el hecho de que los ePartners estén disponibles para nosotros, de modo que tengamos el apoyo que necesitamos cuando estamos pasando por un momento difícil en nuestras vidas.

Por favor, no te rindas sin importar lo que el enemigo intente hacer o decirte. Lucha la buena batalla hasta el final. ¡Sé sin lugar a dudas que el Señor te librará a ti y a tu familia, y tú saldrás victoriosa! Quiero agradecer a Dios por Erin, ¡por ser una gran inspiración para todos nosotros! ¡Que Dios los bendiga tanto a usted como a toda su familia!

Para que todos ustedes sepan la grandeza de lo que Dios ha hecho al traer mi restauración y el increíble cambio en mi esposo, permítanme compartir "brevemente" dónde estaba cuando llegué a este ministerio. Hace dos o dos años y medio, mi esposo tenía una aventura con una colega en el trabajo. Sospeché algo por un tiempo, pero traté de creer que no estaba sucediendo. Supongo que cuando lo supe por primera vez, sentí que Dios empezó a tratar conmigo entonces, pero me volví a todo, menos a Dios. Tuve a Dios en mi vida dentro y fuera durante años, pero nunca tuve una relación personal con Dios hasta que empecé a clamarle a Él para que me ayudara a superar lo que estaba pasando. Casi decidí tener una aventura justo antes de que Dios realmente me sostuviera, pero algo me impidió seguir adelante con ella. ¡Ahora me doy cuenta de que era el Espíritu Santo!

Lo creas o no, creo que Dios realmente llamó mi atención cuando fui a un psíquico, de todos los lugares, a encontrar una respuesta para salvar mi matrimonio. Miré alrededor y vi velas de la imagen de Jesús alrededor de la habitación. Le pregunté al psíquico lo que planeaba hacer para ayudarme, y me dijo que iba a encender velas y decir oraciones especiales en mi nombre. Eso me impactó, y creo que era el Espíritu Santo guiándome para salir de allí inmediatamente. Comencé a pensar que, si ella podía orar por mí y cobrarme todo ese dinero, entonces ¡¿por qué yo no podía orar por mí misma?! Era casi como si el Espíritu Santo me estuviera susurrando que Dios es un regalo gratuito para todos, que yo necesitaba ir a ÉL personalmente, y lo mejor de todo, ¡ ÉL ES GRATIS!

Extraño pero cierto: esta fue la primera vez que me di cuenta de mi necesidad de volver a Dios. Entonces, fui a las librerías y busqué en Internet cualquier cosa sobre el matrimonio que pudiera conseguir mis manos. Encontré un sitio web que hablaba sobre la restauración del matrimonio. Esto era diferente al Ministerio de Restauración, pero me puse en un grupo de chat y allí alguien me remitió a RMI! (¡Así fue como encontré este maravilloso ministerio!). No sólo había descubierto este ministerio, sino también muchos otros. Muchos tienen creencias similares; sin embargo, creo que de todas ellas, las creencias de Erin son las más cercanas a las Sagradas Escrituras y, como mencioné antes, han hablado a mi corazón con más fuerza.

Dios me mostró muchas áreas sobre mí que necesitaba cambiar. Empecé a entender por qué pasó el romance, porque Dios me mostró que yo había sido infiel a mi esposo en otras áreas como esposa. Dios me hizo confesar a mi esposo muchas cosas y comenzó a cambiarme en muchas áreas (y él todavía me está cambiando, ¡alabado sea el Señor!).

El romance terminó hace casi dos años, y fue decisión de mi esposo. Creo que esto fue cuando el Señor empezó a trabajar con mi esposo (porque le he preguntado cuándo se sintió dirigido por Dios y dijo que era hace un año y medio). Todavía pasamos por muchas pruebas, y todavía sigo pasando por las pruebas a veces con mi esposo en casa, pero sé que Dios lo está usando para el bien de los dos.

Yo estuve con dos ePartners y ¡ambas fueron maravillosas! Todavía, ocasionalmente me contacto con ellas por correo electrónico o por teléfono, pero no regularmente. Tuve la sensación de que ambas pensaron que yo era más madura espiritualmente que ellos. No quiero jactarme de eso. Me alegré de estar allí para ayudarles, y también me ayudaron de muchas maneras, especialmente cuando necesitaba aliento. A diferencia de mis ePartners, tuve la bendición de tener a mi esposo en casa todo el tiempo; él nunca abandonó el hogar, aunque amenazó con hacerlo en varias veces.

Dios los bendiga a usted y a su familia, los mantendré a todos en mis oraciones, así como los demás miembros del Ministerio de Restauración y el resto del personal. Quiero ver los matrimonios de los demás restaurados, y me quedo con los ojos llorosos cuando leo los Reportes de Alabanza, ¡manténlos viniendo, Señor!

Sharon*

¡Dios Hace lo Imposible!

Quiero dar gracias a mi Señor y Salvador por haber abierto mis ojos. Gracias, Erin, por ser fiel para decir la verdad sobre cómo restaurar los matrimonios de Dios. Yo estaba haciendo y diciendo cosas para tratar de cambiar a mi esposo. Me dijeron que siguiera la táctica de "amor duro" y vi que sólo empeoraba las cosas. Lo empujó hacia la OM.

Encontré su ministerio mientras buscaba la restauración del matrimonio Cristiano en Internet. Fui realmente bendecida por el libro Cómo Dios Puede y Va a Restaurar Su Matrimonio y todos los versículos bíblicos que contiene. El Señor me mostró tantos versículos en la Biblia y realmente me he acercado a Dios a través de esto.

También tuve el libro Enfrentando el Divorcio que me mostró cómo buscar la manera de Dios de restauración en lugar del camino del mundo.

Realmente necesitaba cambiar. Cuando empecé a buscar al Señor, fue entonces cuando lo vi trabajando en mi vida. Cuando mi esposo se marchó de nuevo, dijo que quería el divorcio; dijo que nunca estaría en casa y que había terminado y que no había ninguna posibilidad de que volviera a casa.

Leí el libro Cómo Dios Puede y Va a Restaurar Su Matrimonio dos veces. En la mañana de Pascua, le pedí a mi esposo que me perdonara las cosas malas que le había dicho. Después de pedir su perdón, tuve tanta paz. Yo no tenía esa paz cuando estaba siendo mala y tratando de cambiar las cosas en la carne.

Dios ha hecho una gran obra en mí. Ya no soy esa persona negativa y sarcástica. Se lo entregué TODO a Dios y dejé de hacer las cosas en la carne. Me enamoré de Jesús. Le mostré a mi esposo amor cuando tenía la oportunidad de verlo. Tenía fe total en Dios que Él iba a restaurar nuestro matrimonio.

Yo ayuné y oré. Citaba diariamente las Escrituras: "Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre", y otras Escrituras en el libro Cómo Dios Puede y Va a Restaurar Su Matrimonio. Sabía que no era la voluntad de Dios que este matrimonio terminara.

Un domingo por la tarde, mi esposo se detuvo para llevar algo y pude ver la batalla y la agitación en él; parecía triste. Yo ayuné y oré el lunes porque sabía que era una batalla espiritual. Bueno, a las 1:30 de la madrugada del martes, mi esposo me llamó y me preguntó si podía pasar a hablar conmigo. Me dijo que estaba cansado de correr y listo para volver a casa. Se sentía tan avergonzado. Dijo que me amaba y me echaba de menos.

Se mudó a casa. Pensé que mi matrimonio había sido restaurado e incluso, ¡presenté un Reporte de Alabanza informándolo! Sin embargo, sólo estuvo en casa por un par de días, luego se fue de nuevo a mudarse a un apartamento con la OM. ¡Estaba devastada!

¡LUEGO, DIOS CAMBIÓ LAS COSAS EN UN INSTANTE!!!

Los niños y yo fuimos a visitar a mis padres para las vacaciones. Mientras estábamos fuera, mi esposo fue a un viaje en canoa con la OM y ¡todo el tiempo que pensaba en mí y que él debería estar allí conmigo! Mi hijo estaba en la iglesia de los niños el domingo pasado en la iglesia que visitan mis padres y pidió oración por su papá, para que Dios trajera a su familia unida de nuevo. Todos los niños y el líder de la iglesia de los niños le impusieron las manos y oraron. Mientras estaba en la iglesia esa mañana, durante la alabanza y la adoración, la líder de la adoración le dijo a mi mamá que me mirara y dijera: "¡La alegría viene por la mañana!" Mamá dijo que ella nunca había hecho eso antes.

Cuando volvimos de vacaciones, mi esposo tenía lágrimas en sus ojos y dijo que nos echaba de menos. Hablamos y él dijo que ¡no podía verse a sí mismo envejecer con nadie más que yo! Él lloró y dijo cuánto lo sentía por todo y que me ama. ¡¡¡¡ALABADO SEA EL SEÑOR!!!! ¡El proceso de divorcio había sido programado para este viernes!

¡¡¡Gracias Jesús!!! Sé que esto fue todo para bien. ¡Dios es un hacedor de milagros! ¡Mi esposo había dicho que nunca volvería a casa! ¡Pero Dios hace lo imposible! Si estás buscando restauración y has oído palabras como "NUNCA estaré en casa", sé que son mentiras del diablo para que te des por vencido.

Nunca me rendí. Yo oraba y mucha gente había estado orando también. ¡¡GRACIAS JESÚS!! Gracias, Erin, por este bendito ministerio. ¡¡DIOS LOS BENDIGA A TODOS!! Seguiré orando por todos ustedes que están buscando la restauración matrimonial.

¡Milagro de Restauración en Louisiana luego de Tres Años!

¡El mío es otra victoria para el reino! ¡Primero quiero dar gracias a Dios por mi Salvador, Jesucristo! ¡Gracias Señor! ¡Me he mudado a casa con mi esposo y nuestro matrimonio se ha restaurado!

Han pasado tres años este mes. ¡Me mudé fuera en julio y me mudé a casa tres años más tarde! Quiero que todos sepan que esto fue y es un viaje. No tenía ni idea de que estaba en el plan de Dios cambiarme. Cuando Dios comenzó su obra en mí, estaba tan avergonzada cuando me di cuenta de que no sabía amar a la gente a través de los ojos de Dios. ¡Dios hizo una gran obra en mi boca, mi espíritu de control y mi orgullo!

Me enteré de su ministerio a través de una compañera de trabajo que ahora es mi compañera de oración. Cuando llegué a su ministerio, estaba en medio de decidir sobre un divorcio porque creía que me había casado con la persona equivocada. Sin embargo, fui yo quien tuvo el problema porque no sabía amar a alguien de la manera correcta o mirar a una persona de la manera que lo hago ahora. Cuando alguien me hace mal, ahora me siento diferente: ¡confío en Dios! ¡Y entonces Dios comenzó a TRABAJAR EN MI BOCA, EN MI ESPÍRITU CONTROLADOR, Y MI CABEZA GRANDE!

Empecé a ver quién estaba detrás de todo lo que iba mal, no mi esposo, sino satanás. Entonces vi a Dios cambiando a mi esposo poco a poco. Un gran cambio fue la bebida de mi esposo. Mi esposo y su familia son bebedores. Entonces un día él dejó de beber alcohol y cerveza. ¡Se dio cuenta de lo que me estaba haciendo! ¿Creerías que ni siquiera noté el cambio hasta que hablé con mi compañera de oración por teléfono?

El corazón de mi esposo se está volviendo hacia mí constantemente a pesar de que me equivoco; el Señor me ha mostrado misericordia. Él es un Restaurador y mantiene todas las promesas. Todavía intento cuidar lo que digo o cómo reaccionó, pero la victoria viene de la oración y se centra en Jesús.

Gracias, Erin, por escribir un libro tan maravilloso y llevarnos a la Verdad. Me gustaría decirle a todo el mundo que lea el libro una y otra vez: ¡le ayudará a restaurar su matrimonio! También quiero agradecer a mi hermana en Cristo y amigo por aguantarme. ¡¡¡No te rindas!!!

¡Casada de Nuevo en Ohio!

¡ALABADO SEA EL SEÑOR! ¡Mi ex marido y yo volvimos a casarnos de nuevo el viernes! Puedo decir honestamente que, aunque este ha sido el momento más doloroso de mi vida, también me ha enseñado no sólo el poder y el amor de Dios, sino también Su fidelidad.

No puedo expresar lo agradecida que estoy por mi Dios por haber unido nuestro matrimonio. ¡Los cambios que ha hecho en mí son extraordinarios! He aprendido a depender totalmente de Dios para todo y a orar por todo. Todavía hay mucho trabajo que mi Señor debe hacer en la vida de nuestros hijos, pero yo sé que Él puede cambiar sus corazones también. ¡Lo más importante que descubrí es que Dios ME ama! Sé que la gente dice eso todo el tiempo, pero esto es diferente. Sé en un nivel diferente Su amor por mí. ¡Alabado sea Dios y gracias a todas por orar! Su amor perdura para siempre.

En cuanto al aprendizaje de su ministerio, había hecho una petición de oración en otro sitio sobre mi divorcio. No tenía ni idea de que Dios podría o querría restaurar mi matrimonio. Una persona leyó mi correo electrónico y me envió su libro. Así es como empezó todo. Dios me guió a cada paso. ¡No puedo explicarlo, pero puedo mirar hacia atrás ahora y ver cómo Dios puso a cada persona e incluso su libro en mi camino para guiarme!

El libro más útil que leí fue Cómo Dios Puede y Va a Restaurar Su Matrimonio. Esa fue la base para el comienzo de mi creencia para mi matrimonio. Sin embargo, para ser honesta, la Biblia ha sido mi mayor ayuda. Leía los Salmos todos los días y los clamaba a Dios. Mi ministro no quería alentarme a creer por nuestro matrimonio, ya que temía ser decepcionada, así que por eso busqué ayuda en otros ministerios.

Mis amigos, mi familia y mis hijos se opusieron a la idea de restaurar nuestro matrimonio, así que estuve bastante sola, a excepción de una buena amiga y mi Biblia. Dios me mostró cómo, aunque pensaba que estaba haciendo lo que era correcto, estaba ciega en tantas áreas de mi vida, y satanás acababa de entrar.

Como he dicho antes, todavía queda mucho por hacer, pero sé que Dios se encargará de ello. Los días que pensé que no podía respirar o dar un paso más, Él me sostuvo de momento a momento. Él me enseñó cómo realmente orar y confiar. He aprendido mucho a través de la experiencia.

Pido a todos que oren para que Dios nos guarde y nos proteja y que construyamos nuestro matrimonio en la sólida roca de Jesús.

Aunque no sepas siempre lo que cada día traerá, sólo aférrate a Dios para que te ayude a atravesar la situación. Y recuerda una cosa: ponte siempre toda la armadura de Dios cada día para protegerte en esta feroz batalla. El Señor nos ha dado armas poderosas y nunca había entendido eso hasta ahora. ¡Lea los Salmos todos los días y clámalos a Dios como tu espada del Espíritu!

RSM Semana 2 Capítulo 8 
"Ganado Sin Una Palabra"

“Así mismo, esposas, sométanse a sus esposos,
de modo que si alguno de ellos no creen
en la palabra, puedan ser ganados más por
el comportamiento de ustedes que por sus palabras,
al observar su conducta íntegra y 
respetuosa.”
1 Pedro 3:1

Cualquier cosa que usted quiera decir a su esposo, debe decírselo a Dios en lugar de a su esposo. En este capítulo aprenderemos en la Palabra de Dios, junto con muchos de los “malos frutos” de nuestras acciones, que por cuanto nuestros esposos están por sobre nosotros, nuestras palabras no solamente son inútiles, sino probablemente peligrosas.

Se nos ha dicho que debemos ganar a nuestros esposos “sin una sola palabra” pero con una actitud respetuosa hacia ellos y hacia la autoridad que Dios les ha dado sobre nosotros.

Ganado sin una palabra

¿Debo discutir y compartir mis deseos y mis miedos con mi esposo? No.

Pida a Dios que le hable a su esposo. No debemos discutir nuestros miedos o nuestros deseos con nuestros esposos. En lugar de eso, debemos ir al más alto en jerarquía; debemos acudir a Nuestro Padre Celestial y apelar delante de Él. Pídale a Dios que sea él quien hable con su esposo (por cuanto el Señor está directamente sobre TODO hombre) acerca de lo que está en su corazón.

Este es el orden apropiado de autoridad. “Ahora bien, quiero que entiendan que Cristo es cabeza de todo hombre, mientras que el hombre es cabeza de la mujer y Dios es cabeza de Cristo” 1 Corintios 11:3. En lugar de buscar la ayuda o guianza de su esposo, usted debe buscar el rostro de Dios. Luego investigue en las Escrituras para encontrar principios de Dios para manejar el dilema al que se enfrenta. Esto confi rmará que el Señor le ha hablado a su corazón. Marque el versículo y aférrese a él, SABIENDO que Dios está en control.

Quítese de su camino “Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores… sino que en la ley del Señor se deleita, y día y noche medita en ella” Salmo 1:1–2. ¡Quítese del camino de su esposo; usted no es su autoridad! La segunda línea le dice lo que usted debe hacer: meditar en Su Palabra y dejar a su esposo en manos de Dios. Dios debe ser quien haga el cambio en su esposo. Ni siquiera su propio esposo puede cambiarse a sí mismo.

Voltee, mediante la ORACIÓN únicamente, la dirección de su esposo hacia Dios. Usted también debe entender que usted no es responsable por lo que su esposo hace; él le da cuentas a Dios por sus acciones. “Cada uno es tentado cuando sus propios malos deseos lo arrastran y seducen” Santiago 1:14.

Las esposas aman el tratar a sus esposos como si ellos fueran una de sus hijos. Este tipo de actitud maternal desgastará a cualquier hombre y agotará su hombría. Entonces, cuando una mujer aparece y lo mira como el hombre, él deja a su esposa por la otra mujer.

¡Quítese de detrás de él y ore! Lo mejor para sanar su hogar, su matrimonio y su familia es mediante la oración. “Por eso, confi ésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y efi caz” Santiago 5:16.

Tenga una actitud apropiada “Todos deben someterse a las autoridades públicas, pues no hay autoridad que Dios no haya dispuesto, así que las que existen fueron establecidas por él. Por lo tanto, todo el que se opone a la autoridad se rebela contra lo que Dios ha instituido. Los que así proceden, recibirán castigo” Romanos 13:1–2.

Su esposo es su autoridad ordenada por Dios. Su rebeldía a su autoridad ha permitido que esté en la situación presente. Obedezca y sométase AHORA y mire cómo Dios vuelve el corazón de su esposo hacia su hogar conforme usted honra la Palabra de Dios.

Venza todo mal con bien. Su reacción hacia el mal cuando ocurre le dice a Dios y a otros que le están viendo qué es lo que hay REALMENTE en su corazón. “No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien” Romanos 12:21. Ocurrirá, pero usted puede estar preparada, “… pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia” Santiago 1:3.

Tome esta oportunidad para hablar bendiciones de amabilidad para su esposo: “No devuelvan mal por mal ni insulto por insulto; más bien, bendigan, porque para eso fueron llamados, para heredar una bendición” 1 Pedro 3:9. Si usted está de acuerdo con el insulto o la frase hiriente y luego regresa una frase amable o una bendición, ¡esto volteará su situación en un instante!

Sin embargo, la mayoría de las mujeres gastan sus energías defendiéndose a sí mismas o discutiendo el asunto. Aunque ellas intentan que su esposo tome su responsabilidad por lo que pasó, ellas no pueden ver que la situación mejore.

Estas son las mujeres que me escriben correos electrónicos queriendo saber qué está impidiendo su restauración. Pero cuando escucho su actitud condescendiente y despectiva, ¡YO SÉ por qué! Si usted no puede aceptar lo que estoy diciendo, pregúntese ¿por qué su esposo ha escogido dejarle?

¡Concéntrese en amar a lo que es difícil de amar! Cuando usted ama y respeta a su esposo, aún cuando él no es fácil de amar, no es amable y está en pecado, usted le está mostrando amor incondicional. “Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa recibirán? ¿Acaso no hacen esto hasta los recaudadores de impuestos?” Mateo. 5:46. Dele a Dios sus dolores. Él le ayudará a amar a su esposo si usted sólo se lo pide.

El ministerio de la reconciliación. Como hijos de Dios, somos embajadores del amor de Dios y eso acercará a otros al Señor. “Nos dio el ministerio de la reconciliación… no tomándole en cuenta sus pecados, y encargándonos a nosotros el mensaje de la reconciliación. Así que somos embajadores de Cristo” 2 Corintios 5:18–20.

¿Ha estado usted contando? ¿Repasa usted los pecados y los defectos de su esposo en su mente conforme revela sus deudas a otros? Recuerde, las misericordias de Dios son nuevas cada mañana, ¿sucede así con las suyas?

Nuestro primer campo misionero. Su actitud puede ser, ¿Por qué debo ministrar a mi esposo el pecador? Porque el Señor nos da a nuestros esposos y a nuestros hijos como nuestro primer “campo misionero” antes de que podamos ser verdaderamente efectivos con otros.

Nosotros, por supuesto, queremos adelantarnos a Dios antes de que estemos realmente listos y ministramos a los de la iglesia, el vecindario y el trabajo —¡mientras que descuidamos nuestro ministerio en el hogar! Si usted no ha ganado a su esposo o hijos para el Señor ¿cómo puede ganar a los perdidos?

Muchas mujeres actúan como víctimas que tienen que vivir con un incrédulo. Sin embargo, ellas son las que alejan al Señor o a sus esposos del Señor. ¡Un fariseo que asiste a los cultos y después actúa arrogantemente y fi nge ser espiritual, ¡impide que los perdidos quieran tener una relación con el Señor! ¿Es usted esta persona?

Dios quiere que aprendamos a tener contentamiento ANTES de que Él cambie a nuestros esposos. Si usted está todavía refunfuñando y lamentando su situación, ¡entonces prepárese para seguir en ella! Podemos ver en la vida de Pablo: “No digo esto porque esté necesitado, pues he aprendido a estar satisfecho en cualquier situación en que me encuentre. Sé lo que es vivir en la pobreza, y lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias, tanto a quedar saciado como a pasar hambre, a tener de sobra como a sufrir escasez” Filipenses 4:11–12.

Pablo continúa diciendo (el versículo que usted escucha tan a menudo): “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” Filipenses 4:13. Usted continuará estando en difi cultades hasta que haya APRENDIDO a contentarse en ellas—¡punto!

Creada de una manera unica

Creada para el hombre. Mujeres, es importante que busquemos la sabiduría, el conocimiento, y el entendimiento de la Palabra de Dios para completamente apreciar cómo fuimos creadas y por qué fuimos creadas. 1 Corintios 11:8–9 dice “De hecho, el hombre no procede de la mujer sino la mujer del hombre; ni tampoco fue creado el hombre a causa de la mujer, sino la mujer a causa del hombre”

Conforme comenzamos a movernos en el plan perfecto de Dios para nuestra vida, entonces nosotros podemos vivir la vida abundante que Dios promete en Su Palabra. Nuestra vida refl ejará la Palabra de Dios, en lugar de negarla. Y aún más importante, otros serán atraídos a Cristo mediante el testimonio de nuestra vida.

Ayuda adecuada. “Así el hombre fue poniéndoles nombre a todos los animales domésticos, a todas las aves del cielo y a todos los animales del campo. Sin embargo, no se encontró entre ellos la ayuda adecuada para el hombre” Génesis 2:20. Estos enunciados realmente molestan a las feministas, ¿le molestan a usted también?

Como cristianas, debemos renovar nuestra mente para alinearla con la Palabra de Dios. ¡La Palabra de Dios es verdad! Vivir la verdad ciertamente no será fácil y casi parecerá loco al principio para aquellos que observen el cambio en usted. Pero mediante la obediencia a Su Palabra, pronto entenderemos y cosecharemos los galardones de nuestra obediencia. Como cristianos, obedecemos y creemos, aún cuando no vemos los cambios o no entendemos el mandamiento. Esta es la fe que profesamos como creyentes.

Todos nosotros hemos experimentado cómo las maneras del mundo nos han agotado porque hemos tratado de hacer algo para lo cual no fuimos creadas y actuamos en una manera en que NO fuimos diseñadas para actuar. Así que veamos primero cómo y por qué fuimos creadas en el principio.

Muchas de nosotros queremos ser tan buenas ayudantes que hacemos todo por nuestros esposos y realmente les robamos la bendición o les arrebatamos su hombría. Hacemos, hacemos, hacemos. Tomamos decisiones, hacemos todo lo que se relaciona con la casa y con el jardín, y ayudamos proveyendo parte del ingreso. Después nos sorprendemos de que con todo ese tiempo libre él encuentra a una mujer que necesita ayuda a quien pueda cuidar.

Comience a ver los roles que Dios creó como especiales y únicos. Pídale a Dios que le guíe y que le dé discernimiento en cada tarea que usted está actualmente realizando. Si usted ha estado tomando algo que su esposo debería estar haciendo, ore que el Señor lo cambie. Muchas veces es por una mini catástrofe, de la cual su esposo debe rescatarle, por lo que el cambio comienza a suceder. ¡Pero no cause crisis a propósito: espere en el Señor; ¡deje de manipular!

Tampoco importa si su esposo no está en el hogar. Cientos de mujeres han buscado al Señor en esta área y han visto que sus esposos toman el control de las fi nanzas, del mantenimiento o reposición del automóvil, del jardín, de las reparaciones en casa, etc. ¡Nunca subestime a Dios!

Mujer independiente de hombre. “Sin embargo, en el Señor, ni la mujer existe aparte del hombre ni el hombre aparte de la mujer. Porque así como la mujer procede del hombre, también el hombre nace de la mujer; pero todo proviene de Dios” 1 Corintios 11:11–12.

Dios creó al hombre y a la mujer con diferentes necesidades. Los vacíos en nuestra vida y en la vida de nuestros esposos crean un tipo de ropa de trabajo (o piezas de un rompecabezas, si usted quiere). Como llenamos nuestros vacíos nosotras mismas o separadas de nuestros esposos, la ropa se desgarra. Cuando más llenamos nuestras necesidades o cuando más nuestros esposos llenan sus necesidades independientemente del matrimonio, nuestra relación se desgarra hasta que no hay nada que quede para sujetarnos.

Las feministas han empujado a la mayoría de nosotras a suplir nuestras propias necesidades y a permitir que nuestros maridos vean por su propio bien. Hemos creído la mentira de que no es bueno depender uno del otro. La frase acuñada “codependiente” anima a muchos a separarse en lugar de apreciar el ser una sola carne. Dios creó un vacío en la vida de cada uno que solamente un cónyuge puede (o debería) llenar. Cuando violamos los caminos de Dios, cosechamos las consecuencias. Los hombres deben ser proveedores, protectores, líderes espirituales, procreadores, y padres. Nuestro rol como esposas, el cual fue diseñado por nuestro Creador, es el ayudar a nuestros esposos, tener, nutrir, y enseñar a los hijos, consolar y proveer alimentos para la familia, y mantener un hogar limpio y cuidado (Vea Tito 2 y Proverbios 31).

Compromiso personal: orar a Nuestro Padre en lugar de rápidamente hablar con nuestros esposos. “Basada en lo que aprendí de la Palabra de Dios, me comprometo a permitirle a Dios que mueva a mi esposo a través de su Espíritu Santo. Por mi parte, voy a ‘llevar mis deseos y preocupaciones en oración’ buscando Su rostro. Reconozco que la única manera de ganar a mi esposo para la justicia, especialmente en mis circunstancias presentes, es ‘sin una sola palabra,’ y con mi espíritu respetuoso y humilde”

Por favor escriba un DIARIO con el SEÑOR sobre lo que está aprendiendo cada día por los próximos 30 Días para “Restaurar su Matrimonio”. 

Click Aquí Español: "Lo que aprendí" 30 Día RSM