Semana 1: RSM Capítulo 2

"El Alfarero Y El Barro"

Pero primero Testimonios
de Matrimonios Restaurados Tomados de
Nada es Imposible con Dios!

"Entonces Jesús, mirándolos, dijo:

'Para los hombres es imposible, mas para Dios, no; porque todas

las cosas son posibles para Dios." Marcos 10:27

“Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.” Apocalipsis 12:11

Los siguientes testimonios contienen Milagros de hombres y mujeres quienes tomaron a Dios y Su Palabra y creyeron que “¡nada es imposible con Dios!” Estos quienes han tenido el milagro de un matrimonio restaurado tienen muchas cosas en común, Todos “se deleitaron en el Señor” y El les dios “los deseos de su corazón”todos ellos “esperaron contra la esperaza”cuando su situación parecía sin esperanza.

Todos ellos “pelearon la buena pelea”y “terminaron la carrera”.” Todos ellos fueron determinados “a no ser vencidos por el maligno” pero en su lugar “vencieron al mal con bien” Todos estaban dispuestos a “bendecir a sus enemigos” y a orar por los que “les ultrajaron y les persiguieron” Todos “pusieron la otra mejilla” y “caminaron la milla extra”’. Todos se dieron cuenta que fue “Dios quien tomó al amante y amigo lejos”de ellos y que fue Dios quien “los hizo repugnar” a sus esposos. Todos ellos entendieron y creyeron que NO es la voluntad de el hombre (o mujer) pero la “voluntad de Dios”quien podría “volver el corazón” de cualquier camino que El escoja.

Todos rehusaron a pelear en “la carne”pero escogieron la batalla “en espíritu” Ninguno fue concernido a protegerse a si mismo, pero se confiaron a si mismos ‘a El quien juzga con rectitud” Toda su confianza fue “en el Señor porque su confianza fue” el Señor”. Todos ellos despidieron sus abogados( si eso fue parte de su prueba) desde que ellos “mas bien estarían ofendidos o defraudados” y “dejaron al incrédulo ir” desde que ellos “fueron llamados a la paz”. Todos resistieron hacer “mal por mal e insulto por insulto”. Todos amaron a su esposos que habían sido desleales porque ellos sabía que “el amor nunca deja de ser”.

Este es el mismo viaje en el que el Señor me tomo en 1989. Ese año yo hice un compromiso a Dios que si El restauraría mi matrimonio con mi esposo, yo dedicaría mi vida para compartir a otros acerca de El y de Su deseo y habilidad para restaurar CUALQUIER matrimonio sin importar las circunstancias. El Señor fue fiel y restauró mi matrimonio, de repente, dos años después de un divorcio. (¡Si! ¡DESPUES de un divorcio!) Ahora yo soy fiel al Señor continuando ayudando, amando, soportando y guiando, propagando las BUENAS nuevas que nada-¡ Ni UNA COSA- es imposible con DIOS!

Es importante que sepas que nuestro ministerio fue FUNDADO para ayudar a estos a quienes sus pastores y amigos Cristianos les dijeron que su situación NO TENIA ESPERANZA. Estos quienes vienen a nosotros por esperanza que están enfrentando un esposo quien esta sumergido en adulterio, que se ha ido (frecuentemente con la otra persona) , quien ha pedido ya el divorcio o quienes ya han sido divorciados. 99% de estos que vienen, vienen solos por ayuda desde que sus esposos no están interesados en salvar su matrimonio, pero es tan desesperadamente tratando de salir de esto. Sobre un 95% dicen ser cristianos y la mayoría están casados con cristianos. Sobre la mitad están en algún tipo de servicio Cristiano y muchos están involucrados con otra mujer, son pastores quienes les dejaron no solo a sus esposas y e hijos, sino también a su iglesia.

Si tu, o alguien que conoces, esta enfrentando devastación en su matrimonio, existe una esperanza, Lee estos sorprendentes testimonios que prueban que Dios es MAS que capaz de ¡CUALQUIER matrimonio!

“Pues tus testimonios son mis delicias

Y mis consejeros.

Salmos 119:21.

!Ve a Dios!

Yo sufrí ( o eso es lo que pensaba) el peor matrimonio por casi 5 años. No podía ver nada excepto que Dios había puesto a mi esposo y a mí juntos para torturarnos el uno al otro. Todo lo relacionado con mi esposo me enfermaba. No lo amaba mas, no podía soportar estar cerca de él, y especialmente no soportaba tener intimidad.

Finalmente estaba tan harta que empecé a buscar la manera de salir de este matrimonio, pero sabía que Dios aborrece el divorcio. Empecé a buscar Escrituras e inclusive busque aprobación de otros Cristianos.

Una noche mientras buscaba la Palabra, pregunté al Señor por una señal para que mi esposo viniera a casa y no empezara  otra pelea conmigo sin  razón alguna ( como siempre) . Le dije al Señor que si él venía a casa con un argumento, eso sería la señal, para que fuera yo adelante y pedir el divorcio al siguiente día.

¿Así que adivina que paso? ¡Si! El vino a casa y empezó una pelea conmigo, y eso fue todo lo que necesitaba para sentirme bien acerca de lo que estaba planeando  hacer. Así que pedí el divorcio, lo eché fuera con la policía y le presente cargos, estaba lastimada muy dentro de mi porque yo sabía que yo realmente lo amaba pero odiaba sus maneras.

Él inmediatamente me dijo que él no podría vivir en el mismo Estado conmigo. Se marchó a Florida pero llamaba cada día esperando volver al hogar . Incluso estaba de acuerdo en ir a consejería.

El siguiente lunes, llamé para poner el divorcio en espera y acordamos ir a consejería, pero no dejaría mi esposo volver al hogar porque no veía esos cambios lo suficientemente buenos. ¡Consejería fue un desastre! El consejero prácticamente nos corrió. Nos dijo que si nosotros no éramos capaces de comprometernos uno al otro y decirnos que ambos estaríamos tratando de dar nuestro mejor esfuerzo, entonces no había razón para volver a su oficina.

WOW! Eso fue demasiado embarazoso, y ni siquiera me importó. Para este tiempo mi corazón estaba más duro que antes. ¡Lo que es peor, soy salvada, santificada, y llena del Espíritu Santo! Soy la líder de Oración Y Alabanza en mi iglesia pero ¡no podía mantener mi matrimonio junto! ¡Cuan SANTO era eso!

Mi esposo fue llamado en deber con la Guardia Nacional y , aunque su unidad no tenía que ir fuera del país, ellos tenían que servir como seguridad por alrededor de un año en otra base del ejército. Esta distancia le hizo  incluso alejarse más del Señor, porque él no tenía un soporte fuerte de otros hombres.

Después alrededor de un año, Dios empezó a tratar conmigo acerca de mi matrimonio, ¡necesitaba tener esta cosa junta! En el principio del 2004, empecé a orar por nuestro matrimonio y para que Dios me cambiara.

Así que finalmente ,empecé a realmente querer mi matrimonio, mi esposo había cambiado de parecer y ahora ¡quería el divorcio! Yo quería que él volviera al hogar, pero el ya no quería más. Yo solo no podía entender.

Una noche estaba yo buscando en la Red por testimonios de matrimonios restaurados. Di Clic en el link de RMI y leí la introducción. ¡Habla acerca de Dios hablando! ¡Me sentí como si había ganado la lotería! Realmente pude ver esto como una señal que Dios iba a restaurar nuestro matrimonio. Inmediatamente ordené el Paquete de Rescate y ¡me hice miembro¡ ¡No podía esperar para recibir mi paquete! ¡era como un niño con juguete nuevo! ¡inmediatamente empecé a leer y devorar las palabras!

Así fue como comencé a buscar del Señor y a estar parada en el brecha que encontré acerca de la así llamada OM (otra mujer) por quien mi esposo compró un celular y del que nunca supe para que. Yo confié realmente en RMI y en mi ePartner. La primer ePartner que me asignaron no respondió a mi correo electrónico, así que inmediatamente me desanimé. Pero entonces envié otra petición y fui bendecida con ¡una verdadera amiga! agradezco a Dios por ella porque ella oraba por ( y conmigo), lo cual me ayudó a través de mis miedos y me mantuvo animada.

Ella aportó muchas cosas en perspectiva y me ayudó a ¡conquistar la prueba! Esto fue muy doloroso, especialmente ahora que Dios había empezado a quebrantarme y a mostrarme cómo perdonar, llenándome con su incondicional amor . Amor ese amor incluso en la peor situación, ¡incluso en pecado! Mi corazón estaba perforado con ¡el dolor más indescriptible! Llore por días y no podía comer pero estaba en constante oración. Empecé a darme cuenta que Dios me estaba ¡purificando! ¡era doloroso pero valía mucho la pena!

Cada vez que pensaba en el teléfono celular, la cual ganó por un contrato, o que sonaba, me enojaba constantemente . ¡Dejé que el diablo me derrota con ese teléfono celular! Todo lo que podía ver era que me estaba divorciando y que iba a ir a estar con ella. En ese momento mi marido siempre me decía que estaba de vuelta para estar conmigo y dejara de preocuparme por algo que yo no podía cambiar. (Él diciéndome eso no me ayudaba, podía haber estado mintiendo por lo que sabía.)

Una mañana mientras oraba (antes de encontrar RMI), el Espíritu me guió a 1 Pedro 3:1 “Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas” mientras yo leía, sabía lo que estaba diciendo pero a la misma vez no lo sabía. Pregunté al Señor una vez y otra, “¿ Que significa esto?” Entonces, al empezar a leer mis recursos,¡ahí estaba!

Aprender a decir “ninguna palabra” ¡fue muy duro! Fallé esta prueba muchas veces (gracias Señor, perdónarme). También aprendí que lo que realmente significa estar en sujeción y sumisa a mi esposo. Mi prueba más fuerte siendo sumisa y obediente mientras estaba un divorcio pendiente, y sabiendo acerca de la OM.

Cuando mi esposo me dijo que él no nos veía capaces de empezar de Nuevo a menos que nos divorciáramos primero, Dios me enseñó que Él estaba en control y que podríamos empezar de nuevo sin un divorcio. Dios me enseñó que el corazón de mi esposo estaba verdaderamente en Sus manos y que Él lo cambiaria más pronto de lo que yo podría pensar.

Después de encontrar RMI y mi constante búsqueda del Señor, mi esposo y yo crecimos cerca y más cerca, pasábamos cada día juntos. Dios me enseño Su poder en muchas, muchas situaciones.

Dios me había dado tantas confirmaciones que Él ya había restaurado mi matrimonio y , que aunque un divorcio estaba programado para mayo 25 , no tenía que dudar que Dios iba a restaurar nuestro matrimonio. Tenía mucha fe. Mi ePartner tenía mucha fe. Una de mis compañeras de trabajo tenía mucha fe. Todas estábamos esperando la manifestación- de la señal verdadera: ¡La cancelación del divorcio!

El domingo 2 de mayo, ¡mi esposo me dijo que me amaba! ¡Alabado sea el Señor!

Y el jueves 6 de mayo, el dijo las palabras que había estado yo esperando oír: “no voy a seguir con el divorcio” ¡Alabado Sea el Señor! ¡ Aleluya!

El día de las madres, él me regresó mis anillos originales de boda, los cuales había yo dicho nunca más volverlos a usar, si el me quería de vuelta, él tendría que comprarme un nuevo juego de anillos. Cuando vi estos anillos, eran nuevos y suficientes para mí. Él mismo incluso los puso en mi dedo. Él había sido enviado de vuelta a casa y es MARAVILLOSO, porque él había dicho que no volvería a este mismo departamento, pero mira DIOS….

Yo animo a cualquiera a esperar en cada promesa del Señor, porque ¡Él es fiel y excesivamente abundante sobre todo lo que podrías pedir o incluso pensar! !¡Creerme Lo se! no desistas el resultado final es más valioso que lo que esperas e incluso el dolor.

Todos los recursos son maravillosas pero yo realmente encontré en Cómo Dios Puede y va Restaurara tu Matrimonio y Una Mujer Sabia ¡los de más ayuda! Estos inmediatamente me hicieron ver a mi misma y me causaron arrepentirme de muchas, muchas, cosas, y muchas, muchas veces.

Verdaderamente agradezco a Dios porque aun cuando mi ePartner vio las señales de restauración, ella no se puso celosa- ella solo oró más fuerte para completar la restauración y la manifestación de restauración. Te amo Laura, ¡una querida amiga de por vida! Dios te ha prometido restauración y ¡Él lo hará justo como Él lo dijo! ¡Prepárate, prepárate, prepárate! ¡Tu bendición está en camino!

Clarissa, RESTAURADA en Georgia

¡Restauración! ¡Dios ha cambiado mi vida!

En octubre del 2003, lo peor que podía imaginar sucedió. Mi esposo de 12 años me dijo que quería irse. Estaba devastada, y no sabía qué hacer. Desesperadamente, empecé a buscar y orar por algo que me mostrara que necesitaba hacer para ganar de nuevo el amor del hombre que amaba. Encontré Ministerios de Restauración en el Internet unas pocas semanas después. Yo sabía que el Señor me había guiado a este sitio de Internet. Inmediatamente ordené el Restaura tu Matrimonio, Una mujer Sabia, ¡Que bendición! Lo leí y leí hasta que no pude leer más. Dios empezó a mostrarme todo lo que yo había hecho para hacer que mi esposo abandonara el hogar. Yo era contenciosa, espiritualmente orgullosa y arrogante. Dios me convenció de mis pecados. Y yo declare a El que me cambiara. ¡ Alabado sea el Señor! , ¡El tuvo misericordia de mí y cambió mi vida!

Conforme yo continuaba orando y ayunando, noté que el corazón de mi esposo se ablandaba hacia mí unos meses después. Él empezó a pasar más tiempo en nuestro hogar y quedándose por largos periodos de tiempo. Alrededor de Navidad, el Señor hizo un milagro. Él guió a mi esposo a pasar la noche así nuestros hijos no tendrían que estar sin en él en el día de Navidad! ¡Alabado sea el Señor! Después de eso para Año Nuevo, él empezó a pasar menos tiempo con la OM y más con los niños y conmigo. Empezamos a comunicarnos como esposo y esposa de nuevo, y un mes después él decidió dar a nuestro matrimonio otra oportunidad. Dijo que no quería ver 12 años de matrimonio tirados a la basura, y se dio cuenta que su vida se estaba convirtiendo al revés sin nosotros.

¡En febrero 19 del 2004 mi esposo se mudó de vuelta a casa! Estamos aprendiendo a buscar del Señor primero en todo lo que hacemos. Cuando veo hacia atrás, me doy cuenta que el Señor no era mi primer amor. Mi esposo lo era. Aprendí que tenía que dejar mi esposo y mi matrimonio a Dios para poder ver todo tipo de cambio. Cuando lo hice ,¡funcionó! Dios es tan lleno de gracia, maravilloso y amoroso. Agradezco a Él por darme otra oportunidad para ser la esposa que fui llamada a ser. Oro para que cada día traiga las bendiciones del Señor y que nunca pierda la visión en Él de nuevo. Es mi deseo servir a El día y noche por el resto de mi vida.

También quiero agradecer a Ministerios de Restauración y a mi compañera de oración por no dejarme rendir. Tú me animaste, soportaste, y reprendiste. Tú me ayudaste a no temer y seguir creyendo en que mi esposo podría regresar un día. Dios te bendiga a ti, Erin,¡ por tu ministerio! Quiera el Señor continuar ayudándote con su tierno cuidado.

Yvette, RESTAURADA en Pennsylvania

¡Jesus Levantó Mi Matrimonio de la Muerte!

¡Alabado sea Dios! En manera del Señor tener mi atención, El removió mi esposo de mi por hace dos años y medio. Mi vieja vida y matrimonio había sido destruida por Dios para empezar algo nuevo en mi vida y matrimonio.

Toda mi vida yo era una “chica Cristiana”- Una Pentecostés que va a la iglesia los domingos y derrumbé mi casa como una mujer tonta en los otros días. Cuando mi esposo se fue en Julio del 2002 después de nuestro décimo aniversario, me dijo que nunca volvería y se dirigió directamente a sus amigos abogados. Los cuales habían decidido era lo mejor divorciarse y empezar una nueva vida sin mi y nuestra hija, quien tenía 9 años en ese tiempo.

En este punto yo sabía que era serio y que él se marchaba. Yo estaba tan desesperada que fui a donde mi Pastor por ayuda. El y su esposa me abrazaron y eso fue todo. Fui a mis amigos de la iglesia pero todos ellos dijeron que me olvidara de él.

Desde el principio, cuando mi esposo se fue, Dios puso en mi corazón que El restauraría mi matrimonio pero yo no sabía como. El Señor me dio Juan 11: Jesús Levanta a Lázaro de la Muerte.

Yo supe que Él permitió mi situación de separación y divorcio para Su gloria. Enloquecí y fui a diferentes librerías, incluyendo las Cristianas, pero no podía encontrar nada acerca de restaurando matrimonios. Después empecé a ir al Internet a buscar en diferentes sitios Cristianos relacionados con matrimonio. Una noche yo estaba llorando tan fuerte mientras escribía. Fue el poder divino del poderoso Abba Padre Todo poderoso, mi ser, mi todo sobre todo- oh, Lo amo a El y no puedo alabarle lo suficiente! Tomando mi mano escribí en el buscador “restaurar matrimonio”. ¡Alabado Sea el Señor¡- ¡ahí estaba! El sitio de RMI directo en mi cara! Grité tan fuerte y llame a mi hija que viniera a ver lo que mamá había encontrado. Nos emocionamos tanto- Sabía que Dios estaba detrás de esto.

Al siguiente día llamé a RMI y dije “quiero ser miembro” y firmé inmediatamente. Ordené el libro Como Dios Puede Y restaurará Tu matrimonio y otros materiales porque estaba muy desesperada, esperando contra esperanza, ¡y estaba dispuesta a hacer lo que Dios quería que hiciera! Yo no tenía dinero pero lo cargué a la tarjeta de crédito- Prefería comprar algo relacionado con el reino de Dios y en deuda que gastando en mis deseos mundanos .

Mientras busqué al Señor , Él me atrajo, y en el mismo tiempo Él removió las personas de las que yo dependía. Él me cambió y me enseñó a depender de Él, corriendo hacia Él cuando en necesidad en vez del brazo de la carne.

Realmente me enseñó a orar – lo que quiero decir es como nunca lo hice antes y a ayunar. Una de las grandes cosas que Él rompió en mi fue nunca hablar de mi situación con nadie más que Él y sólo Él. Mientras Obedecía a Él en eso, Él era tan fiel a mi que la mayoría de mis amigos cercanos en el trabajo no sabían que mi esposo se había ido.

Dios me ha protegido y a nuestra pequeña hija. Él me hizo una amante de Su Palabra, y ahora yo busco de Él en todo lo que hago en mi vida. Jesús ha llegado a ser no solo mi Salvador sino también mi precioso Señor y mi mejor amigo, el amor de mi alma y ser. ¡Gloria a Su poderoso nombre: Jesús!

Mientras busqué al Señor y me acerque a Él, mi situación no se puso mejor sino peor. Mi esposo continuó y se divorció de mi, aun siendo tirada la pared de odio. Yo no contraté un abogado; no tuve porque ya que tenía a mi lado el mejor abogado – Su nombre es Jesús.

Dios me dijo dos meses en ventaja mientras estaba caminando mi perro en el parque que el divorcio podría ocurrir en orden para sanar a mi esposo. Dios dijo que Él podría permitirlo, pero “no temas – estoy contigo” En ese tiempo yo tuve la paz que sobrepasa todo entendimiento humano en mi alma. Pero eso no me detuvo de ayunar y orar contra el divorcio por que estaba enfrentándome. Después del divorcio, las cosas cambiaron para bien.

Dios me enseñó durante esta prueba mucho, incluyendo que Dios es fiel a Su Palabra. Y lleno de misericordia y lleno de amor. Los recursos de RMI que Dios usó para enseñarme, incluyendo el libro de cómo Dios Puede y Restaurará tu Matrimonio, el libro de trabajo Mujer Sabia y las grabaciones videos de “ alentado”. Yo los recomiendo mucho a todos ellos fueron una gran parte de mi deseo para restaurar mi matrimonio. Yo sabía que lo que Dios había hecho por ti , dulce hermana Erin, Él podría hacerlo por mi también.

Los dos años y medio fue difícil no sólo para mi sino también para nuestra pequeña hija. El saber de la OM fue duro me sentía sin esperanza porque no existía nada porque no era su esposa legalmente, y lloraba en el brazo de Dios. Mi hija enfermó mucho porque no podía costear las comestibles – compraba la más barata pizza congelada, y ella se enfermó por comerla. La había dejado en casa de su papá antes de irme a trabajar. El me llamó después para preguntarme que le había dado de comer la noche anterior. Yo le dije “pizza”. Él pregunto donde la había comprado, le dije , y se enojó. Yo no contesté nada a él sólo recibí todos los insultos y dije que seria mejor la próxima vez.

Yo fui directo a los brazos de mi poderoso Padre y lloré , vaciando todo a Él. Le dije “Padre . él está con la OM comiendo cena en un lugar caro del pueblo, comprando buena comida, comida entera, y haciendo viajes caros, y yo aquí haciendo lo mejor que puedo para poner comida en la mesa de mi preciosa hijita y aun no es suficiente. Señor, Yo soy la esposa de su juventud. Yo le ayudé mientras estaba en el colegio y aun le ayudé a terminar su doctorado. Pero para él no soy nada. Todo lo que quiero es él y yo. Y Él me sostuvo y me dijo esto “pronto el maligno será cortado y destruido y tu iras y conquistarás la tierra” miesntras Él susurraba esta dulce promesa en mis oídos hace 4 meses me quedé dormida en Sus brazos.

El punto de regreso de nuestra restauración fue cuando deje a Dios ser Dios y sólo lo amé a Él y le pedí a Él que me diera la gracia para amar a mi esposo con Su incondicional amor. Dios lo trajo al punto donde nada estaba trabajando para él. Él era tan miserable con la OM, en su trabajo, porque mi Dios construyó un muro alrededor de él y no pudo encontrar a su amantes y no pudieron alcanzarlos. Después él dijo ‘”volveré a mi esposa porque era mejor para mi”

Estas fueron sus palabras, las cuales me dijo alrededor de Junio, cuando me invitó a mi y nuestra hija a una cabaña de verano. Me dijo que había terminado la relación con la OM, me dijo que tenía una novia por largo, que ella era su mejor amiga y alma gemela y que la amaba y quería estar con ella. Voltee a él “” ¿quién es esa chica? Le pregunté. Él se volteó a mi con puro amor en sus ojos y dijo, “esa chica eres tu”, “tú eres la mejor. Yo no se que más estaba buscando”. ¡Yo estaba alabando al Señor en mi espíritu mientras él decía estas cosas!

El miércoles 7 de julio a las 2; 00 o 3:00 de la mañana, el Señor me despertó para que orara. Le preguntéal Señor, “¿Orar por que o quién?”Una de las lecciones que el Señor me enseñó durante esta prueba es que Él me levantaría en medio d e la noche a orar por cierta persona o situación. El Señor sabía la típica pregunta que le haría; “Señor, ¿ahora qué, quién, y por qué tengo que orar? , ¿o tengo que esperar hasta que esté completamente despierta? Dios siempre ganaba.

De todos modos, en esa noche El dijo, “ora por la liberación de tu esposo. “Dije”” ¿de quien?’ El dijo, “del enemigo”. Así que empecé a orar media dormida, después el Señor dijo, “Para de orar y empieza a alábarme y agradéceme, porque lo he liberado de la tierra del enemigo y lo traeré a casa para vivir en paz y seguro”

Alrededor de la 7:00 a.m., estaba lista con la casa limpia y muy emocionada. Y cuando le dije a mi hija que estuviera lista, ella me miró y dijo, “¿mami, estás bien?” le dije , “Si,  lo estoy”. “le dije que Dios me levantó y me dijo papito estaría de Vuelta a casa hoy ¡papito ha sido liberado de la tierra del enemigo!

Alrededor de las 9:00 a.m., mi nuevo esposo llamó. Cuando nuestra hija contestó, él dijo, “necesito hablar con tu mamá”. Dije hola, y él dijo “realmente te necesito, ¿podrías venir y llevarme a casa?” él llamaba desde su departamento. Cuando colgué, empecé a adorar a Dios con mi hija y nuestro perro, brincando y gritando.

Después de eso, manejé hasta su departamento y lo traje a casa. Él llamó al arrendatario para terminar su contrato, aunque incluso tenía que pagar un mes extra. Él llamó a su familia y le dijo acerca de lo nuestro. Yo sé que Dios lo trajo al hogar yo no tuve nada que ver con eso. Dios hizo todos los cambios en mi, y Él continuará cambiándome más a Su imagen cada día. ¡Gloria y Honor a Su santo nombre! ¡ Yo lo bendigo! ¡ Gracias, Jesús, por tu sacrificio un matrimonio más ha sido restaurado!

Daisy, RESTAURADA en Wisconsin

 

RSM Semana 1 Capítulo 2 
"El Alfarero Y El Barro"

“...nosotros somos el barro, y tú el alfarero.
Todos somos obra de tu mano.”
Isaías 64:8

Cuando estamos pasando por una crisis matrimonial es muy fácil enfocarse en lo que nuestros maridos nos están haciendo. Sin embargo, mientras usted haga esto, usted tendrá confl icto y nunca llegará a la victoria. Nosotros aprenderemos que nuestros maridos no son el enemigo en “Ganado sin Palabra”

Vamos a aprender en este capítulo que Dios muchas veces no está cambiando la conducta de nuestros esposos porque Dios está usando las cosas que nuestros esposos están haciendo como la rueda del Alfarero y Sus manos para moldearnos más a Su imagen. No obstante, nosotros nos quejamos porque nosotros preferiríamos que Él usara algo o a alguien más, menos a nuestros esposos y nuestros matrimonios como su rueda.

¿Pelea con su Hacedor? “¡Ay del que contiende con su Hacedor! ¡Ay del que no es más que un tiesto entre los tiestos de la tierra! ¿Acaso el barro le reclama al alfarero: «¡Fíjate en lo que haces! ¡Tu vasija no tiene agarraderas!»?” Isaías 45:9. Deje a Dios ser Dios. En lugar de quejarse acerca de “cómo” o “a quién” Él usa para instarnos hasta que fi nalmente buscamos a Dios para que nos cambie, ¡adore a Dios por su fi delidad! Él ha determinado crear en usted un hermoso vaso listo para Su uso.

Hasta que le plazca al Alfarero. “Pero la vasija que estaba modelando se le deshizo en las manos; así que volvió a hacer otra vasija, hasta que le pareció que le había quedado bien” Jeremías 18:4. Dios ha creado a cada persona para Su placer y para Su propósito. ¿Está usted amargada al respecto de su situación, su marido, sus padres, o Dios? Permita que Dios remueva los recuerdos de amargura que están causando que usted (el barro) se “eche a perder” en las manos del Alfarero.

Pero usted no entiende. Muchas mujeres me dicen conforme intento consolarlas o animarlas que yo “¡simplemente no entiendo!” En muchas maneras yo sí entiendo, aunque tienen razón de que nadie sino Jesús realmente entiende. “¿Acaso el alfarero es igual al barro? ¿Acaso le dirá el objeto al que lo modeló: «él no me hizo»? ¿Puede la vasija decir del alfarero: «él no entiende nada»?” Isaías 29:16. Platique con Él acerca de su situación y permítale que le dé paz. Él sabe lo que es mejor para usted, así que trabaje junto a Él.

Usted está en sus manos. “Pueblo de Israel, ¿Acaso no puedo hacer con ustedes lo mismo que hace este alfarero con el barro? –afi rma el Señor–. Ustedes, pueblo de Israel, son en mis manos como el barro en las manos del alfarero” Jeremías 18:6. ¿No es un gran consuelo el saber que usted está en las manos de Dios? Aunque su esposo pueda decirle que a él no le importa, o si la trata como si no le importara, a su Señor sí le importa usted. Mi esposo, Dan, comparte en el video 4 la verdad acerca de lo que su esposo está realmente pensando o sintiendo.

Sólo los humildes

• Humíllese a sí misma.

“Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla… ” 2 Crónicas 7:14. Gente altiva y con deseos de satisfacer su voluntad propia no entienden la Palabra sin el Espíritu; para conocer la mente de Dios, ¡necesitamos humildad!


• La humildad será probada.

“… y te humilló y te puso a prueba para conocer lo que había en tu corazón y ver si cumplirías o no sus mandamientos” Deuteronomio 8:2.

• La humildad la salvará a usted

“Porque Dios humilla a los altaneros, y exalta a los humildes” Job 22:29.

 

• La humildad fortalecerá su corazón

“Tú, Señor, escuchas la petición de los indefensos, les infundes aliento y atiendes a su clamor” Salmo 10:17.

 

• Sólo el humilde será exaltado.

“De sus tronos derrocó a los poderosos, mientras que ha exaltado a los humildes” Lucas 1:52.

 

• Sólo a los humildes se les dará la gracia que necesitan.

“Pero él nos da mayor ayuda con su gracia. Por eso dice la Escritura: «Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes.» Humíllense delante del Señor, y él los exaltará” Santiago 4:6,10.

 

• La humildad tiene sus raíces en el Espíritu.

“En fi n, vivan en armonía los unos con los otros; compartan penas y alegrías, practiquen el amor fraternal, sean compasivos y humildes” 1 Pedro 3:8. Sin embargo, la falsa humildad será manifestada como justicia propia.

 

Arrogancia espiritual. Más de la mitad de los que vienen a nuestro ministerio por ayuda para restaurar sus matrimonios exhiben arrogancia espiritual o justicia propia. Esto es a lo que yo me refi ero como espíritu de fariseo. Damas, esto es muy peligroso. Esto IMPEDIRÁ que Dios se mueva en sus matrimonios hacia la restauración y es lo que realmente está alejando a sus maridos.

Dios me mostró, en Su Palabra, que Jesús era áspero, crítico y se oponía a solamente un grupo de individuos—¡los fariseos! ¡Y yo era uno de ellos! Hay tantas mujeres cristianas que fi ngen ser espirituales en el exterior pero son inmundas en el interior. Hay tantas mujeres que miran los pecados de sus maridos pero se olvidan de mirar la viga en sus propios ojos. Damas, ¡esa era yo! Yo veía a mi esposo, y SU pecado de adulterio. Sin embargo, nadie podía ver mi contención, mi engaño, o mi arrogancia espiritual.

Otros me veían (y yo me veía a mí misma) como la “pobre víctima” quien había sido abandonada y a quien habían engañado. Pero yo, en mi justicia propia, estaba dispuesta a perdonar. Yo era quien estaba desesperadamente tratando de sostener unida a mi destruida familia. ¡Yo era la que estaba esperando, con los brazos abiertos, para perdonar a mi esposo, “el pecador,” cuando él recobrara el sentido, arrepintiéndose y regresando a la casa desde el campo lejano donde estaba! ¡Escriba, farisea, “sepulcro blanqueado”!

Si usted se puede identifi car con esta manera de pensar pecadora y orgullosa, yo fuertemente le quiero instar a que incline su cabeza delante de Dios y le pida que le limpie de toda esta actitud que no solamente inhibirá la restauración sino que además le pondrá a usted en oposición a una relación con Dios íntima y sincera.

 

Camine en el Espíritu

Camine en el Espíritu. El ser llena del Espíritu Santo le permitirá a usted caminar en el Espíritu, no en el pecado o en los deseos de la carne. Pida a Dios que la LLENE con su Espíritu Santo ¡ahora mismo! “Infundiré mi Espíritu en ustedes, y haré que sigan mis preceptos y obedezcan mis leyes” Ezequiel 36:27.

Camine por el Espíritu. “Así que les digo: Vivan por Espíritu. Y no seguirán los deseos de la naturaleza pecaminos” Gálatas 5:16.

Ore. “Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora… ” 2 Crónicas 7:14. En el Curso de Ánimo de Ministerios de Restauración, todas las mujeres cuyos esposos han estado con otra mujer (OM) oraron para que sus “vientres fueran cerrados” Todos fueron cerrados, excepto uno. Dios usó a este hijo como la herramienta para restaurar a esa familia.  

Siempre podemos confi ar en que Dios hará que todo sea para nuestro bien si “sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito” Romanos 8:28.

 

¿Qué “condición” se necesita para ser escuchada? 

CONFORME SUS DESEOS A SU VOLUNTAD. La promesa de Jesús está basada en esta condición: “Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran, y se les concederá” Juan 15:7. Cuando su corazón descansa en Jesús solamente y su voluntad está centrada en Su voluntad, usted está verdaderamente haciéndolo a Él su Señor. Y saber Su voluntad es saber Su Palabra. Es Su voluntad que su matrimonio sea sanado. Él odia el divorcio y desea que seamos reconciliados; sin embargo, Él tiene condiciones.

La condición de la bendición. Cada promesa dada por Dios tiene una condición para esa bendición. Muchos reclamarán una porción de la Escritura, pero al mismo tiempo omitirán las condiciones o las pasarán por alto.

Condición: “Cree en el Señor Jesús…

Promesa: y serán salvos” Hechos 16:31.

Condición: “Deléitate en el Señor…

Promesa: y él te concederá los deseos de tu corazón” Salmo 37:4.

 

Condición: “Instruye al niño en el camino correcto…

Promesa: y aún en su vejez no lo abandonará” Proverbios 22:6.

 

Condición: Primero para “quienes lo aman (a Dios)…,” y en segundo lugar a “los que han sido llamados de acuerdo con su propósito”.

Promesa: “…sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien” Romanos 8:28.

 

¡Mire a Él y sea radiante!

Ellos… fueron radiantes. “Radiantes están los que a Él acuden; jamás su rostro se cubre de vergüenza” Salmo 34:5. ¡Busque su rostro!

Buscad Mi rostro. “Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca… ” 2 Crónicas 7:14. “¡Refúgiense en el Señor y en su fuerza, busquen siempre su presencia!” 1 Crónicas 16:11. “Buscarán ganarse mi favor; angustiados, me buscarán con ansias” Oseas 5:15.

Abandone su mala conducta

Abandone su mala conducta. “Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca, y abandona su mala conducta…” 2 Crónicas 7:14. Las Escrituras no son sólo para la cabeza; son para el corazón y la voluntad. Para tener el impacto real de la Escritura, debemos rendir nuestras vidas y nuestras voluntades a la dirección del Espíritu. Debemos estar dispuestos a ser hechos de nuevo. Debemos rendirnos a Él.

¿A quién oye el Señor? “Los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos, atentos a sus oraciones” Salmo 34:15. “Los justos claman, y el Señor los oye; los libra de todas sus angustias” Salmo 34:17.  

¿A quiénes no contesta? Cuando usted está en pecado, Él no contestará, ni aún cuando clame y llore ante Dios. “Ya le pedirán auxilio al Señor, pero Él no les responderá; esconderá de ellos su rostro, porque hicieron lo malo” Miqueas 3:4.

Todos hemos pecado. Todos hemos pecado y sido hallados faltos delante de la gloria de Dios; pero Dios envió a Su Hijo. “Cuando Dios resucitó a su siervo, lo envió primero a ustedes para darles la bendición de que cada uno se convierta de sus maldades” Hechos. 3:26.

Obedecer es mejor que sacrificar. “¿Qué le agrada más al Señor: que se le ofrezcan holocaustos y sacrifi cios, o que se obedezca lo que él dice?” 1 Samuel 15:22. ¿Sabe qué es lo correcto por hacer, ¡pero no lo hace!? ¡Obedezca! “Así que comete pecado todo el que sabe hacer el bien y no lo hace” Santiago 4:17.

Comience a orar el Salmo 51:2–4. “Lávame de toda mi maldad y límpiame de mi pecado. Yo reconozco mis transgresiones; siempre tengo presente mi pecado. Contra ti he pecado, sólo contra ti, y he hecho lo que es malo ante tus ojos; por eso, tu sentencia es justa, y tu juicio, irreprochable”

 

Sus lágrimas son preciosas para Él

¿Ante quién lloramos? Los hombres parecen odiar nuestras lágrimas. ¿Es acaso porque ellos no saben qué hacer cuando una mujer llora, o porque las mujeres han usado las lágrimas para manipularlos, tanto para que ellos se alejen? El hecho de que Dios es un Dios celoso y que aquellas lágrimas le pertenecen a Él puede ser la razón que explica la indiferencia de nuestros esposos, a veces, hacia nuestras lágrimas. “Llamarás, y el Señor responderá; pedirás ayuda, y él dirá: ‘¡Aquí estoy!’” Isaías 58:9. “No dejes de clamar al Señor por nosotros… ” 1 Samuel 7:8.

Esta victoria puede tomar más tiempo para ser manifestada en la carne. Esperamos las cosas que no se ven. Esto necesitará nuestra fe en Dios. Llore delante de Él solamente, ¡no delante de su esposo! ¡Sólo Dios tiene el poder de cambiar su situación!

Mis lágrimas. “Cansado estoy de sollozar; toda la noche inundo de lágrimas mi cama, ¡mi lecho empapo con mi llanto!” Salmo 6:6. “Mis lágrimas son mi pan de día y de noche” Salmo 42:3. “Toma en cuenta mis lamentos; registra mi llanto en tu libro. ¿Acaso no lo tienes anotado?” Salmo 56:8. “El que con lágrimas siembra, con regocijo cosecha” Salmo 126:5. “Ahora bien —afi rma el Señor—, vuélvanse a mí de todo corazón, con ayuno, llantos y lamentos” Joel 2:12. Para encontrar un más grandioso caminar e intimidad con el Señor, visite nuestra página de internet temprano en la mañana para leer nuestro Devocional Diario que está escrito especialmente para aquéllas en crisis matrimonial.

Moje Sus pies. María Magdalena fue elogiada por Jesús por sus lágrimas. “Llorando, se arrojó a los pies de Jesús, de manera que se los bañaba en lágrimas. Luego se los secó con los cabellos; también se los besaba y se los ungía con el perfume… ‘ella me ha bañado los pies en lágrimas y me los ha secado con sus cabellos’” Lucas 7:38,44.

Lágrimas, clamor y gemidos. Usted debe encontrar y escribir las Escrituras que le ayudarán a entender la sentida sinceridad necesaria cuando clamamos a Dios (especialmente por la salvación de nuestros esposos o por un matrimonio en problemas o destrozado). Conforme usted las lea, marque aquéllas que mueven su corazón y memorícelas durante el tiempo de oración, de rodillas, delante del Señor. Debemos orar, clamar a Dios.

Compromiso personal: Permitir a Dios que me cambie. “Basada en lo que he aprendido de la Palabra de Dios, me comprometo a permitir a Dios que me cambie a través de cualquier medio o a través de cualquier persona que Él escoja. Yo enfocaré mi atención en cambiarme a mí misma en lugar de cambiar a mi esposo o a otros alrededor de mí”

Por favor escriba un DIARIO con el SEÑOR sobre lo que está aprendiendo cada día por los próximos 30 Días para “Restaurar su Matrimonio”. 

Click Aquí Español: "Lo que aprendí" 30 Día RSM