Semana 3: RSM Capítulo 13

"Admirable Consejero"

Pero primero Testimonios
de Matrimonios Restaurados Tomados de
Nada es Imposible con Dios!

¡Mi Esposo Está en Casa! - Ohio

Después de mucha oración, con el apoyo del equipo SOS, y muchos otros, ¡mi esposo está en casa! Dios también lo está sacando de la confusión que satanás trató de ponernos a los dos. ¡Qué maravillosa respuesta de un maravilloso y milagroso Padre Dios! Mi situación parecía desesperada, me sentía sin esperanza, y era un verdadero lío. Esperé CINCO AÑOS y oré la Palabra de Dios.

En las cintas "Estad Animada", Erin dijo que no sabemos lo que Dios está haciendo tras bastidores. ¡Cuan cierto es! Lloré y lloré y seguí orando la Palabra de Dios que se encuentra en la parte de atrás del libro Cómo Dios Puede y Va a Restaurar Su Matrimonio.

Desde que mi esposo ha estado en casa, he sido severamente probada, pero debido a las cintas y el libro, entiendo lo que está sucediendo, ¡y me han dado la fuerza para permanecer firme en mi fe!! Yo nunca lo habría hecho sin los Ministerios de Restauración y la dirección de Jesucristo con las Escrituras que Él también me dio para seguir adelante.

Esta alabanza es una promesa que hice al Padre Dios y Jesucristo para darle toda la gloria, porque Él es fiel. Sí, muchas veces fracasé. No te desanimes si tropiezas; levántate de nuevo, sacúdete el polvo, y aplica los principios una y otra vez. Dios rompió la relación adúltera también. ¡Él no juega! satanás no puede establecer lo que Dios rompió, y Dios está en control de la situación. 

¡Dios usa para bien lo que significaba un daño! Debo admitir que estoy teniendo un momento difícil ahora a la espera de mi esposo en el área de llevarme a la iglesia. Pero, SÉ que sucederá eventualmente.

¡Él ama REALMENTE, el hecho de que él ahora tiene autoridad sobre las finanzas y yo escucho sus direcciones e instrucciones!! Creo que permitirle tener esa autoridad y no discutir más (lo que es un milagro en sí mismo) fueron algunos de los principales puntos de inflexión en nuestro matrimonio. Le gusta que esté en casa y me cuida. ¿No es eso un giro de lo que dice el mundo acerca de ser una mujer trabajadora para estar completa?!! ¡Me gusta mucho esto y le gusta tener ropa planchada para el trabajo, la cena hecha y que yo esté en casa cuando llega del trabajo! ¡Me gusta mucho ser sumisa! ¡Realmente me ha quitado la presión de MÍ!

Dios completará la obra que Él comenzó. Cuídense señoras. Sean amables, dulces, y estén tan bonitas como puedan. Sonrían y edifiquen a su esposo. No lo desanimen NUNCA. ¡Él necesita oír de usted que él es maravilloso!!

¡Muchas gracias!

 

¡Restauración en Georgia!

¡Le doy a Dios la gloria y el honor porque Él es tan impresionante! No hay nada demasiado difícil para Dios manejar. Dios me llamó a creer por mi matrimonio en 1999. Estuve separada de mi esposo durante seis meses. Durante esos meses, Dios me trató a través de la oración.

Cuando mi esposo regresó, dejé de orar y no lo perdoné en mi corazón por haberme dejado con una niña de ocho meses. Yo estaba pasando por los movimientos de ser una esposa que honraba y respetaba a su esposo, pero en mi corazón, no lo hice. Desafortunadamente, las cosas no cambiaron.

Luché alrededor de 18 meses intentando hacer que mi matrimonio funcionara, pero no podía. Terminamos separándonos de nuevo. Esta vez, di mi matrimonio y mi corazón a Dios completamente. También le entregué mi esposo a Dios y seguí orando por él. Dios me trató en el perdón. Comencé a mirar a mi esposo de la manera en que Jesús nos mira. Jesús murió por nuestros pecados para que podamos reconciliarnos con Él.

Tenemos que "morir" a nuestra carne y realmente perdonar a nuestros esposos por lo que hicieron o lo que están haciendo. Es muy difícil de hacer, pero con Dios, todas las cosas son posibles.

La segunda vez que mi esposo se fue, fue por sólo un mes. Sin embargo, antes de que él se fuera, le dije que lo perdonaba y luego le pedí a Dios que limpiara mi corazón del dolor y la ira que sentía hacia él y la OM. Alabo a Dios por darme el deseo de perdonar y arrojar el pasado al mar del olvido.

Permanezca en la Palabra de Dios y sepa que esta no puede mentir. Él restaurará su matrimonio. Lo sé, porque él restauró el mío. Estamos felices. Mi esposo inicia todo con "nosotros" y "lo nuestro", sin que yo diga una palabra. Pero, tuve que pedirle a Dios que me ayudara a perdonar a mi esposo y a la OM.

Ahora que Dios ha devuelto a mi esposo a su hogar, sigo orando y alabando a Dios por Su regalo de reconciliación. Dios es impresionante y muy digno de alabanza. Perdone y "muera" o "crucifique" su carne y permita que Dios reconcilie su matrimonio.

 

¡Restaurado Milagrosamente en Sur África!

No he publicado un reporte de alabanza desde hace muchos meses. Confié en Dios para restaurar mi matrimonio por un año. Yo ayunaba, oraba y clamaba a Dios. Entonces empecé a perder la esperanza, ya que este es mi segundo matrimonio, cuando empezó a parecer que nada estaba sucediendo, decidí renunciar.

¿Por qué Dios me daría otra oportunidad? Ya estropeé mi primer matrimonio. Sin embargo, sabía que Dios quería restaurar este matrimonio. Yo estaba constantemente rezando para que sucediera. Cuando me casé con mi segundo esposo, no sabía que no se me permitía volver a casarme.

Aunque había muchas cosas que Dios hizo para mantener viva la esperanza en mi corazón, empecé a escapar de Dios y de todas las promesas que Él me había dado. Finalmente, decidí darme por vencida hace unos dos meses. Decidí, ya que era inaceptable volver a casarme, seguir adelante con mi vida.

Sabía en mi corazón que estaba equivocada. Entonces, decidí visitar a mi compañera de oración (ella está a 1,400 km de donde vivo). Le pedí a mi ex esposo que cuidara de nuestra casa mientras yo no estaba. ¡Yo estuve ausente sólo dos días cuando me llamó y me pidió que regresara a casa y me dijo que quería intentarlo de nuevo!

¡Esto fue totalmente inesperado! Él acababa de decirme antes de irme a mi viaje que no quería una relación conmigo. Este mismo hombre me dijo hace una semana que no quería una relación conmigo, ¡y ahora estamos juntos hace cuatro días!

Hay mucho trabajo por hacer, y Dios tiene que reconstruir nuestra relación, pero Dios es fiel y nos restaurará en Su tiempo. Erin, tenías razón acerca de TODO! Dios es tan fiel, incluso cuando renuncié.

Él vino a través de mí, y esto me acercó a Dios y me hizo volver a darme cuenta de lo impresionante y poderoso de nuestro DIOS es. Quiero alentarlos a todos ustedes, ¡NO SE RINDAN! ¡Créanme, mi esposo gritó que él nunca volvería y que él no me amaba, y sin embargo, él acaba de regresar!

¡Incluso me dijo, después de que llegó a casa, aunque no lo pareciera, nunca dejó de amarme! ¡Cuando se sientan como que quieren renunciar, es cuando su avance está cerca! Honro a Dios y le agradezco por haberme dado el deseo de mi corazón.

Gracias, Erin, por lo que crees. Creo que Dios va a restaurar las verdades con respecto a los matrimonios bíblicos en Sudáfrica y realmente quiero ser parte de eso.

 

¡¡¡Dios Siempre Llega a Tiempo!!! ¡Restaurado en California!

¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!!!

¡Dios envió a mi esposo a casa después de siete meses! ¡Todavía estamos orando por la restauración total, pero nuestro Dios es tan impresionante y Él es tan fiel a todo lo que Él ha prometido!

¡Nunca pude renunciar a mi matrimonio porque Dios siguió dándome esperanza, aun cuando mi esposo no se comunicaba conmigo!!! Sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos, Dios cambiar todo para bien!

¡Estamos recuperando todo lo que el diablo trató de tomar! ¡¡¡¡Dios es muy bueno!!!! ¡¡¡Confía en Él!!! ¡Cree y recibe!

Simplemente seguí enviando mi petición de oración, sabiendo gente con la que nunca me había reunido, estaban orando. ¡Dios les pidió que tomaran tiempo para orar por nosotros! Utilicé la mayoría de los recursos de los Ministerios de Restauración junto con muchos, muchos socios de oración por Internet, la mayoría de los cuales habían estado o estaban pasando por las mismas cosas.

Yo intentaba permanecer positiva y creyendo en lo que Dios ya prometió en Su Palabra. ¡No tomé en cuenta los pensamientos negativos de las personas bien intencionadas que me dijeron que debería seguir con mi vida! En su lugar, yo creía sólo en lo que Dios me había dicho en Su Palabra. ¡Sólo necesitaba esperar la victoria!

Dios está reemplazando todo lo que el enemigo "pensó" que había robado. Ahora estoy, con la guía de Dios, ayudando a otros que conozco y que están donde yo estaba. ¡Puedo decirles fácilmente que Dios es tan fiel a Sus promesas y Él nunca nos fallará! ¡Tenemos que creer sin dudarlo!

Fue muy duro, pero Dios continuó dándome esperanza día a día. Tuve que decir finalmente: "Bien, Dios, somos Tú y yo!" Entonces Él comenzó a darme esa paz que sobrepasa todo entendimiento. También me aseguró que Él estaba trabajando con ambos.

¡Durante un tiempo seguí enviándole notas de amor y muchos, muchos mensajes a mi esposo, pero nunca leyó ninguno de ellos! Pero entonces, cuando lo dejé ir y se lo dejé a Dios, mi última carta a él era justo lo que Dios quería que yo dijera. Entonces me limité a dar un paso atrás y finalmente ponerlo todo en las manos de Dios. Esto fue tan difícil porque sentí que mi esposo se iba a olvidar de mí.

¡Pero, Dios!!! ¡Oh, pero Dios!!! ¡Él es tan impresionante! ¡Él es tan fiel! ¡¡¡Él es mi todo!!! ¡Lo amo tanto! ¡Sé que Él hará lo que Él dijo que haría! ¡¡¡Y él lo hizo!!!

Le agradezco todos los días por salvarme a mí y a mi esposo. ¡Tenía que hacer un trabajo en ambos para que recordáramos quién es Él! ¡Él está en control total!!!

Gracias. ¡¡¡Alabado sea el Señor!!! ¡Aleluya! ¡¡¡¡¡Dios es muy bueno!!!!! ¡Él no viene cuando usted quiere, pero Él siempre llega a tiempo!!!

 

¡Milagro de Restauración en Canadá!

¡Con el hombre esta restauración habría sido imposible, pero con Dios todas las cosas son posibles! Él dijo: -"Yo soy el Dios de toda carne, ¿habrá algo demasiado difícil para mí?".

Mi amiga oró por mi esposo y por mí el año pasado fielmente, enviando nuestro nombre semanalmente al sitio web de su ministerio. Creo que ha sido el poder de la oración que ha hecho este trabajo en nosotros. Mi amiga también me prestó su libro, “Cómo Dios Puede y Va a Restaurar Su Matrimonio”

Soy una creyente nacida de nuevo, la cual, a través de mis heridas y angustia, cometí adulterio (descubrí que mi esposo se abrió a la pornografía). Sin embargo, Dios le dio a mi esposo una visión, y Él está cambiando mi corazón y reemplazándolo con amor.

¡Hemos estado separados por cinco años, y me di por vencida en creer que Dios podría restaurar! No podía creerlo más, y no estaba segura de que ni siquiera quería hacerlo.

Quiero que sepas que, con Dios, todas las cosas son posibles. Acabo de dar mi aviso de dos meses en mi trabajo y mi apartamento. ¡Me mudaré con mi esposo en nuestra ciudad natal! ¡Él está dispuesto a renovar nuestros votos matrimoniales, y él viene a la iglesia conmigo! ¡Dios nos ha hecho a ambos dispuestos!!!

La restauración es el camino menos recorrido, pero es el corazón de Dios y yo, como tantos otros, nos alimentamos de tal engaño. Pero un Dios misericordioso, unos cuantos buenos amigos, un esposo que estaba dispuesto a perdonar el adulterio, y mucha gente con su ministerio orando, ha motivado a Dios quien comenzó a sanar mi corazón herido y a cambiarlo. Él restauró mi amor por mi esposo en mi corazón, el amor que pensé que estaba muerto.

Dios ha hecho a mi esposo dispuesto a perdonar y ha suavizado su corazón endurecido hacia mí. Señoras, todo lo que puedo decir es que Dios es fiel y su Palabra no miente!

Espero enviar más reportes de alabanza en su sitio. Su libro es realmente una herramienta para "las chicas del Reino de Dios" que creen que sus matrimonios no tienen esperanza.

Asegúrese de mantenerse alejado de los "asesinos de la visión": personas que no tienen suficiente fe para creer con usted o darle la verdad.

Erin, Dios tiene un plan poderoso para este ministerio. Incluso, he tenido amigos no salvos me preguntan por el sitio web, eso es de Dios! En Su misericordia, Dios los bendiga a todos.

 

¡Restaurado Dos Días después del Funeral de Mi Madre!

¡Sólo dos días después del funeral de mi madre mi matrimonio fue restaurado!! Estoy enviando este regalo para darle las gracias. Es el dinero que me dejó mi mamá. Aquí está mi testimonio:

En primer lugar, me gustaría darle las gracias por su ministerio. Yo clamé a Dios por ayuda porque cuando fui a mi pastor y le pregunté qué podía hacer él sólo parecía triste y dijo que dependía de mi esposo. Antes de que mi esposo se fuera, yo estaba buscando en internet oraciones por matrimonios. Yo estaba angustiada por todos los matrimonios en problemas. Entonces una de las personas que habían pedido oración pidió que alguien le escribiera. Lo hice y eso nos llevó "por la Gracia de Dios" a los Ministerios de Restauración. Encontré una compañera de oración y su amiga nos llevó a conocer a otras que nos llevaron a Ministerios de Restauración.

Hace más de un año, mi esposo de hace veinticinco años me dejó (y a nuestros cinco hijos, cuatro que aún vivían en casa). No se fue a vivir con otra persona, pero se fue sin pensar en volver. Yo, al igual que tú, fui a donde mi pastor y él dijo que no había nada que yo pudiera hacer; era "su voluntad". Mis prioridades estaban equivocadas; necesitaba a mi esposo y quería a Dios; ahora necesito a Dios y quiero a mi esposo. Como muchos, intentaba desesperadamente aferrarme a nuestro matrimonio, mientras él quería marcharse. Cuando se fue, me detestaba.

Desde el principio el Espíritu Santo me dijo que creyera. Estaba pasando por pruebas de cáncer y mi esposo me estaba diciendo que no estaba enamorado de mí. Con orgullo, me quité mi anillo de bodas la noche que se fue y le dije que cuando él estuviese listo para ser mi esposo, él podría ponerlo de nuevo en mi dedo. Conseguí tu libro esa semana, pero antes de ponerme el anillo de nuevo en mi dedo, este se magulló donde “se supone” que va puesto el anillo. Esto fue sólo el comienzo del poder y la misericordia de Dios.

Cuatro meses después de que mi esposo se fuera, el Espíritu Santo me dijo que mi esposo estaría en casa antes de la Navidad siguiente. Sollozaba porque no se veía ninguna evidencia. No sé por qué; tal vez Dios sabía lo débil que estaba y me dio esa palabra para poder llegar hasta el final y ver mi milagro. El enemigo no sólo nos atacó con mi esposo, sino también justo después, nuestro hijo mayor se declaró con cáncer.

Obtuve sus libros. Leo los Salmos y los Proverbios continuamente como usted lo aconseja. También compré tus videos "Estad Animada". Tenía la música de alabanza casi todo el tiempo, tal como usted lo hizo y todavía llevo mis tarjetas de la escritura conmigo, ¡las amo!! Sólo puedo decir que todo ayudó a restaurar mi matrimonio. Cuando miro hacia atrás ahora sólo se que fue la gracia de Dios que me mantuvo en marcha. Los videos eran muy alentadores; ser capaz de conocer a alguien cuyo matrimonio había sido restaurado me ayudó mucho. Seguí todo lo que dijisteis que hiciese: oré constantemente para que Dios guardara mi boca con un bozal; yo clamaba a Dios y Él me ayudaba durante el día o la noche o por cualquier situación que yo enfrentara.

No puedo decirte cuántas veces estaba orando y cantando alabanzas al Señor cuando mi esposo me llamaba. Estoy tan agradecida por todo lo que Dios me mostró a lo largo del camino. No sabía que alguien pudiera doler tanto como yo lo hice. Sin embargo, estoy agradecida porque me llevó a visitar a mi mamá con más frecuencia antes de ella morir.

Seis meses después de que mi esposo se fuera me preguntó si estaba orando. Me sorprendió, pero le dije: -"Sí." Él dijo: -"Quiero que sepas que he estado hablando con mi papá y que si me vas a aceptar de regreso quiero mudarme a casa en un futuro cercano". Estaba orando por este milagro y me senté allí pensando: -"¡Vaya, él puede sentirme rezando! ¡Qué Dios maravilloso! "Al principio no pude entender por qué él no regresaba y, a medida que pasaba el tiempo, sabía que Dios no había terminado todavía. Recuerdo haber sentido tanta ira y decirle a Dios: -"Tienes que ayudarme con esto." Pero Dios me habló y dijo: -"Eso no es ira; es tu dolor. Tu esposo no puede curarte; sólo yo puedo hacer eso. "Durante los nueve meses siguientes mi esposo me dijo sólo dos veces que me amaba, pero dijo que se mudaría de nuevo pronto.

Sólo un par de semanas antes de que mi esposo llegara a casa, mi mamá me preguntó cuándo se estaba mudando a casa. Le dije "pronto" y me preguntó cómo lo sabía. Compartí tu Escritura: -"Ellos miraron a Él y sus caras son radiante y nunca se avergonzarán".

Entonces mi mamá enfermó y tuvimos que llevarla al hospital con una infección menor. Pero, cuando la pusieron a dormir murió. Es por eso que estoy tan agradecida de que mientras mi esposo se había ido, tuve la oportunidad de pasar más tiempo con mi madre. Los caminos de Dios son perfectos y Su tiempo nunca es tarde.

Erin, en nuestro dolor, Dios es tan bueno para nosotros. Dos días después del funeral de mi madre, mi esposo regresó a casa.

Erin, quiero agradecerte por lo que haces para ayudar a los matrimonios. Oro por ti y por Dan. Estoy tan agradecida de que Dios ha restaurado mi matrimonio y como yo continúo buscándolo, ahora creo que sé lo que quiere decir ... ¡RECONOZCAN Y SEPAN QUE YO SOY DIOS! ¡¡Muchas gracias!! Dios

bendiga a su familia y su ministerio. En Su amor…

 

¡Restaurado en Texas! ¡Dios es Capaz!!

A principios de este mes, Dios libró a mi esposo de la OM! El diablo intentó febrilmente detener el proceso. La OM no quería que se fuera y trató todo lo que estaba en su poder para hacerle quedarse. Mientras ella rogaba y rogaba, yo estaba orando y alabando a Dios.

Mi esposo intentó dejarla a eso de las 4:00 de la mañana, pero no llegó a nuestra casa hasta las 4:00 de la tarde. Vivimos a unos treinta minutos de distancia el uno del otro. Sólo alabo a Dios por liberarlo de las manos de satanás.

Sé que no va a ser fácil, pero haré todo lo que Dios quiere que haga. Dios es la única razón por la que mi esposo fue restaurado. Este es el mismo hombre que me dijo que nunca volveríamos a ser una pareja, que él me odiaba y que quería el divorcio. ¡Dios es capaz!

Debes confiar en Él y creer lo que oras. ¡Su Palabra no volverá vacía! Puede que no venga cuando lo desee, pero Él es definitivamente a tiempo. ¡Alabado sea el Señor!

 

¡Dios Restaura Otro Matrimonio!

A todos los que son animados por los Ministerios de Restauración, por la Palabra del Señor y por la oración, ¡estoy proclamando que mi matrimonio es finalmente restaurado!!

Quiero decirte lo que mi esposo dijo después de regresar a casa (lo mencionó en tres ocasiones distintas a los amigos y para mí): -"Como el fastidio se detuvo, de repente, ¡quería volver a casa! Siempre te echaba de menos a ti ya los niños, pero cuando pensaba en las peleas, no quería volver a llamar”.

Después de leer el sitio web de los Ministerios de Restauración, dejé de molestarle y preguntarle cuándo iba a venir. ¡Qué diferencia hizo cuando pensé que tenía que "expresar mis sentimientos" y "ganar la guerra", ya que perdí la paz durante ocho años!

¡Alabado sea el Señor por Su Palabra viva!

 

¡Mi Esposo Está en Casa! ¡Aleluya!

¡Mi esposo está en casa! Llegó casi un año después de que el Señor le permitió marcharse. Yo era contenciosa, controladora, enojada, sospechosa, herida, amargada, había cometido adulterio, y estaba lista para matarme cuando se fue.

Clamé al Señor por tres meses, consulté la brujería y grité al Señor hasta el día en que Él vino y me dijo por qué. -"¡Permití esto porque has escupido mi pacto!" Yo tenía justicia propia, era una farisea llena de palabras venenosas, siempre corrigiendo y criticando. Sin embargo, todo el tiempo pensé que era culpa de todos los demás... si mis hijos no huyeran, si yo no hubiera sido despedida de ese gran trabajo, si sus amigos nos hubieran dejado en paz...

Al igual que María cuando su hermano murió, finalmente llegué al punto en que dije: -"Si hubieras estado aquí Señor ..." Cuando mi esposo me dejó pensé que esto era la última gota, la última porción de misericordia que Él pudiera tener se había ido para mí, pero yo lloré a Él, rogándole que me diera otra oportunidad y le pedí que me ayudara a permitirle que Él me cambiara (como lo hago ahora una y otra vez).

Cuando le permití que me cambiara, mi esposo vio los cambios en mí. Después de regresar a casa me dijo que me estaba observando para ver si los cambios eran reales. Luego me dijo que le gustaba quedarse dormido aquí cuando le abría nuestra casa (a pesar de que él dormía en el sofá); se sentía como en casa.

¡¿Pueden creer que ahora él sigue diciéndome lo afortunado que es de haberse casado conmigo y quiere "mostrarme" a sus amigos y familiares?!! Incluso dijo que "siempre me quiso”; él simplemente “no sabía qué había pasado”.

Mi esposo me envió los papeles "D" (de divorcio), todos llenos y él iba y venía sobre si debía firmarlos. Repetí que "todos los que invocan al Señor serán salvos".

Ha habido tantas pruebas. En primer lugar, el amigo de mi hija fue golpeado por un coche después de que mi coche se averió cuando estaba arreglando un camión de remolque. ¡Nuestras finanzas estaban volviéndose locas, ya que en el banco había un montón de cargos no autorizados, y una de mis otras hijas "apareció" luego de haberse desaparecido por un par de semanas!!

Después de que mi esposo llegó a casa, nuestra televisión se dañó (una respuesta a una oración, ¡aleluya!), Mi coche se dañó un par de veces, una de mis hijas se enfermó (y todavía está enferma) y mi esposo pasó un tiempo muy difícil para poder encontrar un trabajo. También fui lesionada en el trabajo y él se lesionó nueva vez en el trabajo.

¡Las cosas no son perfectas, pero mi esposo está en casa y él está extasiado con ello!

¡Dios no rompe Sus Promesas; esto YO LO SÉ!!!

He orado por oportunidades para compartir este ministerio con la gente. ¡El amigo de mi esposo y su esposa están separados y mi esposo fue el que les dirigió a los Ministerios de Restauración, "Esperanza al fin"! Incluso dice que le gustaría obtener el Manual de los Hombres cuando tengamos el dinero extra. ¡Guauu!

Mis dos hermanas están pasando por circunstancias similares y yo también he compartido un poco con ellas.

Erin, quiero agradecerte muchísimo por ser tan honesta con todos nosotros. Gracias por permitir que el Señor te cambie, y por permitir que Él te ayude a difundir la verdad.

 

¡Esposo en Casa en Wisconsin!!

¡Tengo un maravilloso reporte de alabanza para compartir! ¡Hace dos semanas, mi esposo me preguntó si podía volver a casa! Él me dio la noticia el 1 de enero de este año que ya no quería continuar casado; se mudó el 6 de enero. ¡Volvió a casa inmediatamente después de descubrir que todavía era bienvenido!

Dios ha hecho maravillosas obras en ambos durante nuestro tiempo separados. ¡Estoy disfrutando mucho de mi "nuevo" esposo! ¡Alabo y agradezco al Señor cada día!

¡Que Dios los bendiga a cada uno de ustedes y les dé paz en su corazón durante sus tiempos de dolor (y siempre)! Recuerda que la voluntad de Dios se cumplirá en Su tiempo!!

 

¡Restaurado en el Reino Unido!!

Queridas amigas que se animan a través de esta página web, a través de la Palabra del Señor, y a través de las oraciones, ¡nuestro matrimonio ha sido restaurado!

Quería decirte lo que mi esposo me dijo después de regresar a casa, lo que ha dicho en tres ocasiones a mis amigos y a mí: -"Siempre te echaba de menos a ti y a los niños, pero cuando pensaba en las peleas, ¡no quería llamar de nuevo!" y que, "la molestia se detuvo (¡mis regaños!), de repente quería volver a casa!".

Después de leer esta página web, dejé de molestarle y de preguntarle cuándo iba a regresar. Sólo le hablé para pedirle consejo. Una vez, cuando le pedí su consejo, nos protegió de ir a un área que poco después fue inundada y muchas personas que estaban allí murieron!

¡Qué diferencia de cómo era antes! Cuando pensé que tenía que "expresar mis sentimientos" y "ganar la guerra", ¡perdí la paz!!! ¡Perdí la paz por ocho años!

Cuando encontré a los Ministerios de Restauración en Internet, nuestro matrimonio estaba en una crisis, atormentado, lleno de peleas, malentendidos, separación y viejo dolor. Hemos estado casados ​​por nueve años y tenemos dos hijos. Desde el principio, hubo problemas. Yo pedí el divorcio tres veces. Yo amaba a mi esposo, pero siempre lo fastidiaba. Adoraba mis propias depresiones, mi capacidad para trabajar duro, y también mi intelecto. Pensaba que él era ocioso e incapaz, se lo decía y lo intenté todo para cambiarlo.

De hecho, cambiarlo era el dios que adoraba todos los días. Los resultados fueron la separación cada año, mi esposo nos dejaba con regularidad, y hubo problemas financieros. Nada avanzó.

Encontré los Ministerios de Restauración mientras navegué por Internet, buscando palabras positivas y expresiones relacionadas con la sanación del matrimonio. ¡Alabado sea el Señor por Su Palabra viva!

Nuestro Padre Celestial me enseñó primero a MANTENER MI BOCA CERRADA, para no perseguir a mi esposo, sino para orar fervientemente por él y no hablar negativamente a otros acerca de él. Dios me enseñó a someterme a él en todo. Comencé a encontrar alegría en mi situación, a disfrutar de ser una ama de casa, explorando lo que los niños y yo podíamos hacer juntos. Antes, solía trabajar, trabajar y trabajar, y si no trabajaba, estaba agotada. Tenía otra mujer cuidando a los niños.

Mientras estudiaba los recursos de los Ministerios de Restauración y comencé a leer la Biblia regularmente, someterme, cerrar la boca, orar y ayunar, nuestra situación se volvió dentro de tres meses.

 

Aprendí lo siguiente:

¡Caminamos por fe, no por vista!

Deleítate en el Señor, y Él te dará los deseos de tu corazón.

Sométanse a sus esposos como al Señor; sujétense a ellos en todo.

Paguen al mal con el bien.

Dios no tiene acepción de personas.

Sus frutos mostrarán en Quién creemos.

Los caminos del Señor son mucho mas altos que nuestros caminos; Sus pensamientos mas grandes que nuestros pensamientos.

La Palabra del Señor NUNCA vuelve vacía.

Mi esposo anunció que volvería a casa. Después de dos meses más, regresó, e inmediatamente nos mudamos del país en el que habíamos vivido como mi esposo deseaba.

Mi esposo se hizo cargo de todas las responsabilidades, comenzó a construir su propia empresa, comenzó a educarse, y se siente muy satisfecho aquí. El proceso de restauración progresa cada día como la parábola de la semilla en crecimiento: crece mientras dormimos. He retrocedido y he cometido muchos errores a lo largo del camino, pero el Señor siempre me perdona y me permite volver a Su presencia.

El último paso en el proceso es que mi esposo ha comenzado a leer su Biblia y orar con nosotros. ¡Alabado sea el Señor!

“Cómo Dios Puede y Va a Restaurar Su Matrimonio” y el “Libro de Trabajo para Mujeres”, fueron los recursos que me ayudaron a ser obediente (y fue muy difícil para mí aceptar algunos de los dichos, me rebelé en el principio!). Ellos han sido un apoyo continuo, estímulo y medios para romper mi resistencia y desobediencia, ya que son muy claros y exigentes. Yo recomendaría ambos recursos.

Cada vez que leo los reportes de alabanza, ellos levantan mi espíritu. Ahora que mi esposo está en casa, ¡veo cambios en nuestro matrimonio todos los días! ¡Lo principal es que Dios REALMENTE responde a sus oraciones cuando usted cree lo que usted ora, y especialmente cuando es de acuerdo a Su voluntad!

Materialmente, hemos perdido todo, pero espiritualmente, hemos ganado mucho más que eso. ¡Oro para que las creencias y el mensaje de los Ministerios de Restauración y de la Palabra de Dios lleguen a las parejas que se hacen daño y logren más de lo que nadie pide o imagina!

¡No puedo expresar lo suficiente lo que el Señor ha hecho por nosotros! De hecho, siento que lo principal que me ha sucedido es aprender a confiar en el Señor y dejar de hacer las cosas por mi cuenta. Cuanto más avanzamos en la restauración, más claramente el Señor me impide HACER. Nos ha dado todo lo que imaginamos y mucho más.

¡Él ha convertido maldición en bendición, la noche en día, lluvia en sol, y tormenta, en silencio pacífico! ¡Alabado sea Su Santo Nombre! ¡Su misericordia dura para siempre!

Ruego que todos los que creen y oren firmemente por la restauración de su matrimonio sean fortalecidos por la Palabra de Dios, fortalecidos para no darse por vencidos hasta que se gane la batalla. ¡Y será ganada! ¡Ya está ganada!

¡Todo lo que tenemos que hacer es orar y creer! ¡Toda la alabanza sea a Dios, a Jesucristo, nuestro Señor y Salvador, la Estrella brillante de la Mañana!

Semana 3 Capítulo 13 
"Admirable Consejero"

“Y se le darán estos nombres:
Consejero admirable,
Dios fuerte,
Padre eterno,
Príncipe de paz.”
Isaías 9:6

 

Mi esposo está pidiendo el divorcio, ¿qué debo hacer?

¿CÓMO PUEDO ENCONTRAR A ALGUIEN QUE ME DEFIENDA?

¿CÓMO PUEDO PROTEGERME A MÍ MISMA Y ESPECIALMENTE A MIS HIJOS?

Muchos cristianos, consejeros y aún pastores, le aconsejarán que consiga a un buen abogado cristiano para protegerle a usted y a sus hijos. Sin embargo, cuando yo me enfrenté a este dilema, yo busqué en la Escritura y fui al “Poderoso Consejero”

¡Encontré en Su Palabra que Él ha prometido el protegerme y defenderme! Lo escogí a Él e hice lo que Su Palabra me dijo que hiciera. Él no era solamente fi el sino más poderoso que cualquier otro abogado o corte podrían ser, ¡porque yo puse mi confi anza en Él SOLAMENTE!

¿Quién ha conocido la mente del Señor? “¡Qué profundas son las riquezas de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Qué indescifrables sus juicios e impenetrables sus caminos! ¿Quién ha conocido la mente del Señor, o quién ha sido su consejero?” Romanos. 11:33–34. Háblele al Señor. Luego siéntese en silencio y escuche lo que Él le diga.

Ay de los rebeldes. Egipto representa al mundo. “Ay de los hijos rebeldes que ejecutan planes que no son míos, que hacen alianzas contrarias a mi Espíritu, que amontonan pecado sobre pecado, que bajan a Egipto sin consultarme, que se acogen a la protección de Faraón, y se refugian bajo la sombra de Egipto” Isaías. 30:1–2.

¿Ha usted buscado protección en el sistema de cortes? ¿Confía usted en su abogado MÁS que en su Señor? “¡Maldito el hombre que confía en el hombre! ¡Maldito el que se apoya en su propia fuerza…!” Esto hace que “aparta su corazón del Señor” Jeremías 17:5.

A ti no te afectará. “Si alguien te pone a pleito para quitarte la capa, déjale también la camisa” Mateo 5:40. Usualmente estamos preocupados de que nuestros esposos no se preocupen por nosotras y que ellos tomarán mucho de lo que nuestros hijos merecen. Si usted actúa como si él es su enemigo y pelea, él peleará también. ¿No ha sido así en el pasado?

Muchas comparten “historias de horror” acerca de quienes se han divorciado para asustarle hasta que consiga un buen abogado. Sólo recuerde “Podrán caer mil a tu izquierda, y diez mil a tu derecha, pero a ti no te afectará” Salmo 91:7. En lugar de eso, “No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien” Romanos. 12:21. Deje ir a su abogado y confíe en Dios SOLAMENTE para protegerle y acompañarle.

¿Se atreve a ir ante los inconversos en lugar de los creyentes? “Si alguno de ustedes tiene un pleito con otro, ¿cómo se atreve a presentar demanda ante los inconversos, en vez de acudir a los creyentes?” 1 Corintios 6:1. Esta es una Escritura muy fi rme. ¿Desafi aremos a Dios? Si usted meramente se presenta en la corte, usted está presentándose “delante de los inconversos”

En la mayoría de los estados usted no viola la ley si no se presenta en la corte si le han presentado papeles de divorcio. Usted solamente pierde automáticamente. Algunos le hacen fi rmar una renuncia de que usted no se presentará, y en algunos (como en el estado de Florida en el momento en que este libro es escrito) usted no tiene que fi rmar los papeles ni presentarse en la corte.

Verifíquelo y no solamente tome la palabra de una persona si ellos le dicen que usted “tiene que” hacer algo. Yo tomé este versículo literalmente cuando me presentaron los papeles de divorcio. No firmé los papeles ni me presenté a la audiencia– ¡y Dios me libró! Si yo hubiera ido con un abogado o si me hubiera mostrado en la corte, ¡no hubiera visto la poderosa liberación de los manos de Dios!

Juzgaremos ángeles. “¿Acaso no saben que los creyentes juzgarán al mundo? Y si ustedes han de juzgar al mundo, ¿cómo no van a ser capaces de juzgar casos insignifi cantes? ¿No saben que aún a los ángeles los juzgaremos? ¡Cuánto más los asuntos de esta vida!” 1 Corintios 6:2–3. Dios nos está probando, mostrándonos cuán triviales e insignifi cantes son los asuntos de este mundo en comparación con nuestra vida con Él.

Los asuntos de esta vida. “Por tanto, si tienen pleitos sobre tales asuntos, ¿cómo es que nombran como jueces a los que no cuentan para nada ante la iglesia?” 1 Corintios 6:4. Las cortes hoy en día no siguen las enseñanzas bíblicas como ellas lo hacían cuando nuestro país fue fundado. Como resultado de esto, tenemos reglas y cargas colocadas sobre los creyentes que ni Dios ni nuestros padres fundadores tenían en mente. Si usted escoge a las cortes para ayudarle, usted escogerá su juicio sobre la protección y la provisión de Dios.

Ante los incrédulos. “Digo esto para que les dé vergüenza. ¿Acaso no hay entre ustedes nadie lo bastante sabio como para juzgar un pleito entre creyentes? Al contrario, un hermano demanda a otro, ¡y esto ante los incrédulos!” 1 Corintios 6:5. Cuando la iglesia comenzó a ignorar las enseñanzas bíblicas, ellos también comenzaron a ignorar la corrección de la iglesia.

Nunca he oído de un hombre que se volvió de su pecado o adulterio después de ser confrontado por la iglesia. Algunos cambiaron temporalmente, ¡pero en todos los casos ellos regresaron a la otra mujer! Así que no le pida a su pastor que hable con su esposo. Permita que Dios vuelva y suavice el corazón de su esposo.

Sería mejor soportar la injusticia o dejar que le defraude. “En realidad, ya es una grave falta el solo hecho de que haya pleitos entre ustedes. ¿No sería mejor soportar la injusticia? ¿No sería mejor dejar que los defrauden? Lejos de eso, son ustedes los que defraudan y cometen injusticias, ¡y conste que se trata de sus hermanos!” 1 Corintios 6:7–8. Dios dice que es mejor dejar que le defrauden y soportar la injusticia (engañada o estafada).

La mayoría de las mujeres con las que yo hablo mientras están pasando en su proceso de divorcio están muy preocupadas por lo que van a obtener, cuánto dinero para mantención y cuántas posesiones. Si usted no se permite a sí misma el soportar la injusticia, su esposo terminará enojado y amargado. Si usted no se permite a usted misma el encontrarse atrapada frente al Mar Rojo, ¡usted nunca verá el poder de Dios para librarle! Recuerde que “las preocupaciones de esta vida y el engaño de las riquezas la ahogan (la Palabra)…” Mateo 13:22.

Nos han dicho que demás dejó a Pablo porque las preocupaciones del mundo ahogaron la Palabra en él. El siguiente versículo nos dice cómo: “El que recibió la semilla que cayó entre espinos es el que oye la palabra, pero las preocupaciones de esta vida y el engaño de las riquezas la ahogan de modo que ésta no llega a dar fruto” Mateo 13:22. La Escritura dice específicamente que fue por las “preocupaciones” y por las “riquezas” No se preocupe ni se atrape en el dinero o las posesiones.

Confíe que “Nuestro Dios suplirá nuestras necesidades,” aún cuando sus papeles dicen que él no tiene que pagar suficiente mantención de los hijos o aún cuando no “parece” que habrá suficiente dinero para usted y sus hijos. Muchos han caído en su fe porque la Palabra había sido ahogado.

Mis papeles de divorcio decían que yo no obtendría ni siquiera lo sufi ciente para mantenerme a mí misma y a mis cuatro pequeños hijos. Pero Dios suavizó el corazón de mi esposo porque yo confi é en el Señor. Yo ni siquiera necesité pedir más o decirle a él mi situación grave. ¡Dios puso en el corazón de mi esposo el deseo de pagar todas nuestras cuentas hasta que él regresó al hogar!

Porque usted es poco entusiasta. No consiga a un abogado. Si usted tiene uno, despídalo. Cada una de las mujeres que trataron de convencer a otros de que está bien el transigir algo de lo que está escrito en este libro están todavía viviendo una vida de soltería.

Probablemente esto no es lo que usted quiere escuchar. Tampoco es lo que el autor quisiera escribir. Pero debo resistir el permitir a mi corazón gobernar lo que está escrito para Él o Él cesará de usarme.

Una derrota para usted. “En realidad, ya es una grave falta el solo hecho de que haya pleitos entre ustedes. ¿No sería mejor soportar la injusticia? ¿No sería mejor dejar que los defrauden?” 1 Corintios 6:7. Esta es su respuesta: si usted va a la corte con su cónyuge, ya es una derrota para usted. Usted puede conseguir el dinero o las posesiones, ¡pero usted perderá a su esposo!

Nadie verá a Dios. “Busquen la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor” Hebreos 12:14. Si usted desea actuar como Cristo actuó (Jesús era totalmente inocente) recuerde que Él “no replicaba con insultos” 1 Pedro 2:23. Dios puede comenzar a trabajar en la vida de su esposo porque usted está plantando semillas de vida y no sigue dando a Satanás combustible para destrucción (vea 1 Pedro 3:1).

Queremos que nuestros esposos vea los caminos de Jesús en nosotros. Nosotros contristamos el trabajo del Espíritu Santo cuando hacemos las cosas que “queremos” en lugar de lo que “debemos” ¡Hágalo a la manera de Dios!

Abandone. “Abandonen toda amargura, ira y enojo, gritos y calumnias, y toda forma de malicia” Efesios. 4:31. Si usted tiene un abogado, las calumnias y la ira van a darse. Esto es de lo que el divorcio se trata. Usted debe quitar eso de usted. No importa si usted tiene un abogado cristiano o no–¡toda la liberación por parte del hombre es en vano!

De nada sirve la ayuda humana. “Bríndanos tu ayuda contra el enemigo, pues de nada sirve la ayuda humana” Sal. 108:12. He escuchado innumerables cuentos de todas las maneras como la gente trata de librarse a sí mismos, para fi nalmente encontrar que aún cuando el juez da una sentencia por una cierta cantidad de dinero o protección, ¡las cortes no pueden hacer que su esposo pague o no pueden protegerla de su venganza o de daño físico!

Ha habido mucha atención hacia aquellos que no pagan la manutención de sus hijos. Usted ha escuchado historias de hombres que regresan con sus mujeres para vengarse físicamente–¡y la ley no las puede ayudar! Permita que Dios vuelva el corazón de su esposo (Proverbios 21:1).

Su esposo no necesita penalidades más estrictas, sino un corazón para usted y sus hijos. Usted tiene Su promesa: “Cuando el Señor aprueba la conducta de un hombre, hasta con sus enemigos lo reconcilia” Proverbios 16:7.

Tome refugio en el Señor. “Es mejor refugiarse en el Señor que confi ar en el hombre” Salmo 118:8. Un abogado no es sustituto para el Señor. Si usted piensa que usted puede tener tanto la protección del abogado como la de Dios, el siguiente versículo explica que éstas son opuestas entre ellas. “¡Maldito el hombre que confía en el hombre! ¡Maldito el que se apoya en su propia fuerza…! Bendito el hombre que confía en el Señor” Jeremías 17:5, 7. Usted puede ser o bendecida o maldecida. Usted decide.

Cese de luchar. “Quédense quietos, reconozcan que yo soy Dios” Salmo 46:10. Póngalo en Sus manos. Deje de frotarse las manos en preocupación; deje de discutirlo con todos. ¡Quédese quieta! Si su esposo ya ha comenzado los trámites del divorcio, y usted ya se ha humillado y vuelto de sus malos caminos, entonces siga estos pasos:

• Llamados a paz. Dígale a su esposo que usted no quiere el divorcio, pero que usted no va a estorbar su camino (Salmo 1:1), y que usted TAMPOCO va a responder a la demanda de divorcio. Dígale que usted no lo “culpa” por querer divorciarse de usted. Dígale que usted todavía lo amará (sí la “pared del odio” se ha ido), sin importar lo que él escoja. “Sin embargo, si el cónyuge no creyente decide separarse, no se lo impidan… Dios nos ha llamado a vivir en paz” 1 Corintios 7:15.

• Dulzura en sus palabras. De nuevo, asegúrese de decirle a su esposo que usted no le peleará el divorcio y que usted no va a contratar a un abogado para defenderse. (Si tiene un abogado, dígale que lo va a despedir). Dígale a su esposo que usted confía en él y sabe por su pasado que él será justo, y que él hará lo que cree que es correcto para usted y sus hijos. “Panal de miel son las palabras amables; endulzan la vida…” Proverbios 16:24.

• Yo aborrezco el divorcio. Dígale a su esposo que usted ha cometido muchos errores en el pasado, los cuales usted no quiere repetir más. Usted espera que él le permitirá a usted el no firmar los papeles de divorcio. Sin embargo, por cuanto está es el estado de “sin fallo,” el divorcio seguirá aún si usted no firma los papeles. (Para su estado, contacte la corte para ver si usted estaría en “rebeldía” si no se presenta.) Recuerde, el Señor dice “Yo aborrezco el divorcio” Por supuesto si él persiste en que usted firme, firme, pero no haga más de lo que le piden. No ofrezca nada para intentar complacer a su esposo; esto no es agradable delante del Señor. (Vea “Esposas, esteen sujetas” bajo el título “La obediencia de Sara: ¿sumisión para pecar?”, en “La mujer sabia edifica su casa: escrito por la necia que destruyó la suya con sus propias manos)

• Nada es imposible. Sin embargo, si usted ha participado en el procedimiento del divorcio, no todo está perdido. Pídale al Señor perdón y pídale perdón a su esposo también. Demuestre su deseo de que la familia esté unida retirando cualquiera y todas las acciones legales que sean posibles. Dios comenzará a sanar ahora mismo: “para Dios todo es posible” Mateo 19:26. Si usted ha mantenido al abogado, despídalo inmediatamente si es que quiere al Mejor para defenderle. Luego, ore: “Señor, sólo tú puedes ayudar al débil y al poderoso. ¡Ayúdanos, Señor y Dios nuestro, porque en ti confiamos, y en tu nombre hemos venido contra esta multitud! ¡Tú, Señor, eres nuestro Dios! ¡No permitas que ningún mortal se alce contra ti!” 2 Crónicas 14:11.

• Más difícil de ser ganado. Si usted ya ha pasado el divorcio, la amargura, el resentimiento, y el enojo extremo son probablemente las cosas que su esposo siente contra usted ahora. Ore que Dios perdone sus transgresiones y borre los recuerdos que él tiene (Salmo 9:5) y que los reemplace con buenos pensamientos. Ore más fuerte y sea más dulce (de nuevo, la dulzura de la palabra añade persuasión) en cada oportunidad que tenga con su esposo para ganarlo de regreso al hogar. Recuerde “Más resiste el hermano ofendido que una ciudad amurallada; los litigios son como cerrojos de ciudadela” Proverbios 18:19 (Vea el capítulo 8, “Ganado sin una palabra”)

• Yo lo podría soportar. Dios entiende lo que usted está pasando. Lea el Salmo 55; Él está hablando directamente a usted. Comenzando con el versículo 6, “¡Cómo quisiera tener las alas de una paloma y volar hasta encontrar reposo! ¡Me iría muy lejos de aquí; me quedaría a vivir en el desierto. Presuroso volaría a mi refugio, para librarme del viento borrascoso y de la tempestad” Versículos 12–14: “Si un enemigo me insultara, yo lo podría soportar; si un adversario me humillara, de él me podría yo esconder. Pero lo has hecho tú, un hombre como yo, mi compañero, mi mejor amigo, a quien me unía una bella amistad… ”

• Robar, matar y destruir. Si usted ha “volado lejos,” regrese al hogar. ¡Satanás está en su gloria porque él se las ha arreglado para dividir y conquistar! Retome el terreno que le ha sido robado; ¡él es un ladrón! “El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia” Juan 10:10. ¡Dele a Dios la victoria y el testimonio volviendo esto para Su gloria! En lugar de abandonar “su cruz” (su matrimonio con problemas), ¡recójala de nuevo y sígalo!

• Lleve su cruz cada día. “Dirigiéndose a todos, declaró: ‘Si alguien quiere ser mi discípulo, que se niegue a sí mismo, lleve su cruz cada día y me siga.’” Lucas 9:23. Asegúrese de que su cruz no es más pesada de lo que Él ha diseñado para usted; quítele toda su falta de perdón y su amargura. Es una carga pesado para llevar y, eventualmente, usted no será capaz de continuar cargándola. Usted puede ni siquiera ser capaz de levantarla ahora, para comenzar a seguirlo a Él.

• Quítele cualquier “obra de la carne” La carne se gastará y lo hará caer. Suéltelo y permita que Dios le restaure. ¡Use este tiempo para enamorarse del Señor! Si su cruz se siente demasiado pesada para cargar, hay cargas en su cruz que usted ha puesto ahí. ¡Él no miente y Él ha prometido que Él no nos daría más de lo que podemos soportar!

• Sólo tú. Ahora oremos juntas como Asa oró en 2 Crónicas 14:11: “Señor, sólo tú puedes ayudar al débil y al poderoso. ¡Ayúdanos, Señor y Dios nuestro, porque en ti confiamos, y en tu nombre hemos venido contra esta multitud! ¡Tú, Señor, eres nuestro Dios! ¡No permitas que ningún mortal se alce contra ti!”

A continuación hay unos cuantos testimonios cortos (o Fruto de la Palabra) de aquellos que han escogido seguir los caminos del mundo o los caminos de Dios:

Testimonio: Una mujer vino a mi clase por la primera vez sólo una semana antes de que fuera a llevarle a su abogado la “evidencia” de la infi delidad de su esposo. El abogado dijo que si ella pudiera mostrarle esto al juez, él podría conseguirle más dinero.

La lección esa noche fue “Admirable Consejero” Sin decir una palabra en clase, ella fue a la casa y tiró la caja de zapatos llena de “evidencias” a la basura. Desde entonces, su esposo ha continuado pagando sus cuentas aunque él se casó con otra mujer. Ella todavía está orando y confi ando en Dios.

Testimonio: Una mujer joven creyó a Dios cuando ella leyó que “Él es nuestro proveedor” Cuando ella leyó los papeles del divorcio, los cuales declaraban que ella difícilmente iba a obtener sufi ciente para cubrir el pequeño pago de renta para ella y sus hijos, ella decidió que iba a continuar confi ando en Dios. Luego ella actuó por fe. Ella le dijo a su esposo que ella confi aba en él y que ella estaba segura que él ayudaría a mantenerlos como lo había hecho tan fi elmente en el pasado. Él sí continuó pagando todas las cuentas y aún le dio dinero extra para que ella lo gastara de tiempo en tiempo, ¡dinero que provenía de los ahorros de su novia!. La otra mujer y el abogado trataron de falsifi car los papeles del divorcio, pero ellos no tuvieron éxito porque Dios había vuelto el corazón de su esposo. El divorcio continuó, pero un corto tiempo después, ellos se volvieron a casar.

Testimonio: Una mujer hecha un mar de lágrimas nos contactó; su esposo le había demandado el divorcio. Ella dijo que ella también tenía una amiga que había demandado el divorcio a su esposo. Ella dijo que ella la compadeció tanto que no pudo compartir con ella que ella tenía un matrimonio con problemas también y que ella estaba confi ando en Dios para ayudarla.

Una cuantas semanas después, ella oyó un reportaje en las noticias que la estremeció: el esposo de su amiga estaba tan afl igido por el divorcio que planeó matar a su esposa antes de permitirle dejarlo. Pero la red que él había escondido atrapó su pie; él murió en el incendio que también destruyó por completo su casa.

Testimonio: Una mujer mayor vino a Ministerios Restauración (Restore Ministries) después de que su divorcio se había terminado (¡aunque una amiga le había rogado por meses que viniera!). Ella compartió con otros los efectos devastadores de la pelea en la corte. Ella recibió “todo lo que merecía”: la casa, un nuevo carro y alimentación. Sin embargo, ella ahora tiene un ex esposo que no quiere tener nada que ver con ella. Él tiene una amargura que vale miles de dólares, que la corte le hizo pagarle a ella y a su abogado de divorcio.

Testimonio: Una mujer vino a un grupo de oración (No a Ministerios Restauración) pidiendo que oraran por su futuro divorcio. Ellos oraron que Dios hiciera que el juez proveyera bien para ella y sus hijos. Dios contestó esa oración y la corte la premió con una amplia cantidad de dinero en el divorcio. Sólo unos cuantos meses después ella estaba pidiendo oración de nuevo ¡porque su esposo no había pagado un centavo!. De nuevo ellos oraron para que la corte fuera firme con su esposo. La sentencia otra vez fue a su favor.

¡Sólo una semanas después ella pidió al grupo de oración que oraran pidiendo que la policía “lo encontrara” y lo trajera de regreso para “justicia”! Él había huido a otro estado para evitar pagar. En este punto la policía lo metió a la cárcel. El grupo de oración falló al no confiar en Dios realmente para la protección de ella, para que el Señor regresara el corazón de su esposo hacia ella y le diera a él el “deseo” de proveer para su familia. “Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús” Filipenses 4:19. Sólo la manera de Dios puede traer “victoria”

Ni siga los caminos del mundo; confíe solamente en Él. Le prometo que Él nunca le defraudará. Sólo si usted transige o mira a la carne para fortaleza y protección las cosas salierán mal. Aún así puede que sea necesario el pasar por el fuego de la prueba (con Él) para alcanzar la victoria que Él tiene esperando por usted. ¿Tomará usted su cruz y lo seguirá?

¿Cuánta fe tiene usted? ¿Suficiente para tomar el paso de permitir al Señor pelear por usted sin un abogado? Mi amada hermana en Cristo, despida a su abogado y tome la mano de Jesús.

Compromiso personal: confi ar en Dios solamente. “Basada en lo que he aprendido de las Escrituras, me comprometo a confi ar en el Señor para pelear por mí en esta pelea. Despediré a mi abogado (si tengo uno) y no me presentaré en la corte (a menos que sea muestra de rebeldía legalmente)”

Si usted todavía no está convencida, mediante la Palabra de Dios, de despedir a su abogado, retirar todos los cargos que usted presentó contra su esposo, y procurar no presentarse en la corte, ¡entonces le ruego que vuelva a leer este capítulo por completo! Por favor, vaya a nuestra página de internet y lea las 15 páginas de las Preguntas Frecuentemente Hechas (PFH) acerca de por qué usted debe despedir a su abogado. Si usted todavía no está dispuesta, ¡no se moleste en leer el resto del libro! Nadie que ha fallado en hacer esto ha restaurado su matrimonio! ¡NADIE!

Por favor escriba un DIARIO con el SEÑOR sobre lo que está aprendiendo cada día por los próximos 30 Días para “Restaurar su Matrimonio”. 

Click Aquí Español: "Lo que aprendí" 30 Día RSM